martes, 17 de julio de 2012

El Sur más combativo se cita en Pirineos Sur



“El Sur combativo” era la denominación de la tercera jornada de Pirineos Sur y Fábrica de Rimas la propuesta elegida para visualizarlo. Noche complicada para una iniciativa que poco tiene que ver con las habituales y que ha surgido del laboratorio de la Asociación Cultural Fabricantes de Ideas, que desde hace años desarrolla proyectos de cooperación cultural con artistas y colectivos del Magreb y América Latina. La sesión musical se emitió por primera vez en directo vía internet a todo el mundo, símbolo de los nuevos tiempos que corren para la difusión cultural, y que Pirineos Sur puso en marcha en colaboración con la mencionada asociación madrileña, contando para ello con la complicidad de unos artistas que apuestan por otras formas de elaboración, producción, colaboración y difusión colectivas. Tiempos nuevos para contextos en continua renovación.
Minutos antes de la hora anunciada comenzó la emisión en la pantalla instalada en el escenario de Sallent de Gállego de algunos vídeos del grupo colombiano C15. A la hora prevista se produjo una conexión por videoconferencia con la ciudad de Medellín. Los integrantes de la banda no pudieron acudir a la cita pirenaica por problemas burocráticos en su país con el trámite de los pasaportes. Por ello, el grupo saludó e interpretó un par de temas en directo, que llegaron al escenario de Sallent vía internet, fusionando ritmos primarios con el soul, el funk y con todos aquellos que permiten la elaboración de rimas sobre la situación de su ciudad, su país, y el mundo, en general.
C15 es una formación con larga trayectoria, incluido el asesinato de su fundador Kolacho. Es una propuesta musical al servicio de la comunidad. En una ciudad donde la violencia era lo habitual, sus voces se han convertido en un arma de denuncia masiva contra la corrupción, la violencia -ya sea ésta del Estado o de la narcoguerrilla-.  Es una propuesta por la paz, la convivencia, la integración, el trabajo comunitario… Un excelente ejemplo del compromiso de la juventud colombiana, y la de América Latina en general, en los procesos político-sociales de sus realidades más concretas.
Tras el inicio digital vía internet- la conexión se prolongó durante toda la noche- , tocó el turno para los marroquíes de H-Kayne. El grupo de Meknes subía por segunda vez a un escenario de Pirineos Sur. Desde aquella primera del año 2007 se nota la evolución, la fuerza de una propuesta que engancha desde el primer tema. Los que tuvieron la oportunidad de verlos las dos veces comentaban de forma superlativa la valoración y desarrollo musical que han conseguido, logrando vencer con sobresaliente los problemas del lenguaje. Embajadores de Buena Voluntad de las Naciones Unidas, sus textos son un canto a la esperanza, al optimismo de una sociedad en permanente cambio que mira hacia adelante con decisión, sin necesidad de renunciar a sus señas de identidad tradicionales. Los MCs Sif L’ssane, Othman, HB2, Ter Hoor y DJ Key se ganaron con facilidad y celeridad a un público que llenaba la plaza de los Mercados del Mundo, bailaba y tarareaba los temas.
El proyecto Fábrica de Rimas contempla la presencia en cada una de sus sesiones de un artista local, el elegido en esta ocasión fue el zaragozano Dani Ro. Una propuesta alejada de los parámetros habituales del rap nacional que fue apreciada y valorada por los asistentes, de manera especial por sus incondicionales seguidores.
Cerró la noche L.E. Flaco. El madrileño, aunque natural de Argentina, tenía sin duda la labor más complicada y ardua de la noche. Integrante de una de las mejores bandas de la escena nacional Dremen en su propuesta más personal, acompañado de Nacho Edjanj y de DJ Tony Karate, apuesta por la renovación de un género quizá anclado en el pasado, que no parece evolucionar en el tiempo. Más cercano a la electrónica, experimenta con múltiples recursos con un resultado próximo a las producciones más actuales realizas en ciudades como Berlín. 
Personalidad inquieta, L.E. Flaco investiga nuevas vías y campos musicales con textos contundentes sobre la actualidad. Máquinas y micrófonos como herramientas de intervención, denuncia y educación. Mensajes introspectivos y sociales, “pase lo que pase, no te rindas”, que poco a poco fueron ganándose a un público que empezó desconcertado por una iniciativa muy alejada de los parámetros habituales del rap nacional.

Como colofón, todos los participantes improvisando colectivamente. Música como  excusa para desarrollar procesos colaborativos enriquecidos con diferentes disciplinas de la cultura urbana: breakdance, grafiti, diseño gráfico y skate que se desarrollarán en los próximos meses, pero que comenzando en Pirineos Sur su andadura. Laboratorio cultural con un marcado cariz social y educativo, potenciando la creatividad, la identidad, la diversidad, la movilidad, el intercambio, la igualdad, la solidaridad, la construcción de la paz y el fomento del conocimiento mutuo a través de la cultura hip hop. 

Una nueva iniciativa a la que Pirineos Sur no podía ser ajeno al tratarse de un festival donde la cooperación cultural es una de sus referencias. Una muestra del compromiso de artistas de lugares muy diferentes unidos por la música y por la realidad político-social que pudo visualizarse en todo el mundo desde el escenario de Sallent de Gállego. Otro paso más de un festival que poco a poco va trascendiendo a sus entornos más próximos, tanto geográficos como musicales.

No hay comentarios: