Recordando la música de Pussy Riot como arma de intervención.


0