domingo, 5 de marzo de 2017

Hedy Lamarr; la actriz más innovadora, a la vez que casi invisible




Esta actriz e inventora austriaca, nacionalizada estadounidense coinventó un sistema de comunicación secreta primer paso hacía las comunicaciones inalámbricas. Obligada a casarse mediante un matrimonio de conveniencia, con el proveedor oficial de armas para Hitler y Mussolini, huyo a Inglaterra y después a Estados Unidos, dejando atrás una relación que comentaba como de esclavitud.

Tuvo una brillantísima carrera como actriz, fingió el primer orgasmo cinematográfico en el cine comercial en la película Extasis (1933), siendo pionera en mostrar la infidelidad femenina en el celuloide, siendo por ello condenada por el Papa Pío XI.

Otra de esas mujeres casi invisibles.

Su biografía es apasionante.