lunes, 8 de agosto de 2011

Fallece Nancy Wake una de las grandes luchadoras contra los nazis y organizadora de los maquis franceses




Nota sobre Nancy Wake extraído de:


http://www.exordio.com/1939-1945/militaris/espionaje/nancy-wake.html


Nancy Wake, nació en Wellington, Nueva Zelanda en 1912, hija de Charles Augustus y Rosieur Ella Wake, siendo la menor de seis hijos. Sus padres se mudaron a Sidney, Australia, en 1914, cuando Nancy tenía 20 meses de edad. Creció y se educó en Sidney.


Nancy era mucho más joven que sus hermanos y era muy independiente. Rebelde por naturaleza lo que manifestaba abiertamente en rechazo a la extrema religiosidad de su madre. A los 20 años, salió de la casa paterna para conocer el mundo. Primero fue a Inglaterra y luego a París. Trabajó como periodista rodeándose de gente joven y cosmopolita. Fue una glamorosa vida de fiestas y viajes, que disfrutó intensamente.


Fue testigo del ascenso de Hitler, el nacionalsocialismo y el antisemitismo. En Viena vio el encadenamiento de judíos en una plaza. Esa experiencia la llevó a la firme determinación de luchar en la Resistencia Francesa.


En 1939 se casó en Marsella con el industrial francés Henri Fiocca, a quien consideró el amor de su vida. Juntos tuvieron una vida sofisticada, llena de fiestas, cenas y viajes. Vivían en un apartamento en Marsella, ubicado en una colina, desde donde se veía la bahía y el puerto. Seis meses después de su matrimonio, Alemania invadió Francia. Lentamente pero con gran resolución Nancy se fue incorporando a la lucha. En 1940 pasó de la simple observación, a la acción decidida, uniéndose a la entonces embrionaria Resistance. Su trabajo inicial fue de simple correo, llevando mensajes y comida a los grupos clandestinos en el sur de Francia.


Compró una ambulancia que usó para ayudar a los refugiados que escapaban del avance alemán. Siendo la esposa de un acaudalado industrial, le abría las puertas con facilidad en los medios oficiales del gobierno de Vichy. Logró obtener papeles con una identidad falsa que le permitieron trabajar en la Francia ocupada.


Su misión en la Resistance puso en riesgo su vida y pronto se convirtió en sospechosa de actividades ilícitas y fue puesta en observación por la Gestapo. Los agentes alemanes, intervinieron su teléfono y revisaron su correspondencia. Cambió varias veces de identidad, para eludir a los agentes de la Gestapo y por ello, la apodaron "Ratón Blanco."


En 1943, Nancy Wake encabezó la lista de los más buscados por la Gestapo, que ofreció una recompensa de 5 millones de francos para quien ayudara en su captura. La Resistance decidió que era muy riesgoso para la vida de Nancy y la envió a Londres. Se despidió de su esposo, a quien no volvió a ver más.


La fuga no fue fácil. Tuvo que hacer numerosos intentos para cruzar los Pirineos e ingresar a España. En uno de esos intentos fue capturada por las milicias francesas de Vichy e interrogada por cuatro días consecutivos. Finalmente la soltaron sin que lograran sacarle ninguna información. La Militia no relacionó a Nancy Wake con el "Ratón Blanco." Finalmente y al sexto intento logró cruzar los Pirineos y se embarcó a Inglaterra.


A la edad de 31 años, Nancy Wake fue una de las 39 mujeres y 430 hombres pertenecientes a la Sección Francesa del Special Operations Executive (SOE) que trabajó con los Maquis saboteando las instalaciones alemanas en la Francia Ocupada. Fue entrenada en el uso de armas y explosivos, defensa personal, uso de códigos y radio, supervivencia y paracaidismo nocturno. Oficialmente, las mujeres estaban asignadas a servicios de ambulancias, pues su identidad era mantenida en estricto secreto por la SOE.


En febrero de 1944, Nancy Wake y el Mayor John Farmer, otro miembro del SOE, fueron lanzados en paracaídas en la región de Auvergne en el centro de Francia con órdenes de localizar y organizar las bandas de Maquís, estableciendo depósitos de armas con los materiales que les lanzarían en paracaídas e instalando un transmisor para las comunicaciones con Inglaterra.


La misión principal de Nancy Wake, fue preparar el terreno para el día de la invasión aliada de Francia. Sus blancos principales fueron, instalaciones alemanas, convoyes y tropas que en número de 22 mil estaban acantonados en el área. Los Maquís eran entre 3 y 4 mil en esos momentos, pero una campaña de reclutamiento elevó el número a 7 mil.


En una ocasión, Nancy viajó 500 Kms en bicicleta para reemplazar los códigos de radio que fueron destruidos por un operador, para evitar que cayeran en manos de la Gestapo. Sin esos códigos no era posible comunicarse con Gran Bretaña y menos recibir pertrechos. Cubrió la distancia en 71 horas a través de campos y montañas, casi sin parar.


La zona de operaciones era un hervidero de tropas alemanas y agentes de la Gestapo tratando de desactivar los grupos de resistencia. Los enfrentamientos armados fueron muchos y sangrientos. Nancy Wake lideró el ataque a las oficinas de la Gestapo en Motucon. Mató a un centinela con sus propias manos para evitar que diera la alarma en un ataque a una fábrica de armas y en una oportunidad ejecutó a una espía alemana.


El 6 de Junio de 1944, Día-D, las tropas aliadas comenzaron el desembarco y con ello, la liberación de Francia. El día 25 de Agosto de ese mismo año, París era liberada y Nancy Wake fue a Vichy para celebrar el triunfo. El día de su llegada se enteró, que el mismo día que se despidió de Henri, fue detenido y torturado para que confesara cual era el destino de su esposa. Al no divulgar el paradero de Nancy, fue ejecutado.


Después de la guerra, Nancy Wake continuó trabajando en el SOE, estuvo en el Servicio de Inteligencia del Ministerio del Aire, hasta que en 1960, se caso con un ex prisionero de guerra británico regresando a Australia. Resultó ser el soldado australiano más condecorado de la Segunda Guerra Mundial, pero no recibió ninguna condecoración del gobierno australiano. La razón de índole legal, era que fue considerada ciudadana neozelandesa y no australiana. En 1994 rechazó entregar sus condecoraciones al Museo de Australia diciendo que ella era neozelandesa y le recordó a la prensa que mantenía su pasaporte de Nueva Zelanda, a pesar de vivir fuera de su país por 80 años.

No hay comentarios: