miércoles, 25 de enero de 2006

Musica y Compromiso en Caracas

Dentro de pocas horas se inaugura una muestra fotográfica de 45 imágenes titulada "Música y Compromiso en imágenes y palabras, una producción de Fabricantes de Ideas AC" para la Agencia Española de Cooperación Internacional.


El proyecto surgió como una necesidad de mostrar cómo la música popular es una de las facetas culturales más importantes de la actualidad y han colaborado fotografos y periodistas de ocho países.

La exposición luego viajará a Chile, Colombia, Uruguay, Argentina y Mexico.


Esta exposición es la muestra que gentes que no se conocen fisicamente pueden realizar proyectos en común a miles de kilómetros.
Más información; www.lafabricadeideas.net

martes, 24 de enero de 2006

Army Troglodytes in Spain

Editorial original de The New York Times:
Published: January 24,2006

Army Troglodytes in Spain


It is a basic principle of democracy that army officers do not publicly challenge the legitimacy of elected governments or talk about marching their troops into the capital to overturn decisions of Parliament. Yet that is just what has happened twice this month in Spain, a country whose 20th-century history compels it to take such threats seriously, even when the chances of insubordinate words' leading to insubordinate actions seems quite unlikely.


The response of the center-left government of Prime Minister José Luis Rodríguez Zapatero has been appropriately firm, including the dismissal and arrest of one of the culprits, a senior army general. Regrettably, the center-right Popular Party, the main opposition group, seems more interested in making excuses for the officers than in defending the democratic order in which it has a vital stake.


Spain's swift and smooth passage to modern democracy after the death of Francisco Franco in 1975 makes it easy to forget the horrors of the civil war and the brutal dictatorship that preceded it. Those nightmares began when right-wing army officers rebelled against an elected left-wing government they considered to be illegitimate and too deferential to regional separatists.


Spanish society, Spanish politicians and, for the most part, Spanish military officers have come a long way from that era, moderating their views and deepening their commitment to democratic give-and-take. But the Popular Party has had a hard time getting over its electoral defeat nearly two years ago, days after the terrorist bombings of commuter trains in Madrid. It has never really accepted the democratic legitimacy of that vote. It is time for the Popular Party to move ahead. Spanish democracy needs and deserves vigorous bipartisan support.

"Trogloditas en el ejercito español". Editorial de The New York Times

El diario norteamericano THE NEW YORK TIMES publica hoy un editorial en el que se refiere a la situación creada por las últimas manifestaciones de militares españoles, cuya traducción les ofrecemos a continuación.

EDITORIAL DE 'THE NEW YORK TIMES' Trogloditas del Ejército en España


24-01-2006
CADENASER.COM

El Partido Popular, el principal grupo de la oposición parece más interesado en fabricar excusas para esos oficiales que en defender el orden democrático en el cual tiene un papel vital.Un principio básico de la democracia es que el ejército no reta públicamente la legitimidad del gobierno electo ni habla de que sus tropas marchen a la capital para dar la vuelta a las decisiones del Parlamento.

Pero eso es lo que ha ocurrido dos veces este mes en España, cuya historia del siglo XX nos obliga a tomar esas amenazas en serio, incluso aunque las posibilidades de que las palabras de los insubordinados lleven a acciones de insubordinación parecen poco probables.La respuesta del gobierno de centro-izquierda del Presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido adecuadamente firme, incluyendo el cese y el arresto de uno de los que ha perpetrado esas acciones, un veterano general del ejército.


Lamentablemente, el partido de centro-derecha, el Partido Popular, el principal grupo de la oposición parece más interesado en fabricar excusas para esos oficiales que en defender el orden democrático en el cual tiene un papel vital. El rápido y suave cambio hacia la democracia moderna tras la muerte de Francisco Franco en 1975 hace fácil olvidar los horrores de la guerra civil y la brutal dictadura que las precedieron. Esas pesadillas comenzaron cuando los oficiales del ala derecha del ejército se rebelaron contra un gobierno de izquierdas al que consideraban ilegítimo y demasiado considerado hacia las regiones separatistas. La sociedad española, los políticos españoles y –en su mayor parte— los militares españoles han recorrido un largo camino desde aquella era, moderando sus puntos de vista y profundizando su compromiso con el toma y daca de la democracia.

Pero el Partido Popular está teniendo difícil superar su derrota electoral hace dos años, días después de los atentados terroristas de los trenes de Madrid. Nunca ha aceptado realmente la legitimidad democrática de aquella votacióin. Ha llegado el momento de que el Partido Popular se mire hacia adelante. La democracia española realmente necesita y merece un vigoroso apoyo bipartidista.

martes, 3 de enero de 2006

El problema de las drogas no se podrá resolver sin antes cambiar la situación dentro de Afganistán

Desde que los EEUU invadieron el país la producción ha multiplicado
Por Piotr Goncharov de la Agencia Ria Novosti.


Los narcóticos procedentes de Afganistán siguen siendo un serio problema para Rusia. Así, por ejemplo, solamente en 2005 se retiraron de la venta cuatro toneladas de heroína, toda de origen afgano. Cuatro toneladas de heroína equivalen a 40 millones de dosis. Y eso que para lograr que surja narcodependencia bastan 2-3 dosis.
Los narcóticos procedentes de Afganistán siguen siendo un serio problema para Rusia. Así, por ejemplo, solamente en 2005 se retiraron de la venta cuatro toneladas de heroína, toda de origen afgano. Cuatro toneladas de heroína equivalen a 40 millones de dosis. Y eso que para lograr que surja narcodependencia bastan 2-3 dosis.
Ya a comienzos de los años 90 en Rusia no existía problema de drogadicción como tal. En aquella época el número de quienes consumían drogas apenas pasaba de 60 mil, que eran en su mayoría personas enfermas que las necesitaban. Hoy día, en cambio, se menciona una cifra de seis millones.
Esta dinámica de crecimiento del número de consumidores de drogas en un país como nuestro puede calificarse catastrófica. Analizando las causas y la cronología de este «salto», volvemos a enfrentar el factor afgano.
Desde luego que la rápida narcotización de Rusia se debe ante todo al derrumbe de un sistema social hermético como el soviético. Se trata más bien de un colapso sufrido por los anteriores regímenes aduanero y fronterizo, así como la destrucción del medio social anterior a que la gente estaba acostumbrada. Y, como proceso paralelo, un rápido aumento de la producción de drogas en Afganistán, país antaño vecino de la URSS con una frontera común que se extendía a 2 mil 200 kilómetros, frontera que después de la desintegración de la superpotencia socialista ya casi no existe.
Las drogas se producen en Afganistán tradicionalmente. Igual de tradicional era su contrabando. Pero antes esto se hacía en forma limitada y prácticamente bajo el control de los servicios policiales de los países a que iban destinadas clandestinamente. Mas, después de la entrada del contingente militar soviético «limitado» en Afganistán la producción de drogas, estimulada por la CIA, fue en aumento.
Luego, después de la retirada de las tropas soviéticas, con la llegada al poder de los mojaheddines, que acusaban a los anteriores dirigentes prosoviéticos de connivencia con los narconegocios, la producción de opiáceos aumentó en flecha. Mientras que en 1992 (año en que los mojaheddines llegaron al poder) la producción global de opio se mantuvo a un nivel de 1,800 – 1,900 toneladas al año, lo que equivale 180 – 190 toneladas de heroína, ya en 1994 la cosecha de opio crudo excedió 3,400 toneladas.
Veamos cómo anda la situación ahora. Pues no es mejor que en 1994. Según datos en poder de la ONU, el año pasado en Afganistán se produjo 4,200 toneladas de opio crudo (cantidad equivalente a 420 toneladas de heroína) y este año saliente, algo menos de 4,100 toneladas.
Para ser justos hemos de constatar que los propios afganos jamás han admitido los datos presentados pro la ONU, considerándolos algo exagerados. Ello se nota si se compara los datos de la ONU con los datos, facilitados por, digamos, la Comisión Suprema Antidroga de Afganistán. Hemos de admitir que los datos presentados por la comisión afgana están mejor argumentados que los de la ONU.
Pero eso son detalles. Lo más importante es otro, a saber: ¿existen mecanismos capaces de frenar el flujo de narcóticos afganos, un tercio de los cuales (que, según datos de la ONU, son 110 – 120 toneladas de heroína) todos los años siguen la Ruta Norte (Afganistán – Asia Central – Rusia) hacia Europa?
Dentro de Afganistán estos mecanismos no existen. Hoy día Afganistán no es capaz de resolver este problema ni económicamente ni por la fuerza. Los reproches que a través de los medios de comunicación rusos los servicios secretos de Rusia dirigen a las fuerzas de la coalición antiterrorista al mando de EE.UU. y hacia las fuerzas ISAF que operan en Afganistán, acusándolas de que no destruyen sembrados de adormidera opiácea, no parecen muy procedentes.
Para realizar operaciones de este tipo se necesita un mandato especial de la ONU. Lo mismo se refiere a la misión ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad de Afganistán) cuyas actividades se ven limitadas a las funciones policíacas. De momento ni EE.UU., que encabeza la coalición antiterrorista, ni los dirigentes de la OTAN que encabezan la ISAF, no han expresado mucho deseo de obtener ese mandato y difícilmente lo expresarán. Y es lógico pues ¿para qué complicar las ya de por sí difíciles relaciones con la población local, sin disponer fuerzas suficientes para ello?
En Afganistán son de 3 a 4 millones de personas, incluidos los que trafican con drogas y recogen opio, que se ganan la vida gracias a las drogas. Añádase a este numeroso ejército las bandas de los señores de la guerra que no todos andan desarmados y que protegiendo estos negocios cobran su 10% que les corresponde. Por lo tanto, en Afganistán hay quienes podrán defender el negocio del opio, siendo imposible resolver el problema de un hachazo.
Por otra parte, hay quienes piensan en Kabul que dentro de 10 ó, como máximo, 15 años Afganistán sí podrá resolverlo.
Hace poco, en una reunión del Gobierno de ese país se adoptó una nueva ley de lucha contra el narcotráfico. La ley no sólo define claramente el papel y las funciones de diversos organismos estatales encargados de combatir el narcotráfico sino que establece penas por la actitud connivente con los narcotraficantes en los órganos de Estado.
La ley le otorga a la policía el derecho de escuchar, con autorización judicial, conferencias telefónicas y ver mensajes electrónicos de los sospechosos de narcotráfico. Según otro artículo de la ley, los bienes adquiridos por el narcotráfico se confiscarán a favor del Estado. La ley fue creada según el modelo occidental, teniendo en cuenta las realidades locales, por expertos de Afganistán, la ONU, EE.UU. y Gran Bretaña.
Pero la ley acaba de ser promulgada. Hoy día pueden considerarse como único mecanismo activo destinado a poner coto al narcotráfico los «cinturones antidroga» que se creen en torno a Afganistán a iniciativa de Rusia y mayormente gracias a sus esfuerzos. Al decir de Víctor Cherkasov, director del Servicio Federal de Control del Narcotráfico en Rusia, el «cinturón de seguridad» no supone cavar trincheras o construir fortines o poner alambradas de púas alrededor de Afganistán.
Es, ante todo, un sistema de intercambio de información a base de la cual actuarán los guardafronteras y los servicios antidroga de los países que limitan con Afganistán. Según él, estos últimos tiempos esta cooperación se desarrolla con éxito. Así, por ejemplo, representantes de Irán y Pakistán participaron en la operación especial «Canal’2005» que se ha realizado este año.
También se desarrollan activamente los contactos que los servicios antidroga de estos países mantienen con Rusia, gracias a lo cual Rusia ha logrado disminuir en cierta medida la penetración de narcóticos afganos en el mercado interno de Rusia. Mas, en opinión de Cherkasov, ningún «cinturón de seguridad» alrededor de Afganistán podrá resolver este problema sin antes cambiar la situación dentro de ese país.

Piotr Goncharov analista de RIA Novosti.
Enviado desde www.redvoltaire.net, el lunes 2 de enero de 2006

Un poco mas de lo mismo, o no?

Finalizado el 2005 comienza el 2006 con un poco más de lo mismo, pero sin tanto humos. En La Latina solo he visto dos locales donde no se permite fumar. Es de suponer que con el tiempo se extenderá la medida, pero esto es lo que hay. Ya se sabe los cambios siempre asustan y es más fácil conservar lo que se tiene que aventurarse por nuevos caminos.


Estos días he visitado poco el e-mail pero con las pocas visitas realizadas me sorprende la cantidad de mensajes intentando vender viagras, los phising –los del Banco Popular deben estar hasta los mismos de ellos, y la cantidad de correos, supuestos, del FBI y la CIA informando que hemos visitado más de 30 webs catalogadas de peligrosas. Si las películas de Almodóvar las califican como X, cualquier cosa puede ser entonces peligrosa.


Aunque no he estado muy operativo y activo no puedo, y no quiero, eludir los mensajes SMS la imaginación de todos y todas no deja de ser sorprendente. Como ejemplo el siguiente recibido por una compañera de una buena amiga: “Dios esta mandado un sms navideño a todas las santas, te llegó ya?. A mi tampoco, la jodimos por putas. FELIZ NAVIDAD”. Los buenos deseos celestiales solo son para unas y unos pocos, para aquellos que se los han merecido.
Si piensas regalar algo en estos días procura que sea una biogarfia o algo que haga referencia al papel de las mujeres en el música. Muchas de sus desconocidas vidas deberían por lo menos difundirse para saber realmente la importancia de su labor. Hildegarda de Bingen , Beatriz de Nazaret, María del Rosario Fernández "La Tirana", Bessie Smith, Ma Rainey, Billie Holiday o Janis Joplin, solo son algunos de esos nombres. Después de conocerlas seguro que ves la música de diferente manera.