martes, 4 de abril de 2017

Cuentos indígenas mejicanos: Tlahuica. La Bruja


Gabriela Badillo Sánchez, directora de la productora Combo ha iniciado un proyecto para preservar las lenguas indígenas de México y darlas a conocer, pues "nadie puede amar lo que no conoce", a través de cortos de animación se rescatan relatos ancestrales de las diferentes etnias mexicanas.

Basada en un cuento de tradición oral tlahuica 
Lengua Tlahuica, Estado de México
Tlahuica. La Bruja
Versión tlahuica
“Wire natzu”
Ñebesinus telumboyaya mbopitjoru wetunant’si, peru weltuma tyutyemboya, ñelbesinu ñembali nkuenta pupøly a chops ntsipy wire betjo.
Jo kimba pilbiaje mupøly ntsipy porke temilkulia peru tuxipø ñebesinu ama okua tupøndy welchju temitujɇ, jo kimdo kitye mut’e ntsipy, ñebesinu tuxipø, kach’ kimba pilbiaje, ¿tyela ntsipy mucho mupøly paktjo? ¿tyela? ¿Pus mbo kjuebe mbali nkuenta?
Mbla jia tyulol pøly, mupøly ntsipy, jo kimdoki tyuajty natatsindzi, jo tyetu kut’u tekmubali jo t’aku ñetsi, ligt’ɇ lumbali nkuenta, mbo kunutlek’o mbali nkuenta pus nbiendu ke ligt’ɇ ñechju ñemuñɇ, mbokituñu kjuiñe ñeautorida.
¡¡¡mbøre kjuebekjo mbali nkuenta porke mpjieru beenda!!!
Versión en castellano

En el pueblo se decía que existía una bruja, aunque su esposo no lo supiera.

Cuando el señor se iba de viaje se veía la lumbre, y los vecinos le decían que algo raro hacía su esposa.

Pero cuando el regresaba ya no había lumbre.

Un día, él la espió y vio que sí había lumbre.

Entonces, cuando regresó le pidió de comer. Pero ella le dijo que no podía porque le dolían sus pies. Fue así como se dio cuenta de que ya no tenía pies.

Y así nos dimos cuenta de que existe la maldad.

No hay comentarios: