sábado, 11 de marzo de 2017

Cuentos indígenas mejicanos: Huichol. El primer amanecer


Gabriela Badillo Sánchez, directora de la productora Combo ha iniciado un proyecto para preservar las lenguas indígenas de México y darlas a conocer, pues "nadie puede amar lo que no conoce", a través de cortos de animación se rescatan relatos ancestrales de las diferentes etnias mexicanas.

Basado en un cuento huichol de tradición oral
Lengua: Huichol del este de Jalisco

Huichol. El primer amanecer
Versión wixárika

Mat+ari muka he k+arix+ tsíe mieme
Me p+teku xaata kename meri pait+, ta ´iwat+arima me hayek+ reyetewakaku haramara tsíe,
´Etsiwa xeik+a ´u hek+akaku metserik+, tsiere x+rawe tsixi wahek+.
Kaka+yari tsixi, meteuti xaataka, tats+arí mem+ye huukaik+ ta matsi kauyumari me heuwaut+kait+, h++ri tsíe pait+.
´Emeteu tewit+rí me ´u huut+, h+ri tsíe rí me heta ´ax+aku, ta matsi kauyumari yu xa+tá peyuyetua me mimienik+, m+k+ tari ´iyarieya hikuri pat+a. ´Anatari yatiuy+ku, tats+arí meetsa m+y+ane yu niwé p+yetua, ka heuniereme, tsiere ´uti ´+tsaiwame, tsiere kwinimieme reuta m+iweme, m+k+ ´ana taipa me peih+a, yatíu h++yaku táu puti nuiwax+, tats+arí ta yéu.
´Ik+ ´ana mat+ari te weweiyamete máxa me pumi, tsiere ´ana mat+ari puku hek+arix+.
´+pa+ mep+te ku xaata Wixaritari.


Versión en castellano

Cuentan que hace muchos años, cuando la luz de la luna y las estrellas eran las únicas que iluminaban a nuestro planeta, los antepasados salieron del mar.

Los dioses formaron el primer grupo de jicareros en busca de un venado y el cerro del Amanecer. Cuando llegaron al cerro, un venado se ofreció voluntariamente y su corazón se convirtió en peyote.

Entonces, la luna entregó a su hijo, un niño ciego y cojo, pero muy buen cazador, quien al arrojarse al fuego  y atravesar el inframundo resurgió como el Sol, nuestro padre Tayau.

Fue así el nacimiento de la primera cacería y el primer amanecer.

Así lo cuentan los wixárika.

No hay comentarios: