miércoles, 18 de enero de 2017

¿Por qué no lo puedo matar? Si de todas maneras vamos a morir: El caso Marc Dutroux


Los asesinos en serie nos repugnan y fascinan, pueden ser nuestros vecinos, cualquiera de las personas con las que nos cruzamos por la calle.

En agosto de 1996 fue detenido Marc Dutroux "El Monstruo de Bélgica", entre 1995 y 1996 secuestró, torturó y abuso sexualmente de 6 niñas y adolescentes, además grabó vídeos pornográficos. A 4 de ellas las mató, las otras 2 fueron liberadas tras su detención.

Su caso, con errores policiales y la historia de una red de pedofilia, supuso el final de la inocencia de las desapariciones de niñas en Bélgica, con protestas sociales incluidas.

Era reincidente, junto a su mujer Martín, del secuestro, tortura y abuso de niñas, y en las investigaciones iniciales de 1995 fue registrada una de sus casas, donde escondía a sus víctimas en una celda cuya entrada estaba disimulada con una pared con estantería. Celda de la que había hablado con un confidente de la policía, así como de secuestrar a niñas.

En 2004 fue condenado a cadena perpetua, su mujer Martín y un cómplice Lelièvre fueron condenados a 30 y 25 años respectivamente.

No hay comentarios: