domingo, 22 de enero de 2017

Celebremos con la música de Sona Jobarteh el fin de la dictadura en Gambia. Mucho por hacer.


Ayer abandonó Gambia Yahya Jammeh, dictador que perdió las elecciones el pasado 1 de diciembre y que se negaba a dejar el cargo. Acogido por Guinea Conakry un lugar del que guardo los mejores recuerdos, no está claro si este será su destino final.

Acaba una dictadura de 22 años de nulas libertades, represión, cadena perpetua para homosexuales, y una parte de su población más joven exilada, se calcula que salieron del país en las última semanas una cuarenta y cinco mi personas.

El presidente electo tuvo que jurar su cargo en la vecina Senegal, ante la negativa del dictador a reconocer su derrota creando una confrontación regional que podría haber acabado en conflicto armado.

Los mejores deseos para una población que no se merece estar dirigida por personajes como el que ayer tomó camino del exilio. Celebrémoslo con la música de Sona Jobarteh