sábado, 14 de enero de 2017

Un día como hoy Graham Bell patentó el teléfono Gloria Fuertes aprovecha la ocasiona para hablar sobre poesía de guardia


POETA DE GUARDIA

... ¡Otra noche más! ¡Qué aburrimiento!
¡Si al menos alguien llamase llamara o llamaría! ...
¡La portera! que si su nieta pare,
y recordase que soy puericultora...
O un borracho de amor con delirium tremendo...

o alguna señorita de aborto provocado
o alguna prostituta con navaja en la ingle
o algún quinqui fugado...

o cualquier conocido que por fin decidiera suicidarse...

o conferencia internacional...
(esto sería bomba -pacifista-) .

O que la radio dijera finamente:
«¡La guerra del Vietnam ha terminado!»
«El porqué de estar solo ya se sabe.»
O «el cáncer descubierto».

Y nadie suena, o quema,  o hiela o llama
en esta noche,
en la que,
como en casi todas,
soy poeta de guardia.


De Poeta de guardia, El Bardo, 1968.

No hay comentarios: