domingo, 28 de febrero de 2016

Aunque seguramente esta sea la canción más popular Tony Christie



Hace 44 años triunfaba esta canción en España "I did what I did for Maria" (Tony Christie")


Recordando al tangerino Ángel Vázquez, incluido recordatorio de Eduardo Haro Ibars, en el aniversario de su muerte.


Hace un par de días se cumplió el aniversario de la muerte de Ángel Vázquez. Una madrugada del 25 al 26 de febrero, de hace treinta y seis años, nos dejaba en una pensión en el número 98 de la vecina calle de Atocha, solo y abandonado.

Todos tenemos ciudades a las que amamos u odiamos para mi Tánger es una de las primeras. Seguramente como Bogotá, Lisboa o Santiago de Cuba. La ciudad norteafricana siempre me cautivó. Uno de esos lugares a los que es obligado regresar más pronto que tarde. Patear sus calles, rincones y sobre todo su cafés. Acercarse al lugar donde se acababa el mundo, para los griegos y comenzaba otro a descubrir. Perderse en el Zoco Chico, acudir a su Filmoteca, desayunar en el Café Fuentes o echar una partida de parchís en el Navegantes.

No creo que tenga que ver mucho con ello que mis padres se casarán allí o que mis hermanos amanecieran allá, o quizás sí. Sea lo que sea siempre está presente, me acerco a ella desde la distancia. Seguramente la lectura de La vida perra de Juanito Narboni  influyera mucho en esa seducción. Como las tardes de té, lectura y compañía en la terraza del Hotel Continental, mientras se echa el cierre al día y el último ferry parte para la península y otros esperan el último que procede de ella.

Ángel Vázquez nos dejó y hoy sigue siendo un gran desconocido para la mayoría. Narboni, como Tiempo de Silencio o El Jarama, es una novela imprescindible, muestra de la mejor literatura del siglo pasado. Su lectura nos enamoró de la ciudad, pero también de la escritura, el disfrute de la narración, la pasión de las letras. Del reconocimiento de la historia. La de otros y la nuestra. La colectiva y la individual.

Quizás sea nuestro último escritor que con el paso del tiempo se convertirá en mito. La quema de dos novelas inacabadas antes de fallecer harán crecer la fábula. Pero por encima de todo está el legado dejado.

Una persona que compartió muchas jornadas tangerinas relataba así su escritura desde la desparecida revista Triunfo, un 8 de marzo de 1980: “La novelística de Ángel Vázquez está centrada, desde sus primeras letras publicadas, en diversos aspectos de la vida tangerina. No hablo, claro está, de esa ciudad que tenemos tendencia a asociar con espionaje, contrabando y orgias cosmopolitas, sino de la ciudad verdadera, compleja y humana, que él conoció y vivió como nadie”. Quién así lo narraba es otra de esas personas relevantes hoy también ignorada Eduardo Haro Ibars.


Mientras escribo este breve texto suenan las canciones sefardíes de Joaquín Díaz, algunas de ellas seguramente las escucharon, y quizás se puedan escuchar, no lejos del aquellos pasajes narrados por uno, recordado por otros. 

Documentos RNE "Angel Vázquez - Vida Perra Juanita Narboni-14-04-08/34713/

Philip Glass "Kepler - Act I - VI. Gryphius 2"


miércoles, 24 de febrero de 2016

Nos dejó Rey Caney, el último que nos quedaba de los fundadores de la Vieja Trova Santiaguera



En la calle Dolores esquina con Calzada de Lucero en La Habana se encontraba el Club Alibar, hoy reconvertido en un espacio para turistas, escaso reconocimiento para su legado artístico-musical. Era un espacio donde poder ver a la Orquesta Antillana de Moisés Alfonso, La Típica de Alfonsín Quintana o al Conjunto de Roberto Faz junto a vedettes y cancioneros como René Cabal, el Tenor de la Antillas compartiendo escenario con “la legítima estrella de la canción española” Pablito del Río entre otras figuras internacionales. Pases a diario a las 12,30 y 02,30 de la madrugada.

Era uno de los muchos clubs nocturnos habaneros, como el Palermo, entre Amistad y San Miguel, Las Vegas, Sierra Club, Rumba Palace, Habana 1900, Club Nacional, no confundir con el hotel, Pensylvania o Night and Day larga lista de lugares de encuentro donde disfrutar de la mejor música y compañía.

El club de Arroyo Naranjo se hizo muy popular ya que formaba parte de su elenco artístico Benny Moré, sin duda alguna el mayor artista que ha dado la isla. Pocos conocen que cuando El Bárbaro del Ritmo, como era apodado, tenía que ausentarse por giras y compromisos, fuera de la ciudad, era sustituido por el joven Reinaldo Hierrezuelo, conocido artísticamente como Rey Caney.


Era hermano de Lorenzo que compartió escena con  María Teresa Vera, la gran fémina de la música cubana. Juntos estuvieron en Los Compadres, Reynaldo sustituyó a Compay Segundo cuando este dejó el grupo, dando forma a un dúo muy reconocido por la manera de interpretar sones, guarachas y boleros lo que les permitió recorrer escenarios de medio mundo.


Su hermana Caridad también fue una gran guarachera. Tuve el honor de que participase en la presentación de mi primer libro en la añorada Sala Suristán en Madrid. Una noche mágica, llena de emociones y reencuentros de barrio, trabajo, estudios. Siempre recordaré a una compañera de la televisión, amante del indie incipiente, en lágrima viva mientras escuchaba “Quiero hablar contigo” la extraordinaria canción de Carlos Puebla nucna suficientemente divulgada.


Pero Reinaldo fue mucho más. Formó parte de una de las grandes bandas de la música latina de siempre, La Sonora Matancera. La banda de Matanzas fundada en 1924 tuvo entre sus cantantes a Bienvenido Granda, Leito Sureda, Roberto Planas, Roberto Torres o Celia Cruz, y también al mulato santiaguero.


Durante un tiempo compartió dirección artística de El Cuarteto Patria junto a su primo Pancho Cobas, que posteriormente dirigiría Eliades Ochoa, y nosotros realmente le conocimos formando parte de aquella banda irrepetible Vieja Trova Santiaguera de la que forma parte, además de con Cobas, con Reinaldo Creagh, Aristóteles Limonta y Amado Machado, todos ellos nos han dejado. En total seis disco imprescindibles editados Nubenegra, quien los dio vida y Virgin.


La última aportación de Reynaldo a la música, entre nosotros, fue “Enamorado de la vida”. Lo grabamos en La Habana, en los estudios de Pablo Milanés, en febrero de 1999. Un  total de catorce canciones que formaron parte de su vida, de su historia, de  Cuba, de la música. La mayoría de su propia autoría “Hay compadre para rato”, “El idioma del amor”, “Estoy enamorado de la vida” o “Ajo, cebolla y tomate” otras de personas a las que admiraba profundamente; Ernesto Lecuona “Noche azul”, Armando Dufflo “Rumba caliente” o Enrique González “El que usted conoce no soy yo” tuve el lujo de producirlo, de aprender y compartir días difíciles de olvidar. Grabación de día, postproducción compleja de noche.



Era un enamorado de la vida, de sus amigos, de la música, pero especialmente de de Migdalia, su compañera. Ayer nos dejó, pero su música y sus recuerdos siempre nos acompañaran.


jueves, 18 de febrero de 2016

Rompiendo tópicos sobre Tánger con Domingo del Pino

Teatro Cervantes de Tanger. Foto: Red Marruecos.
Teatro Cervantes de Tánger. Foto: Red Marruecos.
Conversación publicada el 16 de este mes en El Asombario
Domingo del Pino es una escuela de periodismo, donde mirar y aprender. Se considera tangerino, aunque nació en Barcelona. De familia republicana, puede considerarse el preso político más joven de España, ya que, al poco de nacer, su madre fue represaliada por el régimen del general Franco con pena de cárcel. Su web sobre Tánger es la vía más certera para aproximarnos a una ciudad llena de historias, tópicos y utopías, que él lleva en elcorazón y España en lo más profundo de su historia. Hablamos con él sobre qué queda de las relaciones hispano-tangerinas.
Pasó su juventud entre Sevilla y Tánger. Viajó a Alemania y a Cuba, donde trabajó con el Ché Guevara, y fue corresponsal en Argelia y Marruecos. Sus relatos en El País, a finales de los setenta y en los ochenta, nos aproximaron a un Magreb cercano y desconocido, lo mismo que sigue haciendo en la actualidad desde la web Tánger y otras utopías.
La reciente noticia sobre el traspaso de la gestión del Gran Teatro Cervantes de Tángerde manos españolas a las autoridades marroquíes nos sirve de gancho para hablar con Domingo del Pino de muchos de los tópicos en los que muchos caemos al hablar de una ciudad que sigue enamorando.
El Gran Teatro Cervantes de Tánger pasa a ser rehabilitado / gestionado por la administración marroquí, cedido por el Gobierno de España. ¿Se cierra así la presencia española en la ciudad?
No. En absoluto. La presencia española en la ciudad de Tánger no se ha limitado nunca al teatro Cervantes y ni siquiera éste ha sido lo más importante de esa presencia, aunque emocionalmente nos llegué de muy cerca a varias generaciones de tangerinos, algunos de los cuales, como es mi caso, hemos podido asistir en él a la representación de numerosas obras de teatro, zarzuelas y otras manifestaciones. Sigue la labor educativa a través de los centros españoles de enseñanza más el Centro Cervantes, que lleva a cabo una intensa actividad de promoción de la cultura española.
¿Se convertirá en otro gran centro comercial, los verdaderos ‘centros culturales’ de este siglo?
Lo que ocurra en adelante con el Teatro Cervantes es asunto de la ciudad de Tánger y del Gobierno marroquí, pero dudo que se pueda convertir en otro gran centro comercial, tanto porque primero será necesario saber si se puede recuperar la estructura y segundo por la inadecuación del edificio a las posibles necesidades de un centro comercial. Discrepo de calificar a los centros comerciales como los “verdaderos centros culturales de este siglo.” Los centros comerciales son eso, centros comerciales. Algunos han añadido espectáculos como cine, retransmisiones televisadas de conciertos, óperas y obras de teatro para proporcionarles mayor atractivo comercial, pero no suscribo que sean centros culturales de este siglo.
¿Qué significó el Teatro Cervantes para la comunidad hispana durante más de un siglo?
Durante por lo menos medio siglo, desde su inauguración en 1913, el Teatro Cervantes fue un aglutinante para la comunidad hispana instalada en la ciudad, sometida por otra parte a una competencia cultural de gran importancia de otros países, sobre todo de Francia, Estados Unidos y Reino Unido, que también proporcionaron a los tangerinos una oferta cultural de primera importancia. En lo que a mí respecta quiero rendir un homenaje al livre poche francés, una iniciativa que puso al alcance de todos los bolsillos lo mejor de la literatura del siglo XX, y a los liceos franceses la oportunidad brindada a muchos españoles de recibir una enseñanza laica, mixta y de calidad. Pero existían también bibliotecas, además de la española, como la Americana, una de las más frecuentadas por todas la nacionalidades en la ciudad, y la francesa, que ofrecía, ya en la segunda mitad del siglo XX, la mejor música en préstamo. Quiero subrayar que en mi opinión esta competencia cultural entre países nos hizo a los tangerinos más universales, mas abiertos al resto del mundo y más abiertos a la diversidad.
¿Y para la internacional?
Pues para las otras comunidades radicadas en Tánger creo que el Cervantes les familiarizó con la cultura española y, al menos durante los 30 primeros años de su existencia, con lo mejor y más democrático de nuestras manifestaciones culturales y nuestros personajes de cultura.
El abandono del Cervantes no es casualidad. Espacios como los cines París, Goya, Mauritania, Alcázar… han corrido igual suerte; en ruinas, abandonados, cerrados…, sin que a nadie parezca interesar una historia, la de esta ciudad, tan ligada a nosotros… ¿Cuáles pueden ser las causas del abandono, además de las económicas?
Creo que no hay que dramatizar. El traspaso a Marruecos del Teatro Cervantes, como los otros centros que menciona, los cines París, Goya, Mauritania, Alcázar, entra dentro de la lógica y lo previsible al concluir una situación colonial y la internacionalización de la ciudad de Tánger, y es el auténtico final de la colonización cultural de un sitio llamado Tánger. No importa la relevancia que haya tenido la ciudad en el plano cultural. Lo cierto es que en Marruecos existe desde su independencia una nueva situación, un nuevo poder, un pueblo que ha recuperado su soberanía, y la soberanía incluye a la cultura.
¿El abandono, el olvido, los cierres son las lógicas de una política cultural errática de nuestros gobiernos en las antiguas administraciones españolas?
Que el Gobierno marroquí haya recuperado el Cervantes y todos los otros centros culturales que ha mencionado es, a mi entender, independiente de si hubo políticas erráticas de los Gobiernos españoles o no. Pienso que errores sí hubo. Lo digo pensando en las políticas culturales hasta los años setenta. Lo más sobresaliente de esos errores o deficiencias de la acción española es, creo yo, que no logramos que surgiera una élite marroquí hispanófila e hispanófila. Pienso que ahora, sobre todo con los centros educacionales y el Instituto Cervantes, se ha empezado a revertir la situación, pero todos sabemos lo duraderas que son las percepciones y que cambian más despacio que la realidad cultural sobre el terreno.
¿Aquel “patriotismo” que nos llevaba a competir con Francia para “españolizar Tánger” era real o imaginario?
Yo creo que esa competencia era más que nada retórica. Era una forma de culpabilizar al otro, en este caso a los franceses, de las insuficiencias de la acción comercial, industrial y política española en Marruecos, muy por detrás, hasta los años setenta/ochenta, de la francesa.
¿Era sólo económico?
No. No era sólo económico. Debería bastarnos con recordar lo que fue España hasta poco después de la llamada Transición Democrática para comprender las enormes carencias en todos los ámbitos, el democrático incluido, de España.
Olvido también de personas como Ángel Vázquez, los Sanz de Soto, José Hernández, Antonio Fuentes… No existen, no se estudian, no se divulgan…
Pienso que no hay que exagerar a ese respecto. Que yo sepa, Antonio Vázquez tiene un cierto reconocimiento en Marruecos a pesar de que sólo una de sus obras, La Vida Perra de Juanita Narboni, tiene ambientación marroquí, especialmente judeo-marroquí. En cuanto a “los Sanz de Soto”, en realidad estamos hablando tan solo de Emilio Sanz de Soto. Emilio era un ser humano extraordinario, un excelente crítico y un fino articulista, pero no ha dejado ninguna obra escrita, de esas que sobreviven a sus autores, y su historia del cine, en la que le vi trabajar toda su vida, nunca vio la luz. La crueldad del recuerdo y de la memoria radica en que no se recuerdan las palabras ni las bondades del personaje, sino solo su obra. El caso de nuestro fallecido amigo el pintor Pepe Hernández es paradigmático de la simbiosis entre el hombre, el artista, y su ciudad. La familia de Pepe Hernández llegó a Tánger a finales del siglo XVIII. Pepe pasó allí toda su juventud y desde su ventana del Paseos Cenarro pudo contemplar y asimilar todos aquellos misterios ocultos y visibles de la ciudad. Fue siempre muy conocido y querido en la ciudad y quizá su obra refleja en cierto modo el submundo irrreal e intangible que flotaba en la ciudad. En todo caso, nunca se desvinculó de su patria chica, ni sus otros compatriotas nunca le desvincularon a él.
De medios de comunicación como los diarios ‘España’, ‘Democracia’, ‘El Heraldo de Marruecos’, ‘La Gaceta de África’… ¿Nada es casual?
No entiendo la pregunta, aunque si se refiere a su desaparición, pues les ha ocurrido lo mismo que a toda la prensa extranjera -de propiedad y de proyección política- que se publicó en Marruecos hasta la independencia. La historia las fagocitó como no podía ser de otra manera.
Una ciudad donde convivían nacionales y republicanos, fascistas y anarquistas… ¿Existió violencia real entre los españoles? ¿Cómo convivían las dos Españas?
Lamento discrepar tanto, pero yo no creo en las dos Españas. Yo sólo he conocido una España en la que siempre parece que hubo dos bandos: ricos y pobres, demócratas y reaccionarios. Pero es cierto que esas dos Españas, como las has llamado, convivieron muy mal a partir de 1940, cuando las tropas de Franco ocuparon la ciudad de Tánger, en la ilusoria creencia de que un triunfo de la Alemania nazi y la Italia fascista iba a permitir que Tánger se convirtiese en el centro de un sueño eminentemente falangista de un gran Magreb español que incluiría todas las posesiones que históricamente España dominó en el Norte de África. El mismo día de la entrada de las tropas españolas en Tánger, cientos de españoles salieron disparados para el Marruecos francés. Si Tánger no llegó a convertirse en un ersatz de la España franquista, en los años breves que duró la ocupación, se lo debemos al régimen internacional de la ciudad.
Espías, asesinatos, borrachos, drogas, homosexualidad, machismos… en pleno franquismo, pero también un exilio político y económico. Muchos que no pudieron emigrar a América lo hicieron allí al ser más barato el viaje… ¿Todo ello sigue oculto?
En esa presentación de la pregunta existe mucho de romance. Es verdad que en Tánger hubo todo eso, sobre todo en los turbulentos años de la Segunda Guerra Mundial, pero la falta de libertad, y entre ellas la libertad sexual, en la España franquista, es la que hizo que la normalidad de Tánger fuese percibida en la España nacional-católica como un foco de inmoralidad de la que, por cierto, aquella España no estaba exenta, sólo que lo reprimía.
Algunas publicaciones como las de Alberto España tampoco han visto la luz…
Bueno, La Pequeña Historia de Tánger, su primer y que yo sepa único libro, lo compré, lo leí y hablé de él en tertulias en Tánger. Sus Memorias nunca fueron publicadas en vida, aunque ahora sus familiares y herederos han tenido la gentileza de digitalizarlas y ponerlas al alcance de todos en Internet.
Tánger es una ciudad de películas, de muchas y diferentes… Franceses, británicos, la generación ‘beta’… Todos exhiben con orgullo su presencia en la ciudad, España la silencia, la oculta… ¿Tiene sentido olvidar la historia?
Olvidar la historia no tiene ningún sentido, porque la historia acaba siempre por imponerse. Dicho esto, a mí me parece que nadie la oculta ni la intenta silenciar. La historia depende mucho de los historiadores y de quienes vivieron en alguna de sus etapas. En la Biblioteca Nacional existe más de un centenar de libros sobre Tánger, y Tánger sigue siendo un tema inagotable en la novelística y en la historia española actual. Puede que las haya, pero yo no conozco ninguna presencia española en el extranjero que tenga más aficionados, más clubes y más encuentros entre supervivientes, que la de aquel Tánger español.
¿Hay que volver a Tánger?
Esta es una opción muy personal, pero en lo que a mí respecta, yo siempre estoy dispuesto a volver a Tánger para reencontrar aquellos pasos perdidos de nuestra historia y de nuestra presencia fuera de España.
¿Qué hay que visitar que no esté en las guías turísticas?
Como es lógico, las sensaciones y las emociones no figuran nunca en las guías turísticas y en realidad sólo les interesan a quienes comparten las mismas experiencias vitales. Pero la ciudad ha cambiado enormemente desde aquellos años gloriosos de nuestra memoria de tangerinos. Ahora sólo podemos decir, frente a terrenos baldíos o nuevas urbanizaciones, aquí vivía yo; aquí estaba mi casa; allá el bakalito donde comprábamos. Son experiencias muy personales y me atrevería a decir que intransferibles.

sábado, 13 de febrero de 2016

"La Befania - La bruja de los reyes magos" poema de Giovanni Pascoli



Giovanni Pascoli (San Mauro di Romagna , 31 de diciembre de 1855 – Bolonia, 6 de abril de 1912). Considerado como uno de los mayores poetas italianos de finales del siglo XIX.

LA BEFANA
LA BRUJA DE LOS REYES MAGOS


Llega, llega la brujita
lega desde las montañas en la noche profunda
¡Qué cansada está! La rodea
el hielo, la nieve y la niebla.

Llega la brujita
tiene las manos cruzadas en el pecho
y la nieve es su manto
y el hielo su panel
y el viento su voz.

Tiene las manos cruzadas en el pecho
y se acerca poco a poco a la cabaña
mira, escucha
a veces cerca, otros veces lejos
poco a poco, poco a poco.

¿Qué hay dentro de esta casa?
Un frágil cuerpecito
todo está tranquilo, todo está oscuro
una luz pasa y brilla.

¿Qué hay dentro de esta casa?
Mira y mira…tres camas
con tres niños que duermen, dulces
mira y mira…en la cabecera
hay tres medias largas y finas.
¡ah! tres medias y tres camas.

La luz brilla y desciende
y cruje la escalera
la luz brilla y sube
y se mueven las cortinas.

¿Quién sube? ¿Quién baja?
La madre baja con sus regalos
sube con su sonrisa.
La luz arde en su rostro
como el faro de la iglesia,

la madre ha bajado con sus regalos.
La brujita de los Reyes Magos está en la ventana
escucha, ve y se aleja.

Pasa con la brisa
por la gran calle
tiembla en cada puerta y en cada ventana.
¿Y qué hay en la cabaña?
Un suspiro prolongado.

Alguna llama de fuego
ilumina todavía la chimenea.

Pero ¿qué hay en la cabaña?
mira y ve tres pequeños platos
con tres niños dulces que duermen,
entre las cenizas y los carbones,
hay tres zapatillas consumidas.

Si tres zapatillas y tres colchones…

La madre vigila y cose
suspirando y bostezando
y de vez en cuando ve
aquellas zapatillas en fila
vigila, llora, suspira y zurce.

La brujita escucha y llora:
huye a la montaña, es ya la aurora.
Aquella madre se lamenta
al ver los niños sin más nada.

La brujita de los Reyes Magos mira y escucha,
La brujita está en la montaña
lo que observa es lo que vio
algunos lloran otros ríen.

Ella tiene nubes en la frente
mientras se queda es la áspera montaña.

Soledad Vélez "Jeanette"



The Sway Machinery "My Angel's House"


viernes, 12 de febrero de 2016

Agente Provocador nº1.


Preparado para disfrutar del número 1, en papel, de este nuevo proyecto de los amigos de La Felguera 

Indice: 

Agente Provocador | A Wild Thing Magazine | Los Documentos Secretos del Gabinete Negro nº1 | 96 páginas | Parte Primera: Espionaje: ¡Danzad, danzad, malditos! Una sociedad secreta de bailarines | La Iglesia de los Subgenios | Siguiendo el rastro del Camino Rojo (entrevistamos a Verónica Dinora, seguidora y amiga de Melvin Betsellie, el célebre hechicero de William Burroughs) | Parte Segunda: Agentes Encubiertos: Ilustrar la anomalía, dar voz al monstruo (entrevista al ilustrador Mario Rivière) | Caos fundamentalista (Ben Morea, ex Motherfuckers, habla sobre el ISIS y Al Qaeda) | El hombre que maneja la máquina (Helena Girón, el cineasta Holger Meins y la Fracción del Ejército Rojo) | La Partida del Trueno o dos románticos con puños de hierro (unos protohooligans llamados Larra y Espronceda) | Juana La Valerosa, la leyenda de una bandida | Demoliendo la estación central (entrevistamos a Erwin Flores, de Los Saicos) | Parte Tercera: Infiltración: La Muette, por Alexander Pottey | Borges: El Mensajero Secreto, por Erwin Flores | Pseudociencia en Nazilandia, por Willy Ley | El Ángel Exterminador (como la Iglesia creó sus propios grupos secretos paramilitares y soñó con una Inquisición eterna) | Parte Cuarta: De la provocación a la revolución: La estrategia postindustrial (SPK, una organización revolucionaria integrada por paciente internados en psiquiátricos | Un infierno puro: Pure Hell: la primera banda negra de punk | El F. L. I. P. en el Liceo Buffon (Fuerzas de Liberación y de Intervención Pop) | Una hilarante aventura criminal (Juan Mari Barasorda, un recorrido inaudito por el oscuro mundo de los cabarets noirs y criminales del parís del siglo XIX | Amazonas (por Elisa McCausland)

France Gall "Poupee De Cire, Poupee De Son" (1965)



Boris Vian "The sheik of araby"