martes, 7 de julio de 2015

La carta de despedida de Yanis Varoufakis.


El referéndum del 5 de julio quedará para la Historia como un momento único. Cuando una pequeña nación europea se levantó contra la esclavitud de las deudas.
Como todas las luchas por los derechos democráticos, este histórico rechazo al ultimátum formulado el 25 de junio por el Euro-grupo llega con un gran coste asociado. Por lo tanto, es esencial que el gran capital concedido a nuestro Gobierno por el espléndido voto del NO, se invierta en un SÍ a una apropiada resolución, a un acuerdo que implique una reestructuración de la deuda, menos austeridad y una redistribución a favor de las necesidades y reformas reales.
Poco después del anuncio de los resultados del referéndum, se puso en mi conocimiento la preferencia de algunos miembros del Euro-grupo y otros participantes sobre mi… ausencia de las futuras reuniones, una idea que el primer ministro calificó de potencialmente útil para alcanzar un acuerdo. Por esta razón, me voy hoy del Ministerio de Finanzas.
Considero que es mi deber ayudar a Alexis Tsipras a explotar el capital que el pueblo griego nos concedió a través del referéndum de ayer.
Y llevaré con orgullo el odio de los acreedores.
Nosotros, los de la izquierda, sabemos cómo actuar colectivamente sin importarnos los privilegios del cargo. Apoyaré totalmente al Primer ministro Tsipras, al nuevo ministro de Finanzas y a nuestro Gobierno.
El esfuerzo sobrehumano para honrar a los valientes griegos, y el famoso OXI (NO) que le concedieron los demócratas de todo el mundo, acaba de empezar.
YANIS VAROUFAKIS

No hay comentarios: