viernes, 21 de noviembre de 2014

Zenet: "Me avergüenza que me llamen 'crooner'"

Hoy Zenet actúa en Donostia, El Diario Vasco publica esta entrevista que le hice esta semana en Madrid.

El crooner malagueño presenta esta noche en Donostia “Soñar contigo” un recorrido a su trayectoria musical. Jazz, copla y boleros para disfrutar Antonio Manuel Mellado Escalona (Málaga 1967) más conocido como Zenet llega a la cita  en bicicleta. Atuendo deportivo en contraposición con su habitual imagen de sombrero, traje y corbata. Con cuatro discos en el mercado, “Los mares del China” (2008); “Todas las calles” (2010), “La menor explicación” (2012) y “Soñar contigo”. Este último, una recopilación de los anteriores, será la base del concierto de esta noche, a las 20:00 horas en el Antzoki Zaharra donostiarra, es la penúltima de la temporada antes de cerrar la semana próxima en el madrileño Círculo de Bellas Artes. Para la ocasión se acompañará de Jimmy Castro (batería), Lucho Aguilar (contrabajo), Uve Larsson (trombón de vara) y José Taboada (guitarra).  Concierto para todo tipo de públicos, para disfrutar de una música elegante como su protagonista.

Define tu música
Es difícil. Una música basada en la flexibilidad del lenguaje jazzístico que utilizamos para hacer una revisión de géneros de toda la vida; copla, bossa-nova, swing…

José Taboada (guitarra), Javier Laguna (letra), Tony Zenet (voz) es el germen de la labor creativa. La trinidad ¿uno y tres a la vez?
En cierto modo sí. Laguna se siente muy orgulloso de pensar eso de León-Quintero-Quiroga, le encanta hacer esas comparaciones, son gentes muy admiradas por él.

Te definen como crooner...
Cuando me lo llaman me da un poco de vergüenza. Supongo que como siempre necesitamos una referencia visual  para encajonar las cosas, resulta muy difícil inventar algo, ves a un tipo con un traje de tres piezas, sombrero, banda de jazz y la aptitud que tomo a la hora de cantar las canciones, un paso avanzado de la banda y ya tenemos calificación, me lo tomo como una referencia visual. En un programa de radio buscamos una de las definiciones de crooner “cantante que hace suyo los temas de otros  con voz grave”, no cuadro ni con una, ni con otra. Nosotros  hacemos temas originales y mi voz es aguda.

Participas de muchos géneros, pero ¿hay alguno en el que no te hayas introducido y te apetecería hacerlo?
Sí, cosas que tengo en la cabeza y que espero que vayan saliendo poco a poco. Es verdad que hay géneros que no he hecho todavía y me gustaría, aunque sí he tenido incursiones gracias a colaboraciones con compañeros a los que admiro. He hecho incursiones en el rock, en el pop, que quedan un poco lejos de mi expresividad y me lo he pasado muy bien. Por ejemplo, para mí fue muy bonito colaborar con Danza Invisible…

¿Una reunión de amigos de Málaga?
La verdad es que Javier Ojeda y yo nos tenemos mucho aprecio. Hemos colaborado en varias cosas, una banda sonora, un homenaje… siempre que me llama colaboro con él. Me encanta meterme en géneros que me quedan un poco de largo.

¿Y otros más cercanos a tu estilo, como el son?
Estos días me tengo que ver con Pepe Rivero, para hacer algo en paralelo. Por un lado vamos a hacer un disco que llamo de tributo, canciones que me han influido mucho  durante mi vida. Sé que es una cosa que dice todo el mundo, que es muy socorrido, pero todos tenemos algo que homenajear. Al mismo tiempo vamos a hacer otro original, con más lentitud. Mientras  terminamos uno hacemos el  otro.

¿Cuáles son esas canciones de toda la vida?
Estamos seleccionado unas veinticinco, algo de son, rescatar del olvido cosas de Toña La Negra, de la Cuba de Batista, esa onda, ese sonido tan especial, tan antiguo, sin caer en lo que todo el mundo conoce. Escarbar un poco más abajo.

¿Tu último disco “Soñar contigo” es la base de la actuación de esta noche?
Aprovechando que íbamos a México hicimos una recopilación “Soñar contigo” con temas de los tres discos originales, una especie de tarjeta de presentación. El directo es un poco así, en formación de quinteto, muy jazzística.

¿Cómo es ese directo?
Lo primero, honestidad, me gusta que haya honestidad en la música en general. Me gusta que la gente capte cosas que no capta en el disco. Comparo el disco y el directo con el mundo de la interpretación. En una película puedes repetir las tomas las veces que quieras, eres consciente que va a quedar para la posterioridad, haces un trabajo muy fino y te permites ciertos lujos.  El directo se parece más al teatro, cada noche es diferente, no hay un concierto igual a otro. Me gusta mucho romper la cuarta pared,  mirar a la cara a la gente, crear un diálogo conjunto.
A veces incluso actúo solo con José, algo muy interesante. En la soledad de la guitarra y la voz se ven como nacen las canciones, su desnudez, toda esa potencia que vas a oír orquestada después.

Como eres actor, ¿en tus actuaciones, en qué parte eres músico y en cuál actor?

No hay nada preconcebido, utilizo mi naturalidad, el estado mental de mirar a la gente, no hacerte una especie de escudo donde protegerte, el hecho de haber sido actor antes, ni quita ni pone nada al directo.

No hay comentarios: