lunes, 7 de enero de 2013

Lágrimas por el maestro Enrique Meneses


Me levanto con la noticia de la muerte del periodista Enrique Meneses. No le conocía personalmente aunque si a través  de sus textos escritos y comentarios en redes sociales.  Hace años me emocioné leyendo Hasta aquí hemos llegado un libro pleno de andaduras personales y profesionales, una  manera de entender el oficio de periodista, que simplemente es un oficio, y la vida. Alguna persona que le conocía me había propuesto  visitarle en este año que acaba de comenzar, ya no será posible.

Casi todos hablan de su experiencia en Sierra Maestra entrevistando por primera vez a Los Barbudos, responsables de la revolución cubana, para mí  sus mejores vivencias son las vividas en el mundo árabe, en África y en el Madrid franquista. Sus comentarios sobre la marcha liderada por Martin Luther King, la Guerra de los Seis Días, los viajes a Sudan, el enamoramiento del Rey Hussein de Jordania de la desaparecida Cecilia son narrados con un rigor, una calidad y una belleza que muy pocos son capaces de lograr.

A los 83 nos ha dejado una de nuestras referencias, en un país donde ya no queda casi ninguna. Esas personas a las que acudes a escuchar a través de sus textos en momentos de flaqueza, de debilidad para intentar entender una sociedad imposible de comprender. Una vida plena en un mundo que se autodestruye. Un ejemplo permanente.

Nos ha dejado un maestro que  como tantos otros nunca será lo suficientemente valorado y reconocido, pena de país.

Al conocer la noticia no he podido contener las lágrimas por una persona a la que quieres, respetas y admiras aunque no la conozcas personalmente. Cada día estamos más huérfanos, pero el ejemplo de personas como Enrique Meneses nos anima e inspiran para no quedar postrados ante tanta adversidad y tanta mediocridad.

GRACIAS PROFESOR.

No hay comentarios: