domingo, 15 de julio de 2012

Julieta Venegas y Bomba Estéreo sonidos del Sur para vencer el frío del norte


Fotografías: Jacques Valat
“Acabamos de terminar de tocar en el hermoso Pirineos Sur. Gracias a todos por el show! Pensé que me iba a dar algo del frío jejeje!”. ”Se veían geniales, el público de Pirineos, desde el escenario, así son de locos y bonitos los aragoneses? Me encantaron. Gracias”. “Ahora me consigo un tequila y a bailar con Bomba Estéreo!”. Fueron los tuits que Julieta Venegas publicó en la red social Twitter a los pocos minutos de acabar su actuación en el Auditorio Natural de Lazuna, en la segunda jornada de Pirineos Sur.
No era para nada fácil el papel de la artista mexicana. Música íntima, cargada de emociones, en una noche donde la temperatura y la sensación térmica eran temas recurrentes en conversaciones y tertulias. La clásica charla entre los que desconocen la naturaleza climática del festival. A pesar de ello protagonizó un excelente concierto que fue en continuo ascenso. Se la notaba a gusto, encantada. Hace un tiempo comentaba que el escenario de Lanuza “era el más bonito en el que había actuado”, hace ya once años con ocasión de Fémina Rock.
Repasó sus temas más conocidos “Limón y sal”, “Me voy” o “Eres para mí” y otros de su reciente álbum Otra cosa, incluso se atrevió con “Sin documentos” de Los Rodríguez. Canciones sobre relaciones personales, vivencias particulares y compromiso con aquellos que se ven obligados a emigrar para intentar conseguir una vida mejor. Sus numerosos seguidores no dejaron de piropearla, aclamarla, entonando sus canciones. Coro multitudinario que se elevaba hacia las montañas en una conjunción perfecta entre música y naturaleza.
La misma que habían solicitado los integrantes de Bomba Estéreo en la rueda de prensa previa a su actuación. Era la primera vez que los colombianos se acercaban al festival, cerrando una gira que les ha llevado por Europa y Marruecos. Música electrónica a partir de la diversidad musical de un país eminentemente rico culturalmente como el suyo. Música tropical y rock con beats a partir de samplers. Repasaron temas de su anterior disco Estalla y otros del próximo que verá la luz a finales de verano. El broche fue la interpretación de su tema más conocido “Fuego”, que convirtió la explanada del escenario en una pista de baile, donde se bailaba frenéticamente, para disfrutar y vencer la temperatura. Música global en estado puro, para romper barreras geográficas y culturales.
Su música volvió a sonar en la discoteca situada en la carpa superior. Ellos forman parte de ese elenco de magníficos artistas colombianos bastante desconocidos entre nosotros como Sistema Solar, Doctor Krápula, La República, Mágica, Pernett, La Mojarra Eléctrica, La 33 o Choq Quib Town, que están convirtiendo a la música de su país en una referencia a nivel planetario.
La segunda jornada de Pirineos Sur volvió a visualizar la realidad que le caracteriza, su seña de identidad. Diversidad, pluralidad e inclusión de propuestas dispares todas ellas entrelazadas con un hilo conductor, mostrar aquello que merece la pena por encima de tópicos y propuestas fáciles. Esto no ha hecho nada más que empezar. Pirineos Sur 2012 promete.

No hay comentarios: