lunes, 23 de julio de 2012

Despreciando la cultura

Desde hace años se ha planteado la importancia de contar con un IVA reducido para la cultura. Nuestra diversidad cultural y la europea, deberían ser señas de identidad suficientes a preservar. Una manera de crear un espacio que nos equipare en la diferencia. Otra forma de pensar Europa, la que la distingue, y a la que todos miraban con respeto y con admiración. La Europa de la creación, la innovación, los valores, las personas. Todo esto en nuestro país va a formar parte del pasado.
Ya no somos referencia y si nos mira, es para no caer en nuestros errores. A nuestros gobernantes no les interesa la cultura; las reformas recientes lo evidencian. Apuestan por el entretenimiento, el consumo fácil, acrítico, basado en toros y fútbol. No es fortuito que este tipo de espectáculos tengan un IVA del 8% mientras que el del cine, música, teatro y otros eventos culturales se ha incrementando hasta el 21%, lo que supondrá la desaparición del tejido cultural independiente. Es el impuesto a la cultura más elevado de Europa; Alemania y Francia con un 7%, con unos salarios medios mucho más elevados que los nuestros, el Gobierno de François Hollande prevé reducirlo al 5,5%, mientras que en la vecina Portugal es de un 13% para cine, música y espectáculos y un 23% para acontecimientos deportivos.
Una política que apuesta por la desaparición de las televisiones públicas, que ahora recurren a reposiciones como ocurre en TVE con “Ana y los siete” o privatizando espacios construidos con dinero público, entregándolos a empresas que poco tienen que ver con la cultura y sí con favores político-económicos. Un pueblo culto es peligroso, no interesa, nuestros gobernantes son conscientes de ello. La apuesta por la España rancia que creíamos que formaba parte del pasado. La excluyente, la única, “la grande y libre”. La que nos unía en lo universal, sin que nadie explicara qué era realmente eso. La de “que piensen ellos”. La que desprecia la educación, la investigación, la cooperación. Los que promovieron leyes como la Sinde-Wert que iba a acabar con la piratería, cuando realmente quien puede arruinar a las industrias culturales es la política gubernamental. Llama la atención la poca voz que está teniendo en estos momentos el lobby de los creadores, cuando deberían ser conscientes de que muchos artistas se tienen que hacer empresa para poder presentar sus espectáculos, y a la subida del IVA hay que incrementar unas retenciones en el IRPF que pasan del 15 al 21%. La crisis tiene que ver con la situación financiera de la banca alemana que prestó solamente en el año 2009, 704.000 millones de euros a bancos portugueses, griegos, italianos y españoles. La política europea gira en torno a la recuperación de ese dinero, al ser conscientes de que de ello depende el futuro de Alemania. Una política económica continental supeditada a los intereses privados.
En el edén informativo que supone estar tres semanas en Pirineos Sur, un festival que se realiza en el pirineo oscense, la realidad se vive como en cualquier gran urbe. El aumento del IVA supone de entrada un 15% de recorte presupuestario. Hoteles que en invierno acogen buena parte del turismo de esquí, son conscientes del fracaso de la próxima temporada de invierno. Recorte del poder adquisitivo y miedo al futuro son las causas de la alarma. Trabajadores, funcionarios, empresarios, aseguran que estamos ante un gobierno sobrepasado por los acontecimientos, a la deriva, al que parece poco importarle las personas. Junto a ello una gran campaña de criminalizando a la clase política promovida desde grandes sectores del Capital con objetivos y pretensiones nada democráticos.
Hay que hacer un gran esfuerzo para salir adelante. La manera de hacerlo nada tiene que ver entre lo que propone la clase gobernante y la ciudadanía. Una oposición cívica tan mayoritaria como la actual a la gestión política, no se ha producido nunca. La cultura tiene un papel fundamental para crear alternativas críticas, que tenga a las personas en el centro de la acción de la misma y no a los grandes grupos económicos, quizás por ello se la desprecia y castiga.

1 comentario:

Gramófono en la red dijo...

Pues te digo que AGETEC ya está en una plataforma para actuar con este tipo de medida :)
Que gracias a Javier Romero sale adelante. mañana tenemos rueda de prensa en el CBA y la ha organizado AGETEC...