domingo, 29 de abril de 2012

Nuestra historia es más diversa de lo que parece

Ayer acudimos a Cineteca Matadero Madrid a la última sesión de la muestra de cine “1936: Memorias del silencio”, concretamente a la proyección de “Celuloide colectivo. El cine en guerra” de Óscar Martín.  Un film sobre la manera de producir películas y audiovisuales por parte de los trabajadores del sindicato anarquista CNT-FAI, durante la guerra de España.
Una experiencia innovadora, fue la primera guerra grabada, una manera de producir sin precedentes. Todos los trabajadores implicados, desde taquilleras hasta actores y actrices, cobrando lo mismo, 10 pesetas de las de entonces al día.
Coloquio muy interesante con puntos de vista y matices poco conocidos o difundidos. Destaca la presencia de Juan Mariné implicado directamente en todo lo ocurrido en aquellos momentos. Integridad y defensa de principios de una persona que llegó a tener solo dos mandarinas como comida diaria y a perder a cientotreinta compañeros, de un total de cientocincuenta, en una de las batallas de la guerra.  El modelo autogestionado en aquellos momentos tan complicados, es la mejor experiencia de su vida, nos comenta mientras tomamos un vino tras la proyección. Conversación apasiónate e ilustrativa y sobre todo digna de una persona con principios e ideas.
La sala abarrotada muestra que hay vivencias y experiencias que son desconocidas, que existen y deben ser divulgadas. Son parte de nuestra historia, hay que reivindicarlas, reconocerlas, darlas a conocer aunque no estemos de acuerdo o no formen parte de nuestro entramado más cercano.

No hay comentarios: