lunes, 9 de abril de 2012

Comunicado de la gente joven de la Comuna 13 de Medellín

Medellín, 09 de abril de 2012


COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA DÍA NACIONAL DE VÍCTIMAS DEL CONFLICTO ARMADO


Hoy la Comuna 13 de la ciudad de Medellín se moviliza como muestra de la lucha incansable por la búsqueda de la justicia, la paz y la dignidad de las víctimas del conflicto armado. Se alza la voz de las personas que han sido separadas de sus seres queridos; de las y los jóvenes que resisten a toda forma de violencia y reclutamiento; de las madres y padres que mantienen intacto el recuerdo de sus hijas e hijos desaparecidos y de todas las víctimas que a pesar de las condiciones del contexto, mantienen viva la esperanza de alcanzar la Paz para sus comunidades. El conflicto armado que se ha vivido en nuestra Comuna es fiel reflejo de las problemáticas estructurales de la ciudad de Medellín y nuestro país. El posicionamiento de grupos Guerrilleros y Grupos paramilitares en nuestros territorios a finales de la década de los 90 y comienzos del 2000 trajo consigo una estela de muerte, desplazamiento y desaparición forzada, miedo, debilitamiento del tejido social y desconfianza. Por su parte, la intervención estatal a través de operaciones militares como Potestad, Contrafuego, Otoño, Antorcha, Mariscal y Orión -que bajo el argumento de garantizar la Paz-terminaron contribuyendo al posicionamiento de los grupos paramilitares y la agudización del conflicto; sin embargo, seguimos esperando la Paz. Actualmente, enfrentamos una situación realmente grave; por un lado, persisten las situaciones de violencia que afectan particularmente a jóvenes, niños y niñas; son permanentes los enfrentamientos armados, el control territorial, la práctica del reclutamiento forzado a los grupos armados legales e ilegales, las muertes y desplazamientos; por otro lado, las estrategias estatales para contrarrestar la violencia se han reducido al desarrollo de infraestructura militar y aumento de fuerza pública, lo que desconoce la causa estructural y la complejidad de este fenómeno. En este contexto, las organizaciones de la sociedad civil, particularmente las organizaciones juveniles-vienen reafirmando el trabajo desde el arte, la educación, la cultura, como posibilidades para hacer denuncia, resistencia y -en última instancia- resiliencia frente a las situaciones que históricamente nos han afectado; de igual manera, estamos convencidos de que la única manera de generar transformaciones significativas en nuestras comunidades, contrarrestar las violencias y garantizar la no-repetición es a través de la construcción de


Memoria Colectiva


y el fortalecimiento de los lazos de Solidaridad. Exigimos, la implementación de estrategias efectivas para la protección y garantía de los Derechos Humanos, la desmilitarización de las comunidades, el esclarecimiento de los hechos y crímenes cometidos por los diferentes actores armados incluyendo la fuerza pública y la implementación efectiva de procesos para el reconocimiento y la Reparación Integral de las víctimas. Reafirmamos –a pesar del miedo y la impotencia que nos habita- el compromiso frente a la defensa radical de la vida y los territorios y la generación de alternativas encaminadas a la construcción de una sociedad No violenta fundada en los principios de Justicia y Dignidad. Finalmente, manifestamos nuestra solidaridad con la lucha incansable de los familiares de las y los desaparecidos que aún siguen en búsqueda de la Verdad; además, instamos a los sectores Sociales, Comunitarios, Académicos, Medios de Comunicación e Iglesias, a vincularse a la lucha de las víctimas del conflicto armado.


¡Que en la memoria seamos uno, que en la Verdad seamos Dignos!!

No hay comentarios: