miércoles, 1 de febrero de 2012

#Publica12






La semana pasada tuvo lugar en el @cbamadrid una nueva edición de #Publica12 organizado por la Fundación Contemporánea con su director Alberto Fesser al frente. Un encuentro de información, intercambio y participación de profesionales de la gestión cultural; cuarenta actividades, sesenta ponentes, más de quinientos asistentes. Propuestas y debates para contrastar y compartir. A pesar de la que está cayendo en el ámbito cultural (cierre de equipamientos, EREs, despidos, recortes desmesurados, depresiones, asfixia a las iniciativas más innovadoras o propuestas de mecenazgo beneficiosas solo para las grandes corporaciones) la queja estuvo prácticamente ausente. Mirar adelante y no dejarse llevar por el pesimismo generalizado marcaron el encuentro.


De igual manera que una de las iniciativas más valoradas: 10x10 Pública. Quince experiencias elegidas entre las más de cuarenta presentadas. Iniciativas innovadoras, transgresoras, fomentando la participación y el emprendimiento. @Fabricanteideas presentamos “Comunicar la diversidad” basada en nuestra experiencia en el ámbito de la cooperación y comunicación cultural. Si Pública logra incorporar a la gestión cultural independiente, la que mantiene el tejido cultural de nuestro país, y a las propuestas más innovadoras –las de mayor reconocimiento y prestigio internacional– basadas en el procomún y la cultura libre, estaremos dando pasos significativos para mostrar nuestro mayor patrimonio: la diversidad cultural.


Nuestra cultura es mucho más que la institucional, la oficial, la más popular o la que acapara los medios de comunicación. Miles de creadores, actores, gestores están desarrollando propuestas que deberían divulgarse y ser reconocidas, 10x10 Pública lo ha evidenciado con luminosidad. Nuestra única imagen no debe ser la evidente. No sigamos recreándonos en obras y creadores que enorgullecen pero que no representan nuestro contexto actual.


Debemos aprovechar nuestra realidad territorial, sociológica y lingüística y mostrar nuestra diversidad cultural. No podemos seguir siendo solo un país de toros, flamenco y fútbol. Ni tampoco el de Goya, Picasso, Machado, Lorca, Almodóvar o Buñuel exclusivamente. No podemos derrochar en ladrillo y equipamientos que luego hay que condenar por no contar con los presupuestos necesarios para mantenerlos y gestionarlos. No debemos cerrar puertas a la investigación ni a la creación. Mientras todas las administraciones –no solo las gobernadas por el PP– reducen los presupuestos de cultura, Francia, Alemania y Noruega los incrementan, aunque la deuda de los dos primeros en términos porcentuales sea mayor que la nuestra.


Tenemos las mejores materias primas: creadores y científicos. Pongamos las condiciones para que el conjunto de la sociedad se enriquezca de ello y no tengan la necesidad de emigrar y que otros se beneficien, en primer lugar, de ello. Practiquemos realmente un patriotismo sincero que enorgullezca y no divida. Aprovechemos las múltiples experiencias existentes y las que surjan, poniéndolas al servicio de toda la comunidad.


Que no nos contagien el miedo los que pretenden que seamos un país sumiso incapaz de sacar provecho de lo mejor de sí mismo. Colaboremos y desarrollemos nuestra inteligencia colectiva en contraposición a los que proponen congoja y sacrificios. Sí se puede. La cultura, la investigación y el conocimiento tienen una labor diferencial que nos alejará de una supuesta única realidad, que sabemos falsa, que nos está llevando al peor de los mundos posibles.

No hay comentarios: