lunes, 28 de noviembre de 2011

Corrupción, responsabilidad y ubicación


Me invita Clara Ballesteros de ACERCA, programa de formación de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID), a acudir al I Seminário Nacional sobre Jornalismo Cultural en Maputo (Mozambique). Más adelante intentaré hacer una entrada sobre el mismo.


Durante mi estancia en la capital mozambiqueña se presenta el informe Dia a dia e corrupçao: opinao pública em Mocambique a cargo de Transparency International. Mil entrevistas por todo el país para conocer el grado de corrupción existente. Policía, sistema educativo, funcionarios, partidos políticos, parlamento, justicia, fuerzas armadas, empresarios, confesiones religiosas, medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales son por este orden las entidades, de mayor a menor, más corruptas.


Aunque son días de trabajo continuo, sin parar, siempre hay un tiempo para leer nuestra prensa mediante internet. 20.000 millones de euros costará reflotar la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), intervenida como la de Castilla La Mancha (CCM) y CajaSur. Otras tres: Novacaixagalicia, Catalunya Caixa y Unnim han sido nacionalizadas. Todos sus directivos han recibido gratificaciones millonarias. Un ex responsable de Caixa Penedès se asigno 11 millones de pensión. El último Consejo de Ministros indulta a Alfredo Sáenz Consejero Delegado del Banco de Santander.


Alcaldes y concejales de Barcelona se gastan más de 38.000 € al año en dietas. En El País podemos leer el colosal saqueo de dinero público producido en la Comunidad Valenciana, mientras en Público la trama que hacienda ha descubierto a Iñaki Urdagarin y a Cristina de Borbón. Informe donde están implicados la SGAE, Jaume Matas, Generalitat Valenciana… ¿Para cuándo algún comunicado de la Casa Real sobre el tema?


La corrupción está en todos los lugares pero no es de recibo tratar a todos de igual manera. Las realidades personales y políticas hay que tenerlas en cuenta. No se puede incluir en el mismo saco a un policía en Maputo que te pide un refresco o una botella de agua que a máximos responsables institucionales, políticos, económicos y sociales de un país autodenominado como democrático.

No hay comentarios: