martes, 27 de septiembre de 2011

Y nos quedamos sin piscina

Artículo elaborado por el compañero Javi en el número 1 de “El panfleto de Austrias”.

En marzo de 2006 el alcalde de Madrid Alberto Ruiz Gallardón anunciaba la remodelación del mercado y polideportivo. Hubo que esperar para ver el inicio de la obra de demolición (incentivada por el plan E del gobierno) hasta Agosto de 2009 por la empresa constructora COARSA. Nadie esperaba que ahí terminara la intervención, desde entonces, meses de un hueco de cemento vallado quedó como recuerdo de los años de construcción salvaje en la ciudad.

Y no es la única agresión que sufre la plaza de la cebada a lo largo de su historia:

-       Ya en el siglo XIX se trasladan a esta plaza las ejecuciones de las sentencias de muerte en horca o garrote. La víspera de la ejecución se coloca en su centro un patíbulo, y las campanas de las iglesias de San Millán -demolida en 1869- y Nuestra Señora de Gracia anuncian el acto a toda la población de Madrid. Criminales y presos políticos pagan aquí con su vida delitos comunes y desavenencias con el poder. Tras el pronunciamiento del Trienio Liberal el 7 de noviembre del año 1823 es sentenciado a muerte y ejecutado en la plaza Rafael del Riego entre los insultos de la misma población madrileña que poco antes le había aclamado.

-       1956, el entonces concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, Joaquín Campos Pareja, tomó la decisión de derribar el mercado modernista de hierro, alegando problemas de seguridad estructural del edificio. Los comerciantes del mercado reaccionaron inmediatamente contra esta amenaza de derribo, pagando de su propio bolsillo un estudio de viabilidad del edificio, realizado por el arquitecto colegiado Antonio García de Arangoa, que certificó ese mismo año el buen estado estructural del edificio, apuntando, eso sí, la necesidad de enfrentar, exclusivamente, ciertas reformas menores en su interior. A pesar de este informe, el citado concejal impuso su criterio apoyándose en espurios intereses urbanísticos vinculados al régimen franquista. En 1958 comenzó la demolición de la estructura modernista en que habitaba el mercado. Madrid perdía uno de las pocas construcciones de la arquitectura del hierro que tenía.

-       En Marzo de 2006 el Ayuntamiento presentó el nuevo Plan de Rehabilitación del Centro Urbano. “Con esta iniciativa se quiere abordar varios objetivos: paliar el déficit de equipamientos, recuperar espacios públicos para el peatón y mejorar el obsoleto mercado de la Cebada y el polideportivo de La Latina. La intervención urbanística busca corregir la inadecuada ocupación de espacio urbano de estos edificios.” Se convoca un concurso que se falla sin participación de los vecinos y deja desiertos los tres primeros premios, aunque se conceden tres accésit a proyectos muy enfocados al tipo centro comercial de los que se ha facilitado poca información.

-       Luego cambió de plan: modificando el planeamiento urbano permitiría que una empresa instalara allí un centro comercial (11.000 metros cuadrados) y gestionara todo lo demás (polideportivo, mercado tradicional, aparcamiento). A cambio, pagaría las obras. En esas está el Consistorio, aún en proceso de modificar el planeamiento. Pero ninguna propuesta o información concreta, mucho rumor y la sospecha de que lo peor está aún por llegar.

Desde agosto de 2009 un solar de 5500 metros en pleno centro de Madrid como recuerdo de un polideportivo que no se acaba de materializar. Es una cicatriz demasiado visible y la inquietud sobre la paralización de la obra, en los vecinos, va creciendo ante la posibilidad de una promesa más que parece no cumplirse.

Aunque la administración insista en la vigencia de la idea original de la obra, la única actividad en más de un año que se registra en el solar es la que se pone en marcha con motivo de la noche en blanco en septiembre de 2010 cuando el ayuntamiento y una empresa de cervezas patrocinan la experiencia “Isla Ciudad” realizada por el colectivo de arquitectura Exyzt, que se extiende durante dos semanas de actividades varias y constante acción comercial de los patrocinadores.

Como continuación de la iniciativa “Isla Ciudad” Se genera una dinámica de reuniones vecinales a partir de la experiencia en las cuales se hace visible el interés colectivo en la existencia de equipamientos lúdico-participativos y necesarios para el barrio. Que va sentando las bases del colectivo del Campo de Cebada.

El 1 diciembre 2010 se establecen contactos con el Área de Participación del Ayuntamiento de Madrid. Hasta que el día 18 de febrero de 2011 se firmó una cesión temporal con carácter urgente (a través de la Asociación de Vecinos Avecla, que firmaba el seguro de responsabilidad) hasta que se tramite la cesión definitiva, a través de la FRAVM. La cesión del solar por parte del ayuntamiento requiere una entidad jurídica con la que se relacione, de ahí la participación de asociaciones de vecinos, pero todas sus actividades surgen de las reuniones periódicas de carácter asambleario con participación vecinal.

Todos los jueves a las 20h los vecinos se reúnen en asamblea, y desde ésta se trabaja en el proceso de organización de horarios, fechas y actividades pactadas entre las partes, así como de apertura o cierre del solar, garantizando la realización, en la medida de lo posible, de las propuestas procedentes de la voluntad y necesidad de los vecinos.

El espacio que antes ocupaba el polideportivo se ha convertido desde hace unos meses en espacio de encuentro para vecinos, y decenas de personas se asoman a la puerta cada vez que esta está abierta, algunos incluso entran hasta las vallas de protección lateral en la rampa y se preguntan con reticencia ¿qué está pasando aquí?

¿Qué es esto? ¿Quién lleva esto?  ¿Para quién está destinado? ¿Cómo puedo participar? ¿Cómo funciona? ¿Porque el ayuntamiento ha puesto tantas facilidades? ¿Cuál es su objetivo? ¿Qué ocurrirá cuando comiencen las obras? Todas las preguntas sobre el campo de la cebada pueden tener diferente respuesta en función de la parte implicada a la que se le pregunte y desde el panfleto nos hemos planteado hacer esas preguntas directamente a los implicados. Ayuntamiento, asociaciones de vecinos, promotores y participantes en actividades, vecinos… si quieres hacer una pregunta envíala a panfleto.austrias@gmail y sigue nuestro blog donde publicaremos las respuestas que obtengamos.

El pasado 13 de agosto y coincidiendo con el inicio de las Fiestas de La Paloma se organizó desde la Asamblea Popular de Austrias un acto reivindicativo contra la privatización del mercado en el campo de la cebada con la participación de diferentes colectivos y que finalizó con una serie de actuaciones musicales.

Desde los diferentes colectivos se hizo extensiva la reivindicación de los espacios públicos y el mercado tradicional, que va perdiendo presencia en el barrio rápidamente siendo sustituido por otros tipos de comercio que alejan al ciudadano de sus formas de vida y consumo tradicionales.

El manifiesto que se leyó por un representante de la asamblea resume las peticiones,  

Paremos la privatización del Mercado de la Cebada en Madrid


El Mercado de la Cebada es un símbolo del autoritarismo del Ayuntamiento de Madrid, ejemplo también de la especulación urbanística y emblema de la lucha de los vecinos y vecinas del barrio.
El mercado original inaugurado en el año 1875 fue un bello edificio modernista, que tan sólo se mantuvo en pie 75 años, ya que en 1958 fue derribado y nuevamente construido, en base intereses urbanísticos vinculados al Régimen franquista. Ya en aquella época carente de libertades democráticas, los comerciantes del mercado reaccionaron contra la amenaza de derribo, presentando primero informes técnicos que avalaban la viabilidad del edificio, y una vez que el éste fue demolido, sufragando con su dinero la construcción de este mercado, ya que no se fiaban de que el Ayuntamiento fuera realmente a construir uno nuevo. La deuda de esta construcción terminó en 1980. Desde entonces, los comerciantes y los vecinos y vecinas hemos tenido que sufrir el deterioro de nuestras infraestructuras públicas y la dejación de funciones de los responsables municipales.
Este mercado, que hasta hace tres años contaba con una piscina y gimnasio municipal, lleva desde 2006 siendo nuevamente fruto de un ataque especulador por parte del Ayuntamiento de Madrid, que pretende construir otra edificación y víctima del despilfarro del Gobierno Central, el cual en 2009 destinó 1 millón de euros del Plan E en demoler las instalaciones deportivas, en lugar de utilizar esa cantidad en rehabilitarlas.
Ahora nos encontramos con que el pasado 28 de julio, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado la demolición del actual mercado, con el fin de crear un Centro comercial privado, junto a una piscina y gimnasio que serán también gestionados con ánimo de lucro.

Esta privatización de las instalaciones públicas supone:

1.       La pérdida de un edificio singular y la imposibilidad de dotar al barrio de infraestructuras públicas demandadas por los vecinos y vecinas, tales como instalaciones deportivas, sanitarias y socioeducativas.
2.       Un ataque directo a la subsistencia económica de los pequeños comerciantes y de los trabajadores del Mercado de La Cebada, los cuales llevan años padeciendo el intencionado abandono del edificio por parte de los responsables municipales.
3.       La declarada apuesta por un modelo neoliberal de los espacios públicos, que prima el interés privado al colectivo, que reduce las dotaciones municipales en beneficio de un modelo especulador, preocupado únicamente en generar atracciones turísticas, tales como el mercado de San Miguel, en lugar de crear y mantener instalaciones que mejoren la calidad de vida de los vecinos y vecinas de los barrios del centro de Madrid.

Por ello exigimos:

1.       Anulen el Acuerdo de la Junta de Gobierno del pasado 28 de julio, en el que se da vía libre a la demolición del actual mercado y a la entrada de capital privado.
2.       Se dote al barrio de las demandas instalaciones deportivas de las que ya disfrutaba, las cuales deben ser de titularidad y gestión pública.
3.       Renueven y reformen el actual Mercado de la Cebada, manteniendo las actuales condiciones de cesión administrativa que actualmente disfrutan los comerciantes del Mercado de la Cebada.
4.       Y en última instancia, renuncien a especular con los bienes públicos, respetando la decisión soberana de los ciudadanos y ciudadanas de Madrid por tener una vida digna.


No a la especulación con lo público
Por un barrio con instalaciones y servicios públicos de calidad
Esta vez no dejaremos que tiren el mercado. El mercado nos pertenece


Asamblea de Austrias 15 M
https://austrias.tomalosbarrios.net

No hay comentarios: