miércoles, 20 de julio de 2011

El calor de la música mediterránea ahuyentó el frío pirenaico en Pirineos Sur




La tarde fría presagiaba una noche complicada para cualquiera que tuviera que subir al escenario instalado en los Mercados del Mundo de Sallent de Gállego. Comienza el concierto con rigurosa puntualidad. Gonzalo de la Figuera, maestro de ceremonias, introduce a los asistentes en las notas biográficas del artista, su paso por Al Tall, nueve discos grabados y Terminal Sur.


Tras la presentación accede la banda integrada por Cristóbal Rentero (cuerdas), Josep María Hernández Reillo (batería), Gusmà Gil (bajo) y el padre de este último y protagonista de la velada, Miquel Gil (guitarra y voz). Inicia la actuación con “Per marcianes”, título de su próximo disco que verá la luz en otoño. En total diecisiete temas, un tercio de ellos inéditos discográficamente. El resto un repaso por sus cinco discos en solitario, destacando de manera especial la interpretación de “Katá”.


Su actuación se corresponde a la de un maestro que trata de transmitir a sus alumnos sus conocimientos con el mayor rigor, delicadeza e intensidad. Parte de la música tradicional y de la fiesta. Recorre mundos reales e imaginarios. Se atreve con maestría a musicar textos de Vicent Andrés Estellés, Enric Casassas, Teresa Pascual, Isidre Martínez o Tono Fornes, entre otros. Poco a poco la temperatura ambiental se va superando por una interpretación de mucha calidad y energía. El público lo agradece, lo reconoce y se explaya en vítores y aplausos. Finaliza con “Fandango” y “Primavera”.


Imprescindible su vuelta al escenario. Lo hace interpretando “Homenatge a Teresa”, la esplendida canción del malogrado Ovidi Montllor, máximo representante de la cançó valenciana, incluida en el disco de este último A Alcoi (Edigsa 1974). Historia basada en hechos reales ocurridos en nuestra Guerra Civil. “Tereseta la loca” enloquece por un desengaño amoroso, en plena enajenación enseña en los campos de Alcoy la historia y la vida a jóvenes adolescentes. Les habla del sexo y los misterios. Se exhibe y muestra. Una canción que Gil y Pascal Comelade grabaron al cumplirse diez años de la muerte de Montllor y que este a su vez, grabó con José Antonio Labordeta en el disco Tú, yo y los demás. Cierra el concierto con “Perdiueta”. La temperatura ha subido de manera notable y aumenta con los bailes festivos de la jota final.


Exquisito concierto del máximo representante actual de la música valenciana que volvió a poner de manifiesto que “mostrar la diversidad musical” es un objetivo irrenunciable del festival organizado por la Diputación Provincial de Huesca.

No hay comentarios: