miércoles, 20 de julio de 2011

Calamaro brilla en la noche de Depedro




Dice el amigo Julio Soria de la Agencia Efe “solo hay una cosa más complicada que acertar los números de la lotería, y esa es predecir cómo será una actuación en directo de Andrés Calamaro” y cuánta razón tiene. Nadie duda de su maestría a la hora de componer temas y la manera tan singular de interpretarlos, proporcionándonos algunos de los mejores momentos de la música popular en castellano de los últimos años. Algunos de sus grabaciones son imprescindibles en la memoria histórica de la música popular en castellano. También ha protagonizado algunos fiascos suficientemente conocidos y debates continuos para estar siempre centro de cualquier huracán musical o social. Sus recientes controversias sobre los toros, las redes sociales o la detención de la cúpula de la SGAE lo manifiestan. También una trayectoria irregular en los últimos años predecía una presentación cuanto menos incierta en el Auditorio Natural de Lanuza.


Lleno impresionante seguramente el más numeroso de la historia del festival. El tiempo acompañaba y los asistentes, conocedores del lugar, escalonaron una llegada que se prolongó durante todo el día. La zona de acampada vista desde la carretera de acceso a Formigal se convirtió en un mosaico multicolor de tiendas de campaña. En su improvisada plaza se convocó una asamblea de participantes del movimiento del 15-M de diferentes lugares del país. En los Mercados del Mundo la presencia de personas fue multitudinaria, así como en el concierto familiar de Sherpa o en la Exposición de Fotografías Mario Pacheco. En Formigal la organización daba cuenta de los primeros tres días de festival y los medios de comunicación regionales y nacionales daban cuentan de ello.


A las 10 en punto, con una puntualidad extrema, Gonzalo de la Figuera como maestro de ceremonias daba a paso a Depedro. Al finalizar su actuación el calificativo era unánime: sobresaliente. Jairo Zavala mostró una variedad y calidad de reportorio que sorprendió a un público que en buena parte le desconocía. Banda excelente, selección musical muy cuidada y brillantez exquisita en la interpretación sorprendieron desde el primer tema y cautivó con una muy especial versión de “La llorona”. Compañeros de los medios de comunicación comentaban que solo por su manera de ejecutar la popular canción merecía la pena acudir a cualquiera de sus conciertos. Sin duda estamos ante uno de los grandes nombres de nuestra música popular en los próximos años. Unanimidad inédita compartida difícil de conseguir en la mayoría de las ocasiones.


Realizados los cambios de rigor “Alta suciedad” fue la canción elegida por Andrés Calamaro para iniciar su concierto. Unas cinco mil personas le dieron la bienvenida. Dos docenas de temas que cautivaron a sus seguidores y que recorrió buena parte de su carrera musical, en solitario o como miembro de Los Rodríguez. Genio y figura protagonizó para algunos uno de sus mejores conciertos de los últimos años con guiños al territorio “estar y beber de esta agua te da energía para mil años” e incluso aprovechó para ironizar con motivo del partido de futbol que en ese mismo momento disputaban las selecciones de Argentina y Uruguay. Momento brillante fue cuando se acompañó Jairo Perera vocalista de Muchachito Bombo Infierno. Un buen concierto que dejo satisfecho a la mayoría de los asistentes, mientras que otros esperaban más de un músico que es historia de la música popular a nivel mundial.


Sin duda la noche del sábado en el Auditorio Natural de Lanuza será recordada como una de las grandes fiestas de Pirineos Sur las que definen e identifican al festival.

No hay comentarios: