domingo, 27 de septiembre de 2009

Mondo Brutto 40


Aunque salió en primavera no me resisto la tentación de recomendar el número 40 de Mundo Brutto uno de los mejores fanzines del país.

Artículos como “Orgullo y tormento” sobre el Atleti, de Madrid claro, no tiene desperdicio ninguna de las veinticinco páginas dedicadas a mi equipo de toda la vida o sobre los comportamientos de algunos de nuestros deportistas y allegados, incluidos aduladores de Franco y Tejero e implicados en la Operación Malaya bajo el título “Por qué los deportistas son peores personas”. Un repaso a la vida y obra de la ex Plasmatics Wendy O. Williams. Nuevas entregas sobre “Ocultismo Ibérico” y los Héroes del Silencio; un recorrido por las “Melodías Pizarras” de los Hermanos Pizarro y varios artículos y comics.. vuelve a convertir a esta publicación como una de las referencias imprescindibles, por la diversidad de temas y la forma de tratarlos, para intentar comprender mejor, desde la realidad que se quiere ocultar, el día a día de um país y de sus habitantes, es decir sobre nosotros sin ir más lejos.

sábado, 26 de septiembre de 2009

Fin de temporada

Como los malos estudiantes para nosotros acabó el curso ayer, finales de septiembre. Darga protagonizó nuestro último concierto estival, el motivo el final del ramadán, el lugar la ciudad autónoma de Ceuta. Para poder hacerlo han tenido que pasarse fronteras anacrónicas, el compañero Ángel tener que viajar a Tánger, desde Madrid, para desde allí, después de los controles y trámites fronterizos habituales, viajar a Ceuta. Un recorrido por dos continentes para un realizar un conciertos en tu propio territorio. Incomprensible.

La música y los artistas de Marruecos han sido los protagonista de esta temporada fruto de una labor iniciada hace un lustro con el primer concierto, también de Darga, en la localidad oscense de Fraga.

Viajes a Meknes, Casablanca, Marrakech… y organización de conciertos de H-Kayne, Fez City Clan, Najat Aâtabou, Nass El Ghiwane, B`Net Marrakech, Hamid El Kasri, Oum o sesiones de Dj Key en La Mar de Músicas o en el Mercat de Musica Viva de Vic. Mucho de nuestra labor ha sido posible gracias al especial dedicado este año por el festival cartagenero a Marruecos. Artistas plásticos, cinematográficos, escritores, grafiteros y otros pudieron mostrar por primera su obra al público español.

Pirineos Sur contribuyó con la producción “Casser le mur” al trabajo común entre artistas de los dos países. La misma se pudo ver por primera vez en Casablanca en L’Boulevard Festival. Precisamente en la capital económica de Marruecos presentamos el primer libro-cd “La diversidad de las músicas actuales de Marruecos” que tuvo su continuidad con la edición de “La diversidad de las músicas de Marruecos”.

La comunicación del festival organizado por la Diputación de Huesca ha sido por cuarto año consecutivo nuestra responsabilidad y los resultados mucho mejor de lo esperado, en una nueva entrada en este blog analizaré los mismos.

En Vic, además de la actuación de Oum y la sesión de Dj. Key pudimos observar los trabajos en directo del artista gráfico Kalamour y del grafitero Aouina y co-organizar el segundo encuentro con “Profesionales de la música de Marruecos” que ha puesto las bases para la creación IMM, proyecto de asociación de entidades musicales independientes del país vecino. Aprovechamos para proyectar diferentes videos y documentales relacionados con nuestro trabajo con artistas marroquíes y pasar el documental "Casanayda!", escrito por Dominique Caubet y realizado por Farida Benlyazid y Abderrahim Mettour.

Pero Marruecos no fue el único país de origen de los artistas con los que hemos trabajado este verano. En Plasencia realizamos el último concierto con los alemanes Dissidenten, después de una década de trabajo en común decidimos cerrar une etapa. De Argentina volvimos a traer a Actitud María Marta y después de varios intentos por primera vez pudimos organizar una actuación de la Orquesta Típica Fernández Fierro.

También hemos vuelto a trabajar con Natacha Atlas y su nuevo proyecto con The Mazeeka Ensemble desde Egipto y por primera vez desde Mali con Afel Bocoum. Ambos participaron en el festival Noches de Ramadán de Madrid que este año se ha extendido por primera vez a Las Palmas de Gran Canaria. En ambos lugares la respuesta del público ha sido muy elevada y la calidad de los espectáculos reconocidas por todos. En Madrid pudimos ver por primera vez las marionetas gigantes de la Compañía Le Caramantran que prometen repetir.

Junto al festival Noches de Ramadán los conciertos del Día del Cooperante han ocupado parte de nuestro trabajo este mes de septiembre. Ahora a aflojar un poco el ritmo y a descansar a mediados de octubre.

viernes, 25 de septiembre de 2009

Número 4 de la 2ª época de Pensamiento Iberoamericano

Ya se puede conseguir el número 4 de la revista Pensamiento Iberoamericano que editan conjuntamente la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Fundación Carolina.

Este número está dedicado a “El poder de la diversidad cultural” y está coordinado por Néstor García Canclini de la Universidad Autónoma Metropolitana, Iztzapalapa (México) y Alfons Martinell responsable de la Cátedra Unesco de la Universidad de Girona.

Se puede descargar en PDF en la web de la revista:
www.pensamientoiberoamericano.org

Presentación:
"Diversidad cultural y poder en Iberoamérica": Néstor García Canclini y Alfons Martinell Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa y Universidad de Girona.

Primera parte: "La situación actual de las diversidades históricas"

* "La reconfiguración estatal de América Latina. Algunas consecuencias políticas del pluralismo cultural". Miguel A. Bartolomé. Instituto Nacional de Antropología e Historia de México.
* "Cimarronaje y afrocentricidad: los aportes de las culturas afroamericanas a la América Latina contemporánea". José Jorge de Carvalho. Universidad de Brasilia.
* "La educación intercultural: entre la igualdad y la diferencia". Martín Hopenhayn. CEPAL.
* "Industrias culturales y cooperación iberoamericana en la era digital". Enrique Bustamante. Universidad Complutense de Madrid.

Segunda parte: "Nuevas configuraciones de la diversidad y políticas de cooperación".
* "Apuntes sobre las políticas culturales en América Latina, 1987-2009". Juan Luis Mejía. Universidad EAFIT, Medellín.
* "De las políticas culturales nacionales a las agendas de cooperación: Europa". Mercedes Giovinnazo. Interarts.
* "Creatividad, cultura y desarrollo económico". Guiomar Alonso. UNESCO.
* "Notas sobre lo regional y lo subregional en las relaciones del MERCOSUR cultural con América Latina y la Unión Europea". Octavio Getino. Fundación del Nuevo Cine Latinomaricano.
* "La emigración calificada desde América Latina y las iniciativas nacionales de vinculación. Un análisis del caso uruguayo". Adela Pellegrino y Andrea Vigorito.
Universidad de la República, Uruguay.

Tercera parte: "La cooperación cultural en la agenda del desarrollo iberoameiano".
* "Unidad en la diversidad: las bibliotecas en la era de la globalización". Milagros del Corral. Biblioteca Nacional, España.
* "Las reubicaciones de la lectura: libros, lectores y lecturas". Germán Rey. Universidad Javeriana, Colombia.
* "10 años de Programa Ibermedia, 1988-2008". Elena Vilardell y Joan Álvarez. Ibermedia y Universidad Internacional Menéndez Pelayo.
* "Iberescena: una mirada transnacional". Cecilia Paz Miranda. Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Chile.
* "Las interacciones en la profesionalización en gestión cultural". Alfons Martinell. Cátedra UNESCO. Universidad de Girona.
* "Narrativas de ultramar". Estrella de Diego. Universidad Complutense de Madrid.
* Entrevista a la Ministra de Cultura de Colombia,
Paula Marcela Moreno Zapata.

Cuarta parte: Reseñas.

Impuestos y socialdemocracia por Vicenç Navarro

Considero al profesor Vicenç Navarro como una de las personalidades más lucidas del pensamiento político en nuestro país. Es un placer leerle en Público y otras publicaciones. Sus tesis se pueden leer directamente en su propia web www.vnavarro.org, a la que puedes acceder directamente desde este blog en la sección “La realidad no es como no la cuentan”.

Me parece sorprendente que algunas voces del Gobierno socialista español hayan expresado repetidamente su satisfacción de que España sea el país que tenga una de las presiones fiscales más bajas de la Unión Europea. Entendería que un dirigente de un partido liberal hiciera esta declaración. Pero admito que no lo entiendo en un dirigente de una formación política que se define como socialdemócrata. Y lo que todavía entiendo menos es que el motivo de satisfacción no sólo sea el hecho de que la presión fiscal sea de las más bajas de la Unión Europea sino que se enorgullezca de que haya descendido durante el mandato del Gobierno socialista.

Impuestos y socialdemocracia (II)

La causa de mi sorpresa es que la socialdemocracia en Europa se ha caracterizado, precisamente, por haber aumentado la presión fiscal con el fin de expandir y enriquecer las transferencias y los servicios públicos del Estado de Bienestar que contribuyen a enriquecer la calidad de vida de toda la ciudadanía y muy en particular la de las clases populares, base tradicional de la socialdemocracia. Los datos son claros y convincentes. A mayor fuerza la socialdemocracia (e incluyo bajo este nombre todos aquellos partidos de centroizquierda e izquierda, llámense como se llamen –socialistas, socialdemócratas, laboristas o eurocomunistas- que están comprometidos en un proyecto de enriquecer la calidad de vida de la población, y muy en particular de las clases populares, a base de políticas redistributivas encaminadas a reducir las desigualdades sociales y la discriminación y explotación que las sustenta), mayor desarrollo del gasto público, incluyendo el gasto público social, mayor extensión del Estado del Bienestar y menores desigualdades.

Partidos socialdemócratas o coaliciones de partidos socialdemócratas han gobernado aquellos países por mucho tiempo durante el periodo 1950-2000. Suecia (45 años), Noruega (39 años), Dinamarca (35 años), Finlandia (32 años) y Austria (31 años). El promedio de gasto público social en este grupo de países es el 30%, y su carga fiscal representa un 52% del PIB. Son los países que tienen menos desigualdades sociales y están entre los que tienen índices de mayor calidad de vida. Y tienen economías altamente eficientes. Sus tasas de desempleo están entre las más bajas de la OCDE y de la UE.

Impuestos y socialdemocracia (III)

En el otro polo están los países de tradición anglosajona liberal (EEUU, Gran Bretaña e Irlanda), en los que la socialdemocracia ha sido históricamente débil, habiendo Estado gobernados por la mayoría del tiempo por partidos conservadores de orientación liberal. Su gasto público social, como promedio del grupo, es de los más bajos de los países de la OCDE (el club de países más ricos del mundo), sólo un 24% del PIB, su carga fiscal es sólo un 36%, y tienen las desigualdades sociales más elevadas, con bajos indicadores de calidad de vida. Los países del Sur de Europa (España, Grecia y Portugal), son países que han sido gobernados en la mayoría de aquel periodo (en su primera parte del periodo) por regímenes fascistas o fascistoides y que heredaron Estados del Bienestar enormemente subdesarrollados y con enormes desigualdades sociales. Este subdesarrollo fue corrigiéndose durante la última etapa de aquel periodo, consecuencia de haberse establecido sistemas democráticos, aunque todavía tienen un gran retraso, poniéndolos incluso por debajo (o al mismo nivel) que algunos países liberales en su escaso gasto social. Todos ellos tienen grandes desigualdades sociales (ver Navarro, V. (ed.) Neoliberalism, Globalization and Inequalities. Baywood. 2008, y sección Economía política y Neoliberalismo, en www.vnavarro.org).

Impuestos y socialdemocracia (IV)

En realidad, España continúa teniendo uno de los estados del bienestar menos desarrollados de la UE, e incluso de la UE-15 (que son los países de la UE de semejante desarrollo económico al español). Se mire como se mire, el gasto público social español es de los más bajos de la UE-15. El gasto público social por habitante (4.663 unidades de poder de compra), el gasto público social como porcentaje del PIB (20,3%), el porcentaje de la población adulta trabajando en los servicios públicos del estado de bienestar (escuelas, sanidad, servicios de dependencia, escuelas de infancia, entre otros, 11%) son mucho más bajos que el promedio de la UE-15 (6.737 upc, 27% y 16%, respectivamente) siendo uno de los más bajos de la UE-15. Estos datos muestran que treinta años en democracia continuamos estando a la cola de la Europa Social. Y un factor muy importante que explica este retraso es la subfinanciación del Estado, incluyendo su Estado de Bienestar, que es a su vez resultado de la baja presión fiscal. De ahí que estar satisfecho de tener una baja presión fiscal implica que estemos satisfechos de estar muy retrasados en nuestro Estado Social, lo cual no deja de ser sorprendente e incoherente en un socialdemócrata.

Impuesto y socialdemocracia. Impuestos y déficit del estado (V)

Los datos que acabo de presentan explican mi sorpresa y preocupación cuando leí que algunas voces del partido socialdemócrata expresaron su orgullo porque teníamos la carga fiscal más baja de la UE-15. Esta preocupación se diluyó algo cuando leí que, por fin, iban a subir los impuestos. Pensé que por fin iban a intentar reducir el déficit social en España (que es nada menos de 70.000 millones de euros), tal como, por cierto, consta en su programa electoral. Pero me equivoqué. Inmediatamente leí que esta subida de impuestos se debía al deseo de reducir el déficit del estado, que llegaría al 10% del PIB. No sólo me entristecí, sino que me alarmé, puesto que lo que no debe nunca hacerse ahora, en una gran recesión, cuando el desempleo llegará al 20%, es disminuir el déficit del estado. Esto lo hizo Franklin D. Roosevelt al inicio de la recuperación económica durante la Gran Depresión, y retrasó enormemente la recuperación económica. España está todavía en una gran recesión, y no saldrá de ella a no ser que haya un gran aumento de la demanda interna, ligada al aumento del gasto público sostenido por un largo déficit. Es ilusorio creerse que este necesario incremento de la demanda interna lo vaya a resolver una bajada de impuestos tal como propone la derecha liberal española (el PP y CIU). La población está enormemente endeudada y la bajada de impuestos la utilizará predominantemente para pagar sus deudas. La evidencia de ello es abrumadora. De ahí que las propuestas de recuperación del PP y CIU reflejadas en sus documentos económicos son profundamente erróneas.

Impuestos y socialdemocracia. Impuestos y déficit del estado (VI)

Creerse que la crisis enorme que estamos viviendo se puede resolver a base de expandir, todavía más, las políticas liberales, es haber perdido toda conexión con la realidad económica que nos rodea. Pero esta visión liberal aparece también en la Comisión Europea y en su comisariato de Asuntos Económicos, que está presionando a los países a que reduzcan su déficit. En realidad, el déficit debiera aumentar más, a fin de estimular la economía (cuya tasa de crecimiento es negativa) a base de nuevas inversiones públicas (no sólo en infraestructuras y comunicación sino, sobre todo, en servicios públicos y nuevas energías creadoras de empleo) que debieran alcanzar hasta un 5% del PIB tal como ha ocurrido en EE.UU. (el país que saldrá primero de la crisis). Bajar el déficit quiere decir bajar el estímulo económico. Y bajar la carga fiscal quiere decir bajar el gasto público y con ello la inversión y estímulo económico, precisamente lo contrario que debiera hacerse.

Impuestos y socialdemocracia. ¿Son los impuestos impopulares? (VII)

Ya sé que me dirán que un político tiene que ser consciente de que subir los impuestos es muy impopular, lo cual no es necesariamente cierto. Depende de quien es el que paga los impuestos y para qué fines. Le aseguro al lector que si a la ciudadanía se le pregunta “¿Está usted a favor de subir los impuestos a fin de reducir el déficit del Estado?”. La respuesta será, por gran mayoría, un no. En cambio, si a la ciudadanía se le pregunta “¿Está usted de acuerdo en que la gente más rica del país (digamos las tres decilas superiores del país) pague más impuestos para mejorar la sanidad pública (o la escuela pública, o las escuelas de infancia, o los servicios domiciliarios, o la vivienda social, o las pensiones)?” la respuesta sería abrumadoramente positiva. No se ha hecho tal pregunta en España, pero se ha hecho en EEUU y la gran mayoría ha respondido afirmativamente, mayoría que alcanza niveles por encima del 80% entre las clases populares. Ni que decir tiene que a mayor renta, menos entusiasmo por el incremento de impuestos.

Es lógico que el 30% de renta superior del país (que incluye los creadores de opinión) sean reacios a la subida de impuestos. Pero no así la mayoría de la población, que sí la favorecen en caso de que tales impuestos vayan a cubrir tales déficits sociales. Por cierto, este apoyo mayoritario se mantiene cuando el objetivo de subida de impuestos es crear empleo, como ha estado ocurriendo con el programa de estímulo económico de la Administración Obama. No así las rentas más superiores, que son las que proporcionalmente pagan más impuestos y quedan menos afectadas por los déficits de gasto público social al utilizar menos los servicios públicos. De ahí que se opongan, utilizando improperios para definir tales medidas redistributivas como “demagógicas”, “anticuadas”, “imitación de Robin Hood”, y otros insultos a la usanza de las derechas cuando las izquierdas piden que se redistribuyan los recursos.

Impuestos y socialdemocracia. ¿Son los impuestos impopulares? (VIII)

El aumento de la presión fiscal progresiva es necesario no sólo para reducir el déficit del Estado del Bienestar, sino también para incrementar el gasto público y estimular la economía (objetivos, en sí, necesarios) y también para redistribuir la renta excesivamente polarizada en nuestro país. España continúa siendo uno de los países con mayores desigualdades sociales. La disminución de las rentas del trabajo ha creado un gran problema de insuficiente demanda y excesivo endeudamiento, mientras que las exuberantes plusvalías de las rentas del capital, invertidas en actividades especulativas, han llevado al desastre financiero. De ahí que sea necesario revertir esta enorme polarización social, causa de la Gran Depresión en el siglo XX y de la Gran Recesión ahora. Como bien dijo el Presidente Franklin D. Roosevelt, “hasta ahora sabíamos que la excesiva acumulación de riqueza, resultado de la avaricia, era un mal moral. Ahora sabemos que es también un mal económico”. Sería de desear que el Gobierno español, que se autodefine como socialdemócrata, actuara consecuentemente y viera que Roosevelt llevaba razón.

martes, 15 de septiembre de 2009

Las Noches del Ramadán de Madrid y Las Palmas concluyen con gran respuesta de público

Noticia aparecida en:
www.noticiasclave.net

La programación musical del 4º Festival Noches de Ramadán organizado por Casa Árabe, Fabricantes de Ideas / La Fábrica de Ideas, Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID), y, en esta edición, también por Casa África, ha obtenido una gran respuesta tanto en su edición de Madrid como en la de Las Palmas de Gran Canaria, ambas clausuradas en la madrugada del domingo después de tres intensas noches.

El Parque Casino de la Reina en el barrio madrileño de Lavapiés volvió a ser el lugar central elegido para su celebración con una asistencia de público similar a la de la edición anterior, aunque la duración del mismo se redujo a tres días a causa “de la situación económica general del país”, según los organizadores.

El gran maâlem (maestro gnawa) de Marruecos Hamid El Kasri protagonizó el concierto de apertura mostrando su gran capacidad artística que le permite fusionar las músicas gnawas de diferentes estilos: gharbaoui de la región de Rabat, marsaoui de Esauira y soussi del sur de Marruecos, uniéndolas a su voz profunda que le han convertido en uno de los maâlem más apreciados. Acompañado de una banda de 14 integrantes, donde se combinan instrumentos actuales con tradicionales, cautivó a las más de dos mil personas que se acercaron a presenciar un concierto singular y único que no dejaron de contonearse desde el primer tema.

La velada del viernes tuvo como protagonista a Afel Bocoum (en la foto superior) de Malí. Como los granos de arena del desierto, la guitarra dispersa las notas, alrededor de las cuales se enreda la monotonía de un violín monocorde njarka y el silbido de una flauta que provoca un viento suave y cíclico. En medio de este paisaje la voz de Afel Bocoum elabora un mundo de sofisticación orgánico, estructurado y armonioso.

El heredero de Ali Farka Touré se ha convertido en un altavoz políglota (tamashek, songhai, peul, bambara…) que difunde los más diversos y primordiales temas de la unidad malí, la religión musulmana, el culto vudú, el de los muertos, la inmigración y un sinfín de temas. Su concierto fue seguido con sorpresa, admiración y respeto por un artista casi desconocido en España y sirvió para presentar en Madrid su último trabajo 'Tabital Pulaaku', al igual que la noche anterior realizara en la plaza del Pilar de Guanarteme en Las Palmas de Gran Canaria, inaugurando, a su vez, otra sede del festival.

La clausura musical la protagonizó Natacha Atlas acompañada de The Mazzeka Ensemble desde Egipto. La artista pionera en la fusión de las músicas tradicionales con las electrónicas bien en solitario o formando parte de Transglobal Underground, presentó un proyecto basado en la música tradicional árabe y su diversidad y multiculturalismo.

Las casi cinco mil personas que siguieron su concierto se dejaron atrapar por melodías, bailes y cantos que mostraron la mejor Natacha de los últimos años. El espectáculo se estrenó en España la noche anterior en la segunda jornada del festival en Las Palmas.

Las Noches del Ramadán de Madrid y Las Palmas concluyen con gran respuesta de público (II)

Cada noche, como preámbulo a las citas musicales madrileñas, se presentó por primera vez en España la compañía Le Caramantran. Marionetas gigantes (en la foto) acompañadas de una fanfarria árabe que hicieron disfrutar a grandes y pequeños. Todos los asistentes que lo desearon pudieron saborear té y dulces árabes gratuitos, una tradición que se realiza desde la primera edición..

Conferencias, charlas, cine, la edición del periódico del Ramadán, juegos y cuentos tradicionales, talleres de caligrafía árabe, cuentacuentos y un torneo de futbol completan las actividades, todas ellas gratuitas, excepto las proyecciones cinematográficas realizadas en la Filmoteca Española que constaba 2,50 € cada entrada, dan forma a un festival que huye de toda clase de mercantilismo y comercialismo, lo que le ha llevado a no aceptar el patrocinio de importantes marcas comerciales.

La colaboración de cerca de una treintena de entidades ciudadanas y sociales contribuye en cada edición a una mejor difusión y una mayor participación e implicación de las asociaciones vecinales existentes en la zona de Lavapiés, que tienen al festival como algo propio.

El Atlas de la música de Natacha y nuevos aires con The Mazeeka Ensemble


Artículo y fotografías de Julio Castro publicado el martes 15 de septiembre en:
www.larepublicacultural.es/article2023.html

En Natacha Atlas, el propio nombre sugiere un concepto de globalidad en esta artista, que se traslada a sus orígenes, a su forma de comprender y de ejecutar la música. Ahí está su origen belga de nacimiento, los orígenes británicos de una madre convertida al Islam, y de un padre nacido en Egipto, criado en Palestina y emigrado a Europa que, pese a ser de creencia islámica, cuenta con un abuelo judío.

Toda esta mezcla debe producir un tremendo cóctel en la infancia, que no puede salir por otro lado que no sea el de una expresión plural y diversa a la hora de manifestarla.

Este año, como en anteriores ocasiones, los conciertos de las Noches de Ramadán han tenido su cuota de participación para la mujer que, pese a contar sólo con una de las tres actuaciones, ha supuesto el plato fuerte del festival, no sólo por tratarse de la actuación del sábado, sino por ser la que generó más expectación entre el público.

Así, el recinto estaba ya a rebosar desde bastante antes del comienzo y a pocos minutos de su inicio, asomarse al escenario (aún apagado) era crear un tremendo murmullo entre la gente que, impaciente, aguardaba la aparición de los músicos.

En esta ocasión la artista acudía a la cita con el escenario acompañada de un gran equipo, por lo que se demostraría en el concierto, que bajo el título de The Mazeeka Ensemble, incluye piano, percusión, violín, bajo y teclados, y que acompañaron a la cantante durante toda su actuación. Quisiera destacar a alguien del grupo, pero es complicado, porque si el violín y la pianista me parecieron magníficos, el resto de componentes no se quedaron atrás.

El concierto sería una muestra de esa diversidad que ha alcanzado esta artista, de manera que, además de algunas de las piezas más comerciales, y más difundidas en las cadenas musicales televisivas del mundo árabe (y del europeo), trajo otros trabajos, pero especialmente me atraerían los arreglos musicales de piezas antiguas que, al igual que en el caso de otros músicos de su talla, han derivado hacia el mundo del jazz que, espero, sea su siguiente definición de estilo. No pude evitar por menos que pensar en otros músicos mediterráneos como el ahora ya retirado Lluís Llach, que hace años igualmente se fue acercando con algunas de sus composiciones más antiguas y también en nuevos trabajos, a ese mundo que convierte lo colectivo en algo mucho más intimista.

El efecto fue muy claro, la danza de Natacha y del público dio paso a la expectación, y se podían ver caras maravilladas antes que extrañadas, por este nuevo estilo que imprime la cantante a su música. Por supuesto, el concierto acabaría en la gran ovación de los asistentes que tan sólo pudieron disfrutar de un único bis por la hora de finalización que cumplió con las doce campanadas, como marcaba la autoridad municipal.

Afel Bocoum, las raíces del continente negro en las Noches de Ramadán

Artículo y fotografías de Julio Castro publicado el sábado 12 de septiembre en:
www.larepublicacultural.es/article2013.html

Si la primera jornada de las Noches de Ramadán, nos obsequiaba este año con un concierto marcado por la magia de las religiones ancestrales, de la mano de Hamid El Kasri, la segunda nos dejó un estreno en Madrid a cargo del maliense Afel Bocoum, que no puedo dejar de calificar como la denuncia con encanto y sencillez.

Y es que este gran músico que en el escenario parece mostrar una gran timidez, pero sin apenas moverse de su sitio, comienza a tocar su guitarra electroacústica y a cantar y todo es ritmo, desde el resto del grupo hasta lo más lejano del escenario. Una música con raíces pero también con actualidad, es como la construcción del country africano, que nos cuenta historias y problemas de su gente.

Afel nos habla de la inmigración: “sí, la migración es un problema… mucha gente se va y deciden lanzarse a atravesar el mar…”. Porque claro, como los puntos de relatividad de la física, este también depende de las coordenadas de origen y, para algunos, la migración supone un conflicto aquí, con nuestra problemática de señorines y señorinas, pero son personas, la mayoría jóvenes, que abandonan su tierra y, en muchos casos dejan su vida en el camino devorados por el agua salada, los peces y los explotadores.

Y nos habla de la discriminación, y del racismo… Y también nos cuenta cosas de su país y dice “vengan a vernos…” para y sonríe con sorna, porque debe pensar “¡a vosotros os quisiera yo ver allí!”, pero sigue diciendo “vengan, de verdad, es necesario que vengan a conocer aquello”. Y sigue cantando otro de sus temas.

No es un mundo nada fácil el de su país de origen, pero se alegra enormemente de ver aquí a su gente e identificarse con ellos, y es como un nostálgico Bob Dylan en otro mundo y en otra realidad. Un lugar en el que se crea tanto o más que en otros, por eso llama la atención si pones el oído pegado a su realidad y, en lugar de extrañarte porque hayan adaptado su música a algunos instrumentos electrónicos, tenemos que pensar cómo nosotros damos por sentado que somos creadores de algo y, ahí están los instrumentos más primigenios (con sus adaptaciones o evoluciones si las hay), de donde muchos de los actuales de nuestro entorno han surgido. Y entonces, hay que preguntarse ¿dónde está la realidad y donde la réplica? Y es que tal vez, vivamos de las rentas, matando al mensajero.


El Hip hop con bandoneón de Actitud María Marta y Hamid El Kasri con un Gnawa electrónico


En la foto Paula Domínguez la nueva integrante de Actitud María Marta


Artículo y fotos de Julio Castro publicado el pasado jueves 10 de septiembre en:
www.larepublicacultural.es/article2003.htm

Si los días anteriores fueron de actuaciones más multitudinarias y de difusión, las actuaciones que la Semana de la Cooperación llevó al madrileño municipio de Getafe marcaron el contraste musical y cultural, con dos toques enmarcados en sendos entornos bien diferentes: el sonido más revolucionario y combativo de las chicas de Actitud María Marta, junto a la magia del gnawa norteafricano que nos traía Hamid El Kasri con su grupo de músicos y bailarines-

Ya había tenido ocasión de ver antes a las argentinas en Madrid, pero el sonido del lugar en aquella otra ocasión no acompañó a sus voces y su música. Pero esta vez sí que ha merecido la pena tener la oportunidad de verlas muy de cerca, con una mejor acústica y con una interactividad más cercana con su público, pese a tratarse de una plaza de toros.

Las dos argentinas Malena D’Alessio y Karen Pastrana, vinieron esta vez acompañadas de otra voz privilegiada, como es la andaluza Paula, residente en Cataluña, que pese a no ser componente habitual del grupo, sino de nueva incorporación para sus actuaciones en España, demuestra haber tenido una gran capacidad de integración, aunque hay que señalar que también le ponen grandes facilidades el resto de componentes.

Un hip hop de los más comprometidos que he escuchado, máxime teniendo en cuenta que las chicas no son precisamente nuevas en este mundo y, aunque no tengan disco editado en nuestro país, no han aterrizado hoy. Y lo digo porque en este mundillo del hip hop, es bien sabido que la mayoría de los artistas, cuando se convierten en “artistones mediáticos” se olvidan de su compromiso, de las letras originales y, sobre todo, del significado de las mismas que constituían sus orígenes y su “por qué”.

Y es por eso, por lo que más me sorprendió el discurso de Karen, cuando suelta una charla entre canción y canción, acerca de lo que supone la democracia y el engaño de los medios de comunicación: “todos los días nos cuentan de esa gran democracia que hay en Colombia, dirigida por el fascista Uribe, y de la falta de libertades de la Venezuela de Chavez, cuando allí la gente tiene más acceso a la información y sabe que es completamente al reves”. Esto viene a decir, con muchos más detalles, porque como aclara también, para ellas la música es mucho más que actuar y por eso hablan mucho entre tema y tema, porque consideran que deben tomar el micrófono para denunciar estas cosas.

No olvidemos que ellas lo han sufrido en sus propias carnes en Argentina, pero como también dicen en algunas de sus letras, no están dispuestas a callar cuando les den por detrás: “yo no te he puesto la vaselina”, dicen a quines se empeñen en tragar y soportar. Más allá de la cuestión especialmente combativa y del compromiso político, insisto en la gran calidad de su actuación, las grandes voces y la compenetración en el trabajo, incluyendo al DJ, que tampoco es argentino, sino norteeuropeo, y a Santiago, un gran bandeonista argentino (este sí), que integra su instrumento a la perfección en el ritmo y la musicalidad hiphoperos.

El Hip hop con bandoneón de Actitud María Marta y Hamid El Kasri con un Gnawa electrónico (II)


Y si buena es la actuación de Actitud María Marta, la segunda parte del concierto, a cargo de Hamid El Kasri es festiva, mágica, no sólo por la actuación sino por los orígenes de la misma, pese a que este músico marroquí ha querido actualizarla sin disminuir un ápice la calidad de la misma, de manera que ha pasado a convertirse en uno de los principales y más reclamados artistas en el corazón de su pueblo. Por eso es una de las estrellas del Festival Gnawa de Essaouira, por lo que demostró ayer noche, y que hoy repetirá y mejorará con un público mucho más numeroso dentro de las Noches de Ramadán en Madrid, y mañana con nuestras amigas argentinas en Guadalajara, dentro de la última jornada de la Semana de la Cooperación.

Pero volviendo a Hamid, además de su voz musicalmente tan fluida, que endulza cada canción que interpretan muy por encima de todos los instrumentos y de las castañuelas y voces de sus acompañantes, tiene un gran toque de espectacularidad, que se resalta con los bailes, saltos y giros en tan pequeño espacio, por parte de los músicos gnawa que le acompañan, que siempre recuerdan e los giros de los derviches. Recordemos que este tipo de música y cultura proviene de ancestros que fueron los esclavos del sur para los señores del norte, y responden a ritos tradicionales que se conservan y se convierten hoy en espectáculo musical y artístico en general.

Lo cierto es que no tiene sentido escuchar un disco con este tipo de música cuando no has visto en directo un concierto similar, porque acaba convirtiéndose en un auténtico pestiño intragable. Sin embargo, el directo es una invitación a bailar y a saltar con la música y sus percusiones.

Por otra parte, Hamid ha hecho una actualización instrumental y de composición, que incluye cosas muy interesantes, especialmente apreciables al fijarse en cada instrumento por separado. Obviamente, lo más tradicional siguen siendo las voces y los giros, pero ha conseguido la transmisión y supervivencia de la tradición actualizada a los tiempos.

Quienes tengan oportunidad de asistir a algunos de los conciertos gratuitos que quedan en estos días tanto de u nos como de otros, deberían aprovechar la ocasión.

Los gigantes de la montaña en las Noches de Ramadán ’09


Artículo y fotos de Julio Castro publicado en:
http://www.larepublicacultural.es/articulo.php3?id_article=%202008

Salimos ya del mes de ramadán del calendario musulmán (ya sabéis, ese de purificar el cuerpo con el ayuno y algunas prácticas que no comparto, pero allá cada cual) y es una buena excusa para la integración en nuestras latitudes que purifican el alma a base de castigar el cuerpo con el cilicio y de comer pescado (quienes puedan permitírselo en esta crisis y en este país) en lugar de carne y derivados (que tampoco la regalan ¿eh?).

Una buena excusa, digo, porque resulta que la población de nuestros vecinos y antes protectorados y colonias, son en su mayoría musulmanes y apenas les miramos a la cara durante el año en la mayoría de los barrios de nuestros municipios, pero el ambientillo y el jolgorio de codo con codo que se crea en este evento, que ya va por su cuarto año de celebración, es muy divertido y entrañable. Y esta especie de babel familiar, arrancaba este año, literalmente, con los gigantes de la montaña, porque unos seres de alrededor de cuatro metros de altura, daban rienda suelta a sus bailes, carreras y persecuciones del público en el parque Casino de la Reina de Madrid (en Lavapiés, claro), acompañados por una no menos divertida banda de música tipo pasacalles, con una larguísimas trompetas (confieso que ni idea de cómo se llaman, pero lo averiguaré), sus panderos y sus voces. Se juntaban en corro, y de repente se lanzaban a agarrar con sus tremendas manos al público de alrededor, o paseaban entre las sillas y las vallas próximas al escenario.

Este año el concierto tiene otro formato diferente al del pasado, supongo que todo se recorta, pero la realidad es que tan sólo actúa un grupo por noche durante tres consecutivas y, en la primera sesión, la del jueves, tocaba el turno al músico que unos poquitos ya habíamos escuchado la anterior noche en Getafe dentro del programa de la Semana de la Cooperación, el marroquí Hamid El Kasri (hoy viernes estará con las argentinas hiphoperas de Actitud María Marta en Guadalajara).

No tiene comparación una actuación para un público reducido en número, con la de la noche del jueves en Lavapiés.

Los gigantes de la montaña en las Noches de Ramadán ’09 (II)

Si lo del día anterior fue un lujo que nadie puede permitirse, porque era como tenerle en familia (no sé si exagero al decir que igual tocaban a cinco o seis espectadores por componente del grupo), la verdad es que para los artistas son también dos mundos diferentes, porque en la primera Noche de Ramadán, Hamid El Kasri y sus numerosos acompañantes estaban más crecidos si cabe.

Fueron más grandes que los gigantes del pasacalles previo, hubo continua interacción entre el público, que para eso había un abundante público marroquí en el patio del escenario, y cuando se percataron de la multitud (no sé cuántos miles, pero la plaza estaba como al 80%), y cuando vieron cómo les coreaban y les seguían (los que comprendían ese árabe marroquí) y los botes y los bailes… el propio Hamid, a veces parece impasible, comenzó a azuzar al público para que le acompañara, el coro gnawa (que lucía indumentaria diferente a la de la noche anterior en colorido y forma) parecía multiplicarse en número y los músicos del grupo echaron el paso al frente para divertirse ellos también.

Como ya ocurriera el pasado año, las sillas puestas delante sobraban en su mayoría y quizá faltaba algún otro chiringuito de té, que se agradece el regalo, pero las colas son interminables y el concierto no para. Pero estaba claro que, cada uno hablando en su idioma (me gusta pasearme a ratos entre todos para escuchar a cada uno o cada una, que vienen de quién sabe dónde, pero son norte, sur, este y oeste), todo quisque se divertía en esta babel.

En casi todo ha habido cambios, y mientras no llueva el escenario está mejor así, porque el calor bajo la carpa de años anteriores podría ser bastante agobiante, pero claro, las fechas del ramadán son cambiantes y al año que viene tocará en agosto: hará falta más té y más agua.

Entre tanto ahora viene el turno de Mali que seguro que no tendrá nada que envidiar, y después la última jornada con la gran esperada, la egipcia Natacha Atlas.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Música multicultural por la cooperación en Madrid: y las instituciones municipales, en su línea.

Artículo y fotografías de Julio Castro publicado en:
www.larepublicacultural.es

Un variado concierto superó las expectativas, tanto musicales como de asistencia, en el Día del Cooperante celebrado el martes 8 de septiembre en el madrileño parque de Las Vistillas. Ni todo fue vino y rosas, ni todo el mundo es violento, pese a lo que nos quieran hacer creer, como se pudo ver.

Un inicio con canciones mexicanas de corte más tirando a clásico, por parte de Roxana Río, la cantautora oriunda de aquel país norteamericano, hoy día afincada en el nuestro, donde se nota que predominan sus estilos de origen, bien salpicados de otros tonos y ritmos más modernos con ciertas influencias ibéricas. No dudó en utilizar sus canciones más reivindicativas, entre las que cabe destacar su apoyo a las mujeres de Ciudad Juárez, frente a la masacre que se vive allí desde hace años, con la clara connivencia y permisividad de las autoridades del Estado y del país. Acompañada de bajo, guitarra y percusiones, y ella misma con una guitarra española, supo hacer una gran introducción, en la que destacaría su tremenda voz, su buena actuación y su carácter, que viene a decirnos que, afortunadamente, aún hay revolución en México.

Se trataba de un concierto que, aparte el tema del día concreto o de la Semana de la Cooperación (hoy continúa por tercera jornada, pero en el municipio de Getafe), trajo las reivindicaciones de distintos países y, sobre todo, la mezcla que demuestra que juntos se puede hacer “de to". Así que el que yo pensaba que seria el plato fuerte de la cena apareció en segundo lugar: un proyecto que tiene origen multiétnico, múltidisciplinar y multioperativo, ya que Casser le Mur (romper el muro) conjunta a los aragoneses de Biella Nuei, con marroquíes (ellos y ella) de distintas formaciones musicales, algunos de los cuales ya habían pasado por España antes de este año 2009 representando su propio proyecto.

Pero aparte de la procedencia, hay que reseñar que la idea surge de los promotores y organizadores del Festival Internacional Pirineos Sur de este año, que han decidido fomentar desde antes de la edición de 2008, este tipo de intercambios. Como vemos, no sólo el resultado es magnífico, sino que perdura tantos meses después de su promoción. En este caso, acompañados de Paixariño que se sumó a la fiesta con su personal toque musical. La idea, como decía, obedece a la operativa del propio Festival oscense, sin embargo hay que añadir que decidieron pasarlo por la vía de la promoción de AECID en el ámbito de colaboración establecido acerca del desarrollo cultural, así que, por una vez (¿servirá de precedente?), parece que la Administración ha tenido un enorme acierto en este apoyo.

Y en el escenario se fueron mezclando vestimentas veraniegas e indumentarias más formales, entorno a la tremenda voz de Oum, la cantante de Casablanca que pone la guinda de la calidad del producto musical con su propio estilo y, Luis Miguel Bajén, que añade el desparpajo a su despliegue en la voz, la dirección y el manejo instrumental, codo con codo con la marroquí y con distintos solos de algunos de los otros participantes, fueron desgranando un concierto que podía haber sido el único de la noche sin que faltara nada a la celebración, gracias a la riqueza del conjunto.

Música multicultural por la cooperación en Madrid: y las instituciones municipales, en su línea (II)

Pero no quedaba aquí la cosa, porque terminado el segundo pase subieron a escena los Aterciopelados, que con la colombiana Andrea Echeverri al frente, con la voz y la guitarra, hicieron el fin de fiestas (o casi), con un público de lo más variopinto pero, predominantemente, del país sudamericano, que corearon las piezas que pudo interpretar. Personalmente su estilo no encaja en mi música, pero muchas de las letras son especialmente combativas y la propia intérprete no deja de hacer referencias a los problemas de su país, en defensa de las mujeres y contra Uribe. En un momento dado, alguien se pone a gritar desde segunda fila de la valla una serie de vivas al corrupto presidente Uribe y la gente se queda paralizada y sorprendida (el que escribe también, cómo no). Ella mira fijamente hacia el lugar de las voces y dice con sorna “¡Ah, que estabas haciendo un chiste…!”, le dedica un epíteto al susodicho politicón y continúa con su programa.

Casi al final aparece en el escenario un consagrado, como es Miguel Ríos, que canta con ella una pieza y al terminar grita varias veces exigiendo el “¡0’7%, pero ya!, no dentro de unos años, sino ¡ya!”, en referencia al PIB de todos los países desarrollados para ayuda a la cooperación con el tercer mundo.

Y ella, como decía, continúa con su programa hasta que le avisan que hay que terminar, porque de lo contrario la policía municipal lo terminará. Así que, en mitad de la última canción, ella opta por cortar y decir lo que hay. El espectáculo que sigue a esto no lo voy a tratar al detalle, pero es bochornoso ver a dos agentes municipales tratando por todos los medios de conseguir el pasaporte de la artista. Con agrias maneras y torpes “haceres”, la cosa se alargaría casi una hora más, mientras la gente se había ido marchando tranquilamente a sus casas: por mucho empeño que se ponga, lo de Pozuelo no es una cosa de cada día y, en el casi total desconocimiento de lo ocurrido allí, puedo asegurar que la gente aquí estaba por motivos bien diversos.

hay que destacar que el Ayuntamiento de Madrid ponía su sello en el evento (ignoro cuál fue su otra colaboración), pese a su propia prohibición de seguir más allá de las once de la noche, pese a que las verbenas meramente lúdicas se alargan hasta altas horas de la madrugada con sus músicas vanas y sus tómbolas, especialmente, en Las Vistillas. No sé todavía si se trata de soliviantar a la gente para poder reprimirla, de enfrentarse a todo aquello que no sean iniciativas carentes de contenido, o mantener una soterrada pelea contra todos los que no sean peperos del ayuntamiento, pero el espectáculo fue despreciable y me recordó cosas vividas hace ya muchos años. Si alguien quería desatar furias ciudadanas se tuvo que quedar con dos palmos de narices, porque la gente demostró estar por encima de las burdas heroicidades y del “mirusté, yo tengo que cumplir con mi deber”, que parece que da derecho a pisotear cualquier logro. Yo desconfiaba estos días de que quedase algo de educación en la ciudadanía, pero aún queda bastante y, con todo el respeto, acabaron por ignorar a las dos (2) autoridades competentes: esa era toda la representación municipal que acudió al homenaje a los cooperantes: la porra y el logotipo. Creo que la calle vuelve a ser suya de él.

martes, 1 de septiembre de 2009

Objetivamente, subjetivo: limitaciones veraniegas

El director de la revista, Ritmos del mundo, me pide celeridad en esta colaboración. Textos previstos sobre Brian Jones y Boris Vian han sido imposibles de publicar. Mea culpa. Todos tenemos límites y limitaciones y más en un verano como este.

La cacareada –y real– crisis no parece hacer mucha mella en algunas de las gran citas estivales. Los medios presumen de analizar la situación con “rigor”. Nos enteramos en el diario que dirige PJ, siempre a la cabeza del periodismo de investigación, que los conciertos de Pirineos Sur tienen lugar en la plaza de toros de Lanuza. Cerca de 50.000 ciudadan@s se han acercado en julio sin encontrarla. Prometen seguir buscándola en los próximos veranos.

Mella causó la granizada que cayó el 16 de julio sobre todo a la decena de espectadores que tuvieron que ser atendidos por la Cruz Roja. El Auditorio Natural de Lanuza albergaba cerca de 5.000 personas cuando se desencadenó la tormenta más virulenta acaecida en sus 18 años de existencia. La noche continúo con la atención sanitaria reseñada, ante el impacto producido por el tamaño considerable del granizo, media hora más tarde. Peor suerte padecieron en el FIB, donde un huracán obligó a suspender algunos de los conciertos teniendo que soportar además las críticas de Oasis.

Menoscabo merece el trato recibido por los responsables de La Mar de Músicas. Los que jalearon la supuesta censura del festival, no han tenido el decoro de informar sobre los temas supuestamente censurados durante su celebración. Normal, literatura, arte y cine sólo son noticia cuando son parientes próximos del medio de comunicación correspondiente. Acoso y derribo cartagenero que ha puesto en evidencia una vez más que la importancia autoproclamada de algunos, la realidad la desmiente.

La edición de más riesgo de su historia, y van quince, se ha saldado con los mejores resultados. La sorpresa no viajó sólo desde Marruecos, país al que estaba dedicado el festival este año, sino también desde Argentina, donde la Orquesta Típica Fernández Fierro protagonizó alguno de los mejores momentos en una actuación esperada desde hace 5 años, sin que muchos de los que siempre hablan de creatividad y libertad de expresión prestos a informar con avidez, les interesara lo más mínimo.

En tiempos de limitaciones hay que buscar nuevas maneras de actuar, de intervenir y de narrar. Lo indiscutible se desvanece ante una realidad más compleja, plural y democrática, que abre puertas por las que todos pueden pasar, quedarse y compartir. Los ilusionistas que se empeñaron en poner puertas al campo, vender motos sin manillar, saben que su tiempo está por concluir. Se asemejan a los que dan golpes de estado secuestrando a presidentes en pijama diciendo representar los intereses de la mayoría, cuando realmente sólo les preocupa lo suyo y la utilización de la mayoría es un pretexto para su provecho individual.

Deberíamos volver a repensar con las canciones de Pablo Milanés de fondo: “Todavía no pregunté: te quedarás/ temo mucho a la respuesta de un jamás,/ la prefiero compartida/ antes de vaciar mi vida/ no es perfecta mas se acerca a lo que yo/ simplemente soñé”.

Soñar y compartir es difícil en tiempos de limitaciones, pero posible cuando no se piden estrellas azules sino llenar espacios con la luz de cada uno. Espacios afrodisíacos y/o paradisíacos como declamaba el de Báyamo el 23 del pasado julio y, aunque “el que tiempo pasa, nos vamos haciendo viejos” y “el llanto es amargo” hay que pensar “en los años que tienes para vivir”.

Ritmos del mundo, número 12

Ya está a la venta el número 12 de la revista Ritmos del Mundo.

En la misma una serie de artículos sobre Nancy Vieira, Martirio, Vinicio Capossela, La Tarantela. La Musgaña, Olga Román, Roberto Fonseca, Randy Brecker, Carlos Nuñez, Julian Lage, Al Tall, Shantel, Tomasito, Aterciopelados, Misia, Raphael Saadiq, Fasero y Roy Haynes.

Además de las correspondientes secciones de biblioteca, la claqueta, estrenos, en directo, discos y viajes.

Se completa la revista con el editorial y las tribunas de opinión de Jordi Turtos, Jordi Bianciotto y la mía “Objetivamente, subjetivo”.