jueves, 30 de julio de 2009

Última velada en Pirineos Sur

La Plaza de Lizana en Huesca es un punto de encuentro situado muy próximo a la Catedral y al Ayuntamiento en el caso antiguo. Un lugar de aproximación habitual para foráneos y propios. La ciudad ha gozado siempre de una gran tradición flamenca. Familias al completo que generación tras generación han dado identidad a la expresión flamenca oscense que se citan, y habitan, en torno a la plaza para conversar, pero sobre todo para cantar y bailar.

PIRINEOS SUR escogió para su última gran velada musical una selección que incluye a algunos de los continuadores de dinastías flamencas como las de Timbales, Molotes, Tarantos o De Jiménez; Raúl Jiménez (Raúl de Molotes), Raúl Jiménez (Gamba), Jesús Jiménez (Tutero) y Belén Fernández (La Tais) al cante. “Marquitos” y “El Bamba” a las percusiones. “Champú” coros, palmas y jaleos, acompañados por “Teto” a la guitarra e Iván Jiménez “Nano” al piano, todos ellos agrupados bajo la denominación de “Pirineos Flamenco: Lizana” que alguno bautizó hace meses como el Buenavista Social Club oscense.

Martinetes, alegrías, tangos, tanguillos, fandangos… incluso alguna nana para concluir con una fiesta por bulerías que llegó plenamente al numerosísimo público que poco a poco iba cubriendo el Auditorio Natural de Lanuza, que supo reconocer la calidad y frescura de un colectivo de artistas nada habitual en los grandes espacios escénicos de nuestro país.

Ojos de Brujo es un grupo veterano en el festival desde su primera actuación en 2001. DJ Panko en la rueda de prensa previa a la actuación, recordó que Pirineos Sur siempre ha sido uno de los lugares donde siempre han sido mejor recibidos.

Desde el primer tema era evidente la receptividad que iba a tener. Una veintena de canciones que repasaron su discografía, haciendo especial mención a las que forman parte de su último disco “Aocaná”, su apuesta por la rumba y los aires latinos sigue funcionando para deleite de sus múltiples seguidores.

“Ventilador” fue interpretada y acompañada por un coro multitudinario, absolutamente entregado a la música, sin tener que preocuparse de los riesgos climatológicos de las noches anteriores. Tras concluir el concierto, DJ Panko continuó presente en la fiesta, realizando una sesión propia que se prolongó a lo largo de la noche. Anteriormente y en el espacio reservado para los medios de comunicación, los integrantes de Lizana volvieron a cantar, bailar y jalear, como culminación de una fiesta que se vivió y siguió con identidad.

La XVIII Edición de Pirineos Sur despedía los grandes conciertos, base del festival, como comenzaron, con aires festivos. Si la inauguración estuvo basada en sonidos de los Balcanes y de Centroeuropa, la clausura estuvo dedicada a nuestras músicas más divulgadas. Una excelente manera de celebrar la mayoría de edad.

Así habló Deodato por Juan Gavasa

El profeta Zaratustra vivía recluido en la montaña y cuando consideró que el momento había llegado, decidió abandonar su retiro y divulgar al mundo toda su sabiduría. Eumir Deodato no atesora las virtudes del superhombre que refirió Nietzsche en su universal obra “Así hablo Zaratustra”, pero su concierto del viernes en Pirineos Sur, el primero que ofrece en España aunque parezca sorprendente, fue algo así como una epifanía en medio de las montañas, el anuncio de que el veterano compositor todavía tenía cosas que mostrar a la humanidad. Deodato se hizo inmensamente famoso a principios de los años 70 del pasado siglo por hacer una versión funk de la obra de Richard Strauss “Also Sprach Zarathustra”, inspirada en el texto del filósofo alemán. El tema se incorporó a la banda sonora original de “2001. Odisea en el espacio” y derivó en una confusión legendaria según la cual no fue Strauss sino el propio Deodato el autor de la pieza original.

Entre leyendas urbanas y una fama repentina, el compositor brasileño desapareció de la primera línea de la fama musical demasiado pronto y descendió a las galeras de la composición, donde el talento sólo se reconoce cuando se lleva un micrófono entre manos. Por eso Eumir Deodato es un perfecto desconocido para las nuevas generaciones, ajenas a su primoroso caudal compositivo, a la ingente capacidad creativa que le ha permitido trabajar con los mejores: Frank Sinatra, George Benson, Stanley Clark, Antonio Carlos Jobin, Aretha Franklin… Hasta la fecha, Deodato ha recopilado 16 discos de platino (como artista, compositor y arreglista), y ha vendido sólo en Estados Unidos, 25 millones de discos. Su discografía completa, en la que se incluye todas sus facetas musicales, supera los 450 discos y su álbum de debut, el maravilloso “Prelude” (1973), logró vender cinco millones de copias, otorgándole, además, su primer Grammy. Unas cifras demoledoras que exigen una reverencia ante el artista.

El viernes en Pirineos Sur Eumir Deodato puso sobre el escenario todo el peso de su leyenda. Acompañado de una formidable banda en la que sobresalía la sección de vientos (Piero Odorici, saxofón, y Daniele Giardina, trompeta), el músico brasileño dirigió desde el piano un concierto con efervescencias sicodélicas y nostalgia “setentera”. El jazz, el funk y el pop fueron en esa época la argamasa de una forma de hacer música que respondía con ampulosidad a la decadencia del verano del amor. Deodato fue considerado en aquellos años un verdadero maestro, un tipo que supo entender que los vigorosos arreglos orquestales y las producciones ostentosas eran el signo de los tiempos. Ayer eligió para finalizar su concierto –demasiado breve para todos-, un clásico de Steely Dan (otros maestros de las producciones orquestales), “Do it again”. No fue casualidad. Fueron los 70 años gloriosos años en los que la cultura musical se forjaba por igual en un disco, en una discoteca, en un concierto o en la sintonía de una serie de televisión norteamericana. Por eso ayer fue muy recurrente un comentario entre el público: “suena a sintonía de serie de televisión”, un reconocimiento inconsciente de la influencia que tuvieron músicos maravillosos como Deodato en la conformación de nuestra cultura musical.

La noche de Pirineos Sur presentaba como nombre genérico “Lusofonías”. Brasil se había presentado en el Auditorio de Lanuza con una versión poco convencional, si nos ceñimos a los erróneos patrones tradicionales que vinculan exclusivamente la música del país con la Bossa. La otra pata de la propuesta musical la aportaba la gran diva portuguesa nacida en Mozambique, Mariza. La gran fadista es ya una estrella universal que se pasea como tal por los escenarios; con una pose y una elegancia al alcance tan solo de una clase de mujeres que tiene en el gesto la sensualidad y en la voz un arma maravillosamente seductora. A Mariza ya la han situado al nivel de otras grandes divas como Edith Piaff o Ella Fitgerald. Todo es cuestión de matices y perspectivas pero no hay duda de que es la gran heredera de Amália Rodrigues, la más grande fadista de todos los tiempos.

En la noche del viernes en Pirineos Sur realizó un concierto impecable, un calificativo que de tanto usarse puede transmitir la sensación de abaratamiento. No es el caso. Impecable quiere decir magistral. Mariza domina los infinitos registros de su portentosa voz con sabiduría y profesionalidad; sabe que el público espera encontrar en los directos una versión aproximada de lo que escucha en sus discos. No se pierde en requiebros efectistas ni incita a sus músicos a desvaríos sonoros que siempre se acaban justificando por la incierta inspiración del directo. Lo que Mariza ofrece es un formato sobrio y metódico, envuelto de ternura y delicadeza, una valiosa joya vocal que tiene el tacto del terciopelo. Melancolía y dulzura por partes iguales y el soporte de unos músicos que deambulan entre pequeños brotes de inspiración jazz y la estructura tradicional que alimenta el fado, concebida para no restar ni un ápice de protagonista a la gran y única estrella. Ayer fue Mariza y el mejor instrumento fue su voz.

Noche con filin


Pablo Milanés y Omara Portuondo protagonizan la gran noche cubana en Pirineos Sur con un formidable concierto.

La noche del pasado jueves 23 de julio nos acercaba al Auditorio Natural de Lanuza a dos de las grandes referencias de la música cubana de siempre; Omara Portuondo y Pablo Milanés.La gran dama de la música a nivel mundial, no solo caribeña, comenzó interpretando “Gracias”, título que da nombre a su último trabajo editado hace un año que recoge algunas de sus canciones favoritas para conmemorar sus sesenta años en la música.

Una actuación de aproximadamente noventa minutos donde repasó algunas de sus canciones de siempre con otras del mencionado disco. Arropada por una excelente banda, donde destacan especialmente el contrabajista Felipe Cabrera y el pianista Harold López Nussa, mostró la calidad de su voz y la cercanía con un público que no paraba de vitorearla y piropearla. Toda una lección de saber estar y entrega ante un público que siempre la ha venerado desde que en 1998 pisará por primera vez el escenario de Lanuza, en el inolvidable homenaje que el festival rindió a Compay Segundo.

Su presencia nos hizo recordar al malogrado Pio Leyva uno de sus grandes amigos y compañeros, pero también a Maria Bethânia, Chico Buarque y a su gran compañera Elena Burke, a la que rinde su particular homenaje con “Ámame como soy”. Uno de los momentos estelares fue la interpretación de “Veinte años” el tema más conocido de la más grande trovadora que ha dado la isla, María Teresa Vera. Lo interpretó con la maestría de sus grandes ocasiones, de igual modo que la grabación que realizó para Buena Vista Social Club, convirtiendo esta canción en uno de los temas más reconocidos del mismo, una referencia musical a nivel planetario.

En la década de los cuarenta en el callejón habanero de Hammel una serie de jóvenes de la capital se reúnen con la intención de entornar “canciones con belleza” en palabras de uno de sus integrantes, Cesar Portillo de la Luz. La joven Omara se incorpora al colectivo de artistas que se conoce como filin, sentimiento. Poco tiempo después se acerca al callejón un joven compositor que está dando sus primeros pasos en la música, Pablo Milanés. Con el tiempo se convierte junto a Silvio Rodríguez, Amaury Pérez y Pedro Luis Ferrer en las voces de referencias de la denominada Nueva Trova Cubana.

Aquel joven inquieto se ha convertido con el tiempo en uno de esos autores musicales imprescindibles a nivel mundial. Da igual si se acompaña de una gran orquesta o interpreta sus temas únicamente con la compañía de su guitarra.

El timbre y la magia de su voz es tal que solo con entornar brevemente el inicio de una canción, el clamor se apodera del las gradas ante un público que le venera. Una veintena de canciones fueron las interpretadas. Acompañado por Dago González -piano y violín-, y con Miguel Núñez también al piano y con la responsabilidad de la dirección artística. Las ejecutó con la maestría que le caracteriza electrizando a la mayoría de los asistentes y dejando un pequeño halo de tristeza por la no interpretación de algunas de sus canciones más conocidas (“Yo no te pido”, “Amo esta isla”…), cosa inevitable ante la cantidad de temas excelentes que con los que cuenta el genial artista de Báyamo. La noche del pasado jueves se recordará en Lanuza como la noche del filin. Una noche inolvidable dirigida por dos de sus grandes maestros y protagonizada por cientos de asistentes a modo de coral multitudinaria.

Noche de Club


El Club Mestizo es un mítico foco musical de Barcelona que ha visto nacer y crecer a artistas como Ojos de Brujo, Dusminguet, Macaco o Brazuca Matraca.

El pasado 15 de noviembre en el Ateneu 9 Barris de la Ciudad Condal tiene lugar una fiesta para conmemorar el X Aniversario de la puesta en marcha del Club, participando en la conmemoración artistas de las más diversas procedencias y estilos.

Aquel encuentro puntual echa a andar meses después presentándose en directo en diversos escenarios, para mostrar la diversidad rítmica y contundencia musical de un colectivo de artistas forjados en la música en vivo.

El pasado miércoles 22 se presentaron en Pirineos Sur en el escenario de Sallent de Gállego. Algunos de ellos ya habían actuado en Pirineos con sus formaciones habituales en años anteriores. Una actuación para disfrutar a cargo de unos músicos curtidos y maduros con el pulso y el aire de sus diferentes lugares de origen (Brasil, Colombia, Cuba, Argentina, España e Italia).

Una puesta en escena efectiva con gran derroche de energía, baile y sonrisas, que en todo momento contó con la complicidad del público que llenaba por completo el aforo.

Una banda atípica que encara, con la seguridad que da la veteranía de sus integrantes, cumbias, ska, sones, reggaes y otros estilos musicales para deleite de los presentes, contando como artistas invitados para la ocasión el trompetista Roy Paci, que visitó Pirineos Sur con Mau Mau en 1996 y la pianista cubana Lázara Cachao. En total trece temas en el que incluyeron versiones de compañeros-artistas-amigos como Macaco o Dusmiguet.

Una propuesta festiva y única que refleja la diversidad musical de Barcelona y el papel esencial que en el desarrollo de la misma han tenido artistas de diversas procedencias.

martes, 28 de julio de 2009

la Identidad de un festival


Tras "Casser le Mur" y "Habibi" la noche del martes 21 deparó la tercera coproducción de Pirineos Sur enmarcada en su política de cooperación cultural al desarrollo que este año supone cerca de un 12% del presupuesto global del Festival, la mitad del mismo aportada por la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

El Festival Banlieue Rythme de Guediawaye de Dakar ha sido el festival senegalés elegido por segundo año consecutivo. Good Roots Vibration es el resultado de la residencia que ha tenido lugar en Dakar en mayo y en Sallent de Gállego en los últimos días. El Dj oscense Javimar encabeza el proyecto en el que también están incluidos el rapero aragonés Sharif Fernández y los senegaleses Eduard Manga (kora), Djamil Thiam (tama), Abdoluye Diagne (bajo) y Woli Diop (voz).

“Tassu” es el tema elegido para abrir el concierto en el escenario urbano de Sallent que contempla una excelente entrada a pesar de la amenaza de lluvia. Cantos y bailes africanos de una gran belleza se entrelazan con nuestras músicas más urbanas de las que Javiermar es un especialista reconocido, como se pueden observar en cada una de las sesiones musicales en las que interviene en la Discoteca Étnica de Lanuza y en otros lugares del Alto Aragón.

A la excelente utilización de los instrumentos tradicionales y a la magnífica manera de interpretar de la cantante senegalesa hay unir ritmos electrónicos y textos ensamblados difíciles de concebir en una escena musical como la nuestra, más dada a aproximaciones convencionales, de fácil asimilación, donde el riesgo es prácticamente inexistente, exigiendo a los que menos posibilidades musicales, y de todo tipo, tienen lo que no somos capaces de reclamarnos a nosotros mismos.

Una apuesta muy complicada en su puesta en marcha y desarrollo solo viable por la implicación en ella de festivales como Pirineos Sur, claramente alejados de los estereotipos marcados por las grandes industrias culturales. Una propuesta felizmente resuelta por la implicación desde el primer tema de un público que supo valorar los esfuerzos individuales y colectivos existentes, conocedores de la dificultad real existente para poder desplegar este tipo de proyectos.

Tras una hora de actuación el concierto finalizó con “Liberté” un tema que hizo cantar y bailar a todos los asistentes. Un canto de esperanza colectivo, como las ilusiones de los músicos implicados que pudieron hacer realidad algunos de sus sueños, solo posibles por la implicación en ellos de festivales con identidad como Pirineos Sur.

"El nacionalismo comercial es un error". Entrevista con Soraya Rodríguez Secretaria de Estado de Cooperación Internacional


En el último número de Cuadernos para el Diálogo correspondiente a los meses de julio y agosto se incluye la larga conversación que mantuve con Soraya Rodríguez Secretaria de Estado de Cooperación Internacional.

Un total de doce páginas que se encabeza con la frase “el nacionalismo comercial es un error”.

En el mismo número se incluyen artículos de Jorge Hugo Melgarejo y Antonio Pampliega desde Bagdad, Manuel Machuca, Juan José Peña Burgos, Ramón Vilaró, Roberto García, Manuel Domínguez Moreno… y las páginas especiales dedicadas a Cataluña.

Pirineos Sur muestra otra muestra de la escena musical rioplatense

Otros Aires fue la segunda propuesta argentina exhibida en la actual edición de Pirineos Sur. El grupo liderado por el arquitecto Miguel Di Génova desgranó durante más de setenta minutos un reportorio basado en temas propios y otros cuya autoría pertenece a ilustres compositores del Río de la Plata como Oswaldo Plugliese o Astor Piazzola.

“Otra noche en la viruta” fue el tema elegido para comenzar la actuación, al que le siguió la milonga “Un baile a beneficio”, género en el que grupo parece moverse con mayor soltura, seguramente debido a que el timbre de voz del mencionado Di Génova puede identificarle mejor con este estilo musical que con el tango, habitualmente asociado a voces más rotas y graves. La milonga por su carácter menos melancólico suele ser más fácil de recibir por los espectadores. Forma parte de las músicas preferidas de ilustres escritores como Jorge Luis Borges, que la prefieren ante la languidez que suelen simbolizar la mayoría de los tangos en su versión original.

Destaca de manera especial los temas donde el protagonismo lo desempeñan Omar Massa al bandoneón y Diego Ramos al piano y los teclados. Descargas sin contemplaciones que logran una rotundidad musical que el público agradece en una noche donde la lluvia presente a lo largo de la tarde dio paso a una noche menos desapacible. A pesar de ello el público respondió magníficamente, casi llenando el espacio escénico de Sallent de Gállego.

“La yumba” es quizás el tema más conocido de Pligliesse, compuesto en 1946, cuya autoría sobrepasa las ciento cincuenta composiciones. Fue uno de los primeros tangos que se pudieron interpretar en el templo de la música clásica de Buenos Aires, el reconocido Teatro Colón. Otros Aires hicieron una versión muy propia del tema como anteriormente habían hecho con “Adiós Nonino”, quizás la canción más representativa de Astor Piazzolla, compuesta después de la muerte de su padre a quién Piazzola llamaba Nonino cariñosamente. En octubre la canción cumplirá cincuenta años y los músicos quisieron rendir su particular homenaje.

Entre ambos temas un guiño a la ciudad de Barcelona con “Rotos en el Raval”, una milonga urbana cuyos protagonistas son los habitantes de este emblemático barrio multirracial de la capital catalana, para concluir con “Milonga sentimental”.

La noche finalizó con tres bises, qué como todos los temas anteriores, fueron interpretados con la proyección simultánea de imágenes relacionadas con los mismos. Una noche muy diferente a la vivida en el mismo escenario hace una semana poniendo de manifiesto la diversidad de las músicas rioplatenses actuales.


Sufismo cultural en Pirineos Sur


La tarde-noche del domingo 19 Pirineos Sur se trasladó al Polideportivo "El Escaladillo" de Sallent de Gállego para asistir el estreno nacional de la obra teatral “Habibi / Amado”, las primeras representaciones tuvieron lugar en Casablanca y Agadir el pasado mes de junio. La asistencia de un público más numeroso del esperado hace que el espectáculo se retrase diez minutos para poder instalar sillas supletorias.

“Habibi / Amado” pretende ser un puente entre Occidente y el Islam. Dirigida por Jesús Arbués e interpretado por Javier García, el actor y cantante marroquí Faissal Azizi y el bailarín egipcio Mohamed El Sayed. Los textos elegidos corresponden a dos de los grandes poetas sufís el persa Djalàl-od-Din Rûmi (1207-1273) y el murciano Ibn Arabi (1165-1240) cuentan con tanta vigencia, o quizás más, que cuando se compusieron.

Su elección, la calidad de las actores, las excelentes músicas a cargo de Kike Lera, las coreografías de Ana Continente valen para justificar y entender este proyecto fruto de la producción compartida con Boulevard Festival de Casablanca enmarcados en los diferentes programas de cooperación cultural internacional desarrollados por el Festival.

Las video proyecciones teatrales son un recurso muy interesante para suplir decorados y cambios continuos de ambientación que tienen el riesgo de saturar al público teatral por su abuso y/o evidencia pero tienen una gran efectividad para los espectadores no acostumbrados a asistir al teatro. Los diseños realizados por Ramón Día y Kalamour, uno de los grandes artistas multimedia marroquíes, tuvieron la calidad y la medida exacta solo recargada en algunos breves momentos.

El final del espectáculo, de una hora de duración, consistente en un baile derviche apasionado consigue arrancar una ovación generalizada que se prolonga durante cinco minutos. Es la mejor recompensa en el teatro.

El público de Sallent lo entendió y reconoció. Con seguridad buena parte de los asistentes vieron reflejado en la representación siglos de historias, pensamientos y culturas comunes que evidencia que pese a todo, estamos mucho más cerca en la realidad y el pensamiento que lo que a veces se manifiesta. La cultura el mejor camino para divulgar los silencios consentidos.

sábado, 25 de julio de 2009

ECONOMÍA: Público mundial quiere más acción gubernamental

Artículo aparecido en www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=92794

Por Danielle Kurtzleben

WASHINGTON, 22 jul (IPS) - La mayoría del público mundial cree que los gobiernos de sus países no han hecho suficientes esfuerzos para atender la crisis económica, según una encuesta realizada en un grupo variopinto de 22 naciones y territorios.

De todos modos, los resultados del sondeo realizado por WorldPublicOpinion.org, proyecto del Programa de Actitudes Políticas Internacionales de la estadounidense Universidad de Maryland, no fueron tan categóricos en cuanto a la eficacia del proteccionismo para paliar la crisis.

Para la encuesta se entrevistó a 18.000 personas en dos países americanos, seis europeos, cuatro de Medio Oriente, dos africanos y cinco de Asia meridional, sudoriental y oriental, además de las regiones chinas de Hong Kong y Macao, y Taiwán, a la que Beijing considera una provincia renegada.

Mayorías absolutas o relativas de entrevistados en los 20 de los 22 países y territorios analizados consideraron que sus gobiernos "no están haciendo lo suficiente" contra la crisis.

Entre los más descontentos con las respuestas gubernamentales figuraron Ucrania (85 por ciento), Corea del Sur (80 por ciento), Polonia (72 por ciento) y Kenia (71 por ciento).

El promedio mundial fue de 56 por ciento, mientras 15 por ciento contestaron que sus gobiernos "están yendo demasiado lejos" y 25 por ciento, que la respuesta es correcta ("está bien").

En Estados Unidos, eligieron esa respuesta 44 por ciento de los entrevistados, mientras 31 por ciento consideraron que el gobierno "está yendo demasiado lejos" y la cuarta parte opinó que las acciones oficiales contra la crisis "están bien".

Treinta y siete por ciento de los encuestados en India respondieron que el gobierno de Manmohan Sing "está yendo demasiado lejos".

Los entrevistados más satisfechos con las políticas de su gobierno ante la crisis fueron los de China: 63 por ciento eligieron la respuesta "están bien". Apenas 11 por ciento respondieron que "está yendo demasiado lejos" y 20 por ciento que "no está haciendo lo suficiente".

El sondeo mostró un amplio respaldo (más de la mitad en 17 de los 22 países o territorios) a la propuesta de que los gobiernos "deberían usar fondos públicos para yudar a grandes industrias en problemas".

El mayor respaldo a esta respuesta se registró en Pakistán (77 por ciento), China (73), Turquía (71) y México (59 por ciento).

Apenas en cinco naciones menos de la mitad de los entrevistados apoyó la asistencia a la industria: en Estados Unidos, 70 por ciento rechazaron la idea. Este país fue, además, el único en que la mayoría (52 por ciento) rechazó la creación de un órgano regulador de las finanzas mundiales.

En promedio, 49 por ciento de los encuestados a nivel mundial consideraron que las políticas económicas estadounidenses contribuyeron "mucho" en el origen de la recesión mundial, porcentaje que se reduce a 42 cuando se trata de atribuir responsabilidad a sus propios países..

En cuanto a las barreras comerciales temporales, las desaprobaron la mayoría de los entrevistados en países y territorios con fuertes exportaciones industriales --como China, Corea del Sur, Hong Kong, Estados Unidos, Francia, Alemania, Gran Bretaña y Polonia--, por temor a que los importadores tomaran medidas similares.

En cambio, en nueve países --en general con poco valor agregado en sus exportaciones, como Nigeria, Egipto y Turquía-- se registraron mayorías de encuestados que apoyaron políticas proteccionistas temporales para salvaguardar las industrias nacionales.

La atribución de la culpa de la crisis a Estados Unidos no sorprendió a Mark Weisbrot, codirector del Centro para la Investigación en Políticas Económicas, institución académica con sede en Washington.

“No creo que haya discusión sobre el lugar donde se originó la crisis", dijo Weisbrot a IPS. "Hay mucho resentimiento. Esta crisis fue creada por los excesos financieros de Estados Unidos, y los países en desarrollo pagan la factura.”.

En otros aspectos, el público se mostró, según la encuesta, a tono con la respuesta de sus gobiernos a la crisis, según Stephen Weber, de WorldPublicOpinion.org.

Es comprensible que el público de naciones exportadoras se oponga a la generalización de medidas proteccionistas y que los países menos industrializados las apoyen, dijo a IPS Tony Avirgan, del Instituto de Política Económica, otro centro de estudios radicado en Washington.

Pero la encuesta también demuestra que la gente llega a estas conclusiones sin necesariamente tener acceso o comprensión a estadísticas económicas complejas. Pero, aunque no vean los números, "sí ven a sus familiares y vecinos perdiendo sus empleos", explicó Avirgan.

Un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) prevé que este año habrán perdido sus empleos 51 millones de personas.

Avirgan consideró, por lo tanto, que el deseo de mayor intervención estatal es justificado. "El hecho es que los gobiernos 'no hicieron lo suficiente" y que "muchos están esperando que Estados Unidos se recupera para volver a los viejos buenos tiempos. Y para el resto del mundo, esperar es un error".(FIN/2009)

miércoles, 22 de julio de 2009

Pluralidad musical y estética para romper muros

La cooperación internacional es una de las señas de identidad de PIRINEOS SUR. La apuesta por la diversidad cultural se ha ido incrementación con la puesta en marcha y desarrollo de determinadas propuestas que por un lado permitan visualizar las escenas emergentes de los países elegidos y por otro ayudar a la consolidación y profesionalización de determinados espacios que pueden muestran esas realidades. Este tipo de acciones han contado desde el principio con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo (AECID) dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

El pasado año Banlieue Rythme de Dakar fue el festival elegido para poner en marcha este tipo de iniciativas que este año ha continuado con el festival senegalés y L’Boulevard de Casablanca (Marruecos).

En la noche del sábado se presentaba la primera de las actividades coproducidas con el festival magrebí. “Casser le mur / Romper el muro” es el título elegido. El espectáculo cuenta con la participación de los componentes de Biella Nuei, grupo sobradamente conocido en la escena neo-folk nacional y cinco de los músicos con más talento de la música actual marroquí; Foulane Bouchcin, Khalid el Barkaoui, Badre Belhachemi, Hicham Bajjou, Mood Dj y Oum son los integrantes procedentes del país vecino que han elegido el nombre de Azawan como marca colectiva, a todos ellos se ha unido Javier Paxariño uno de nuestros músicos con más talento, participante en alguna de las propuestas más interesantes surgidas en nuestro país relacionadas con este tipo de músicas (Radio Tarifa, Tribus Hispanas…).

Desde el primer momento se evidencia que los artistas están disfrutando con su trabajo, lo transmiten con claridad. Se percibe que los problemas surgidos por las dificultades existentes (idiomas, estilos musicales, lejanías geográficas…) se han superado por la calidad de los integrantes y el compromiso por sacar adelante un proyecto de estas características, para nada fácil de desarrollar.

Luis Miguel Bajén, líder de Biella Nuei, transmite con entusiasmo la naturaleza del proyecto. A su lado la marroquí Oum, cuya participación en la edición del año pasado en el festival no pudo realizarse por su reciente maternidad, engrandece la escena por su manera de interpretar y atreverse con todos los palos musicales, desde los más tradicionales a los más actuales, incluso se atreve a cantar en castellano. Junto a ellos unos músicos magníficos que eleva la altura de un espectáculo que pretende mostrar la diversidad de la manera más amplia consiguiéndolo en muchos momentos con auténtica maestría y brillantez.

Noventa minutos para bailar y disfrutar. El numerosísimo público asistente lo agradece. De la canción más tradicional a la electrónica con un jovencísimo DJ Mood a los platos que hace que el espacio escénico se convierta en una especie de gran rave. Recorrido musical muy amplio que pone de manifiesto la voluntad conjunta de colaboración e implicación. Un proyecto de enormes posibilidades alejado de ensamblajes artificiales de efímera duración.

Con anterioridad han subido al Auditorio Natural de Lanuza dos bandas imprescindibles de las músicas actuales de Marruecos. Junto a Lemchaheb formaban el triunvirato que abrió las puertas a lo que se conoció en los años setenta como nueva ola de la música marroquí. Jil Jilala fueron los primeros en subir a escena. Un espectáculo de voces y percusiones que nos mostraban los registros más tradicionales con arreglos actuales alejándose del reggae y el raï, derroteros en los que se embarcaron en los años ochenta.

Alrededor de las once de la noche tomaba el relevo los rollings stones africanos como definió Martin Scorsese a Nass El Ghiwane. Fueron los grandes revolucionarios de la música de su país, se atrevieron con temas (corrupción, violencia…) que en su momento eran muy peligroso de afrontar con un planteamiento renovador de sus bases tradicionales. Un concierto muy atractivo que todos los espectadores siguieron con el mayor de los respetos y admiración, por parte del público marroquí y con la mayor curiosidad por parte de aquellos espectadores que acababan de descubrirles.

Noche con el marchamo propio de PIRINEOS SUR. Músicas tradicionales y actuales. Varias generaciones representando los estilos más diversos que hicieron disfrutar a los asistentes que agradecieron con entusiasmo que este tipo de iniciativas puedan seguir adelante.

domingo, 19 de julio de 2009

¡ Qué manera de bailar ! por Juan Gavasa


Joe Bataan y Maceo Parker encandilan al público de Pirineos Sur y elevan la temperatura ambiental del auditorio de Lanuza pese al frío del Pirineo

Está claro que la mayoría de edad de Pirineos Sur será también la de las adversidades climatológicas. El jueves fue una granizada de dimensiones bíblicas y el viernes un frío helador mezclado con una lluvia intermitente que nada pudo hacer, pese a todo, para aguar la fiesta. Era la noche marcada en rojo por los amantes del funky, el bogaloo y la música de baile, y la fiesta no decayó. En el escenario de Lanuza se esperaban dos auténticas instituciones con trayectorias impresionantes y propuestas musicales perfectamente engarzadas para una noche que se anunciaba de alto voltaje: el cantante neyorkino Joe Bataan y el saxofonista Maceo Parker. Todo lo que se esperaba se cumplió con creces. El cielo del valle de Tena aportó su parte enigmática al espectáculo: a veces desaparecía oculto entre inquietantes nubarrones que presagiaban lo peor, y otras irrumpía vigoroso y estrellado. El asunto del tiempo en Pirineos Sur ya forma parte de su legendario particular, un elemento incorporado a su programación que suele utilizar el factor sorpresa. A estas alturas es ya uno de la casa al que se le sabe ignorar cuando se pone impertinente.

Joe Bataan (1942) abrió la noche con poderío. Hay que decir de entrada que la leyenda del soul latino mantiene un estado de forma envidiable y una fuerza sobre el escenario que todavía recuerda a la que le hizo tan popular en los ambientes latinos en la década de los 60. Quizá sea cuestión de genética o el resultado de la convivencia artística con músicos muchos más jóvenes que él. Estos bien podrían pasar por paisanos del Spanish Harlem de New York pero en realidad se trata del grupo catalán Los Fulanos, una de las escasas bandas españolas de latin soul y bogaloo, nacida de miembros de la Fundación Tony Manero, Los Van Van y Chocadelia Internacional. Con ellos ya ha realizado alguna gira por nuestro país y publicó este año el disco “King Of Latin Soul”.

Así que lo justo sería decir que Joe Bataan y Los Fulanos facturaron un concierto impecable que provocó una riada incontenible de baile en las gradas del auditorio de Lanuza. Fiesta en estado puro con algunos de los éxitos más resonantes de Bataan, entre los que no podía faltar “Johnny is not good”, el clásico de Los Temptations “Gipsy woman”, que le lanzó a la fama en 1967, o el versionadísimo “The bottle”, recuperado en los últimos años en varias antologías de acid jazz. Joe Bataan inventó en los setenta del pasado siglo el concepto “salsoul”, que define por si solo los ingredientes que componen su música y que él, después de tantos años, sigue aliñando como nadie. En la noche del viernes el cantante y pianista neyorkino expuso las poderosas razones por las que sigue considerado de manera indiscutible el rey del latin soul.

Otro por el que no pasan los años es Maceo Parker (1943). El músico norteamericano fijó hace casi dos décadas la fórmula que le iba a convertir en uno de los saxofonistas más reconocidos y comerciales del planeta: “un 2% de jazz y un 98% de funk”. Y con la mágica composición a cuestas ha labrado una sólida carrera en solitario después de permanecer durante 25 años al abrigo del gran James Brown. En este tiempo grabó 12 discos y compartió la sección de vientos de su banda con otra leyenda viva, el saxofonista Pee Wee Ellis, que precisamente el pasado año actuó también en Pirineos Sur. Con esa trayectoria y un notable sentido del espectáculo Maceo Parker lo tenía fácil para triunfar. Hoy en día es un habitual de los grandes festivales de jazz de todo el mundo y es reclamado por influyentes artistas de la escena rock y pop para colaborar en sus grabaciones.

Ayer en Lanuza ofreció un formidable concierto junto a su excelente banda de casi toda la vida, en la que adquiere un relevante protagonismo su hijo Corey Parker; cantante, Dj y en cierta medida el eslabón que enlaza el funky tradicional de su padre con estilos más contemporáneos como el hip-hop o el rap. Pero es el gran Maceo el eje sobre el que gravita toda la puesta en escena. Su portentosa presencia y el inconfundible sonido de su saxo alto –casi un icono sonoro-, se bastan para encender la mecha y desatar el vendaval funk en un formato clásico pero solvente y eficaz. Maceo ha grabado recientemente un disco con la WDR Big Band, “Roots and grooves”, en el que incluye además una serie de versiones de temas de su idolatrado Ray Charles. El viernes tocó algunos de ellos –“Georgia on my mind”-, pero también buceó por su basto repertorio y rescató los temas que probablemente mejor funcionan en directo como “Make it funky” o “My baby loves you”. Un guiño para sus seguidores más fieles y un regalo para los que simplemente disfrutan escuchando a músicos que hacen muy bien su trabajo.

jueves, 16 de julio de 2009

Proyectos como Pirineos Sur han de irse reinventando

En el último número de Cambio 16 que se ha puesto a al venta el pasado lunes, se incluye una larga conversación, que mantuve hace unos días, con Luis Calvo con motivo de la XVIII edición de Pirineos Sur.

La amplitud de las músicas de la negritud se exhiben con el mejor directo

Otra sorpresa más en esta edición de PIRINEOS SUR y van…. Si el festival ha presumido siempre de su carácter ecléctico, la edición de este año nos está permitiendo visualizarlo como en pocas ocasiones.

La cuarta noche en el escenario de Sallent de Gállego era la elegida para la presentación de los madrileños The Right Ons. Formados en 2006 pasan por ser uno de los grupos con más proyección en un mundo donde los estereotipos utilizados habitualmente para encasillar a los músicos son cada vez más obsoletos.

Visitan Pirineos Sur después de una trayectoria por algunos de los festivales de pop más singulares nacionales e internacionales. Ed Valuskas, el productor de Eli “Paperboy” Reed les acogió en Bostón donde grabaron su segundo disco.

Vienen de tocar en la playa y están encantados de hacerlo a los pies de la montaña. “Thanks” es el tema con el que arrancan el concierto, y también su segundo disco, magnífico título para agradecer el poder actuar en un festival de las características de Pirineos Sur. Poco a poco el público va llenando el lugar hasta cubrirlo en su totalidad. Se baila a ritmos de “Soul-rock-funk-pop-loquesea” como ellos mismos se califican. Cadencias trepidantes, percusiones provocadoras… Que incitan al movimiento y la diversión.

Es fácil percibir que es grupo de carretera que disfruta tocando en un pequeño escenario de Malasaña, uno de los barrios señeros de Madrid, donde viven, o en el mastodóntico South by South West SXSW (Austín-Texas) donde lo hicieron junto a más de 300 bandas seleccionadas de todo el mundo. Misma entrega, idéntico apasionamiento, consideración laudable hacía todo tipo de públicos y espacios. Más destacable por la incorporación de un nuevo integrante en la banda, realizando en Sallent el tercer concierto conjunto.

Trece temas y tres bises lograron la complicidad con los asistentes. Entre los temas interpretados “Come around”, que forma parte su nuevo 7 pulgadas, disco de vinilo, puesto a la venta hace escasamente cinco días. Imposible de conseguir en Sallent, se olvidaron de traer el material de merchandainsing. En la grabación también se incluye “What’s Going On” de Marvin Gaye, un homenaje para recordar el 20 aniversario del fallecimiento del “hombre con la voz de terciopelo”, que de alguna manera también estuvo presente en esta edición de Pirineos Sur, dedicada al Atlántico Negro de la mano de The Right Ons, un grupo que sabe combinar a la perfección el soul, el rock, la psicodelia y la música negra desde una concepción muy amplia.


Música desde las estrellas

Un festival que tiene la duración del de PIRINEOS SUR, con casi tres semanas de duración, y que se presenta a los medios con casi cuatro meses de antelación, suele sufrir modificaciones en su programación inicial por múltiples y diversas circunstancias, casi siempre ajenas a la organización.

Hace escasamente cinco días el grupo brasileño Hip Hop Roots canceló su gira europea, lo que trajo consigo la búsqueda rápida de una alternativa próxima en los contenidos iniciales previstos para la noche del martes. Los elegidos fueron los también brasileños Eta Carinae. Un trío que da nombre a una estrella cinco veces más brillante que el sol, que vive siempre al límite, consumiendo su combustible nuclear a un ritmo arrollador, sufriendo continuas fluctuaciones, sacudidas y violentas erupciones, según los expertos en el tema.

Desde el primer tema pudimos comprender el por qué Dirceu Melo, líder del grupo, había apostado por un nombre tan peculiar. Melo es uno de los más destacados músicos de Recife, continuando la labor emprendida por Chico Science, el gran innovador del manguebeat. Combina en sus actuaciones todo tipo de ritmos autóctonos como forro, samba, baiao, xote… con el rock, dub, electrónica, e incluso la psicodelia, y eso fue lo que ofrecieron en la noche del martes los brasileños.

Catorce temas que hicieron viajar a los asistentes a una experiencia sonora nada habitual en un festival como Pirineos Sur, que pone de manifiesto que en la edición en que cumple su mayoría de edad todas las músicas para todo tipo de públicos son posibles y están presentes.

martes, 14 de julio de 2009

Si estoy en este planeta es porque tengo algo que hacer y decir

Muchos de los habituales a Pirineos Sur comentan que les es muy gratificante acercarse a los conciertos de Sallent de Gállego, ya que con toda seguridad podrán conocer alguna propuesta muy interesante y que con el paso del tiempo serán muy reconocibles entre nosotros.

La jornada del lunes estaba dedicada al hip-hop latino a cargo de Actitud María Marta, trío femenino argentino no sólo reconocible por el papel que ocupan en la música independiente de su país, sino también por un irrebatible compromiso social y político desconocido por estas latitudes al que no suelen aproximarse la mayoría de los artistas nacionales de este género musical.

Fito Páez las invitó a participar en alguna de sus giras y siempre están comprometidas con todos los movimientos en defensa de los derechos humanos, participando en todos los foros sociales mundiales que se han celebrado en el continente americano. Nada de extrañar, ya que la más agitadora de ellas, Malena D’Alessio, es hija de un desaparecido político por la dictadura militar que asoló su país en la década de los setenta. Junto a ella, la otra fundadora del grupo, Karem Pastrana, compañera sentimental de uno de los integrantes de la banda de rock más emblemática de Argentina, Fabulosos Cadillac. Se acompañan de la boricua (de Puerto Rico) Carmen Rodríguez, un torrente de voz que se aproxima a las melodías de la música culta complementando de manera eficaz toda la parte vocal, y de la bandoneonista Floren y el Dj. Terro.

En Sallent realizaron su único concierto en España que se inició con “Sonrisa macabra”, un tema que tenía como protagonista a George W. Bush, y su política, que dejaba a las claras por donde iba a transcurrir la actuación. Un coctel diverso, del rap al reggae, del tango a la música tradicional, pasando por el ragga, el rhtythm’n’blues, las músicas del altiplano y la payada, incluso se disculparon por hacer un reggaetón.

Letras comprometidas, discursos movilizadores, llamadas contra la pasividad, invitación a la participación que hicieron bailar y cantar a los espectadores que abarrotaban el escenario urbano del festival. Algunos de ellos tuvieron la oportunidad de subir al escenario para rapear, bailar o tocar la armónica, sin importa edad, sexo y raza. Entre tema y tema un alegato contra la discriminación que sufren latinos y africanos en Europa, con especial referencia a la situación política de Italia, país de donde procedían. “Si estamos en este Planeta es porque tenemos algo que decir y hacer”, entonan y no les duelen prendas vitorearlo a la menor ocasión, usando el micrófono como arma de intervención.

Quince temas jaleados que finalizaron con un par de bises y la venta y firma de un buen número de discos, desgraciadamente sin distribución entre nosotros. Los comentarios eran casi unánimes. Muchos que al comenzar la actuación comentaban su lejanía con el rap acabaron disfrutando de un grupo sin parangón que evidencia que el hip-hop es mucho más que una moda, es un compromiso donde la música tiene un papel esencial, pero no el único. Actitud María Marta es una muestra de ello, como lo son muchos grupos africanos y latinoamericanos que navegan por aguas no convencionales, contribuyendo con ello a transformar sus complejas realidades.

lunes, 13 de julio de 2009

Fez City Clan visualizan el alto nivel de las músicas actuales de Marruecos


Desde hace años Pirineos Sur ha prestado especial atención a la nueva escena musical marroquí. Darga inauguraron el camino por el que han desfilado H-Kayne, Bigg. En la noche de ayer lo hizo Fez City Clan y el próximo fin de semana participarán músicos de diversos grupos en la producción “Casser le mur / Rompiendo el muro”, junto a los integrantes de Biella Nuei.

La realidad musical impulsada desde el festival ha permitido que las músicas más actuales del país vecino sean cada vez más visibles entre nosotros, especialmente aquellas que se desarrollan en los ámbitos más urbanos y que poco a poco se van conociendo, a pesar de no tener materiales discográficos editados entre nosotros; a la gran industria parece no interesarle el más del millón de marroquíes que habitan entre nosotros y las de otros muchos que se sienten próximo un país con el que tenemos tanto puntos en común.

El hip-hop marroquí tiene un peso indudable en su país convirtiéndose en un fenómeno de masas con un poder de convocatoria superior a la de otros géneros musicales con presumible mayor proyección. Pirineos Sur inauguraba escenario en Sallent de Gállego de la mano de uno de sus grupos señeros; Fez City Clan, grupo fundado en el año 2000 por el Dj. Toto en la ciudad sagrada de Fez. Su carácter innovador les ha convertido en una de esas referencias obligadas, de gran proyección internacional. Se pudo comprobar ayer a partir del primer tema. Que la mayoría de las canciones fueran en dariya, árabe coloquial marroquí, no fue un hándicap para alcanzar la complicidad del numeroso público que se congregó, donde se visualizan de manera destacada un par de banderas marroquíes que se elevaban al aire.

Contactaron inmediatamente desde los primeros acordes en buena parte debido al papel principal que tienen todos los integrantes del grupo, algo no habitual en otras formaciones de características similares. Su manera innovadora de interpretar donde se evidencia abiertamente su procedencia, las coreografías, una puesta en escena cuidada al máximo, estribillos pegadizos fáciles de reproducir y una excelente música lanzada desde los platos del Dj Toto lograron que los setenta y cinco de espectáculo parecieran cortos.

Manera sobresaliente es el papel que tiene en todo el concierto Anou Mc, qué con solo trece años se desenvuelve en escena con la veteranía que le da el haberse pateado los escenarios marroquíes y foráneos desde los ocho. Para el público la sorpresa fue significativa dada su corta edad para descubrir a posteriori que los años no son un problema para determinados artistas realizando su labor con la misma entrega y entusiasmo que el resto de sus compañeros.

Este magnífico concierto, es una de esas sorpresas que año tras año nos depara Pirineos Sur con el único inconveniente de no poder conocer el contenido de unas canciones que hablan de la esquizofrenia de un país que quiere apuntarse al corro de la modernidad chocando con sectores conservadores que pretenden cerrar todas las puertas que se abren. Fez City Clan volvió a mostrar que la juventud marroquí se mueve por unos derroteros que habitualmente no se difunden y que no son un caso aislado por que gracias a Pirineos Sur desde hace unos años podemos descubrir una realidad a la que deberíamos prestar más atención por su calidad y proximidad.

domingo, 12 de julio de 2009

Noche notable y sobresaliente artístico, características de la tercera jornada de Pirineos Sur

La noche prometía. Las dos primeras jornadas del Festival contaron con protagonistas con un muy alto nivel artístico que cautivaron al público asistente la única queja que se podría achacar, quizás, fuera las bajas temperaturas padecidas. El cartel previsto prometía. Una visión del Atlántico Negro desde las dos orillas: Estados Unidos y Suecia. Dos maneras de concebir las músicas actuales con miradas contrapuestas. La temperatura ascendió una quincena de grados notándose en el ambiente. Poco a poco el público fue llegando a las nuevas instalaciones del Auditorio Natural de Lanuza que registró una entrada muy superior a la prevista por la organización-

No había anochecido del todo cuando sonaban los primeros acordes de Cirkus Featuring Neneh Cherry. Bastaron muy pocos minutos para comprender que este circo musical iba a revolucionar a los exploradores de nuevos registros sonoros. “Laylow” (2006) es el título de su primer disco y fue la canción elegida para abrir la noche. Debut discográfico en un minúsculo sello discográfico que pese a la mínima promoción realizada poco a poco ha ido prendiendo en las mentes musicales más inquietas. Neneh Cherry es su imagen carismática, dentro y fuera del escenario. La antigua componente de The Slits, la banda más emblemática del punk femenino de los setenta, cautiva con su presencia y su manera de interpretar. Pero no es solo ella. A su lado Matt Karmil, más conocido como Cameron McVey, responsable de unas bases musicales que constituyen las arterias y el corazón del grupo. Es uno de los grandes responsables del desarrollo de Bristol Sound y productor de algunas de sus bandas más reconocidas: Massive Attack, Tricky, Sugarbabes y Portishead. Junto a ellos Lolita Moon, a los teclados que se atreve a ser la voz principal en algunos de los temas, Liam Hutton, Mark Nicholls y Burt Ford. Música envolvente, atmosférica, vaporosa con guiños al hip-hop, dub y soul. Una docena de temas que deleitaron e hicieron disfrutar a una buena legión de bailadores incondicionales.

Noche notable y sobresaliente artístico, características de la tercera jornada de Pirineos Sur (II)


Después cambio tercio y viaje a la mítica Nueva Orleans. Los componentes de Dirty Dozen Brass Band habían disertado sobre las raíces de su música en la rueda de prensa ofrecida a los medios de comunicación acreditados en el festival. Cercanos y divertidos, hablaron de las múltiples influencias de su música, tantas como los gustos individuales de sus componentes y como las culturas que arribaron en su ciudad a lo largo de la historia.

Franceses, españoles y británicos se la repartieron durante siglos y ellos supieron hacer de la necesidad virtud para apropiarse de lo mejor que tenían los colonizadores de turno. Así se explica el magma de sonidos y estilos que han nacido en Nueva Orleans y la primorosa versatilidad de sus músicos, auténticos talentos que transitan con naturalidad desde el jazz hasta el funky, pasando por el cajun, el zideco, el pop e incluso el rock.

La noche del sábado los Dirty Dozen Brass Band volvieron a demostrar que en el ADN de los ciudadanos de Nueva Orleans existe una extraña molécula que activa unos sentidos especiales para hacer música. Lo decían ellos mismos; en la ciudad del Mississippi cualquier niño de cinco años ya sabe tocar un instrumento. Ellos tienen unos cuantos más y al talento han unido una experiencia formidable, que les permite engrasar sobre el escenario una maquinaria perfecta que desprende un sonido tan magistral como demoledor. En el pantano de Lanuza estuvieron el sábado los espíritus de Louis Amstrong, Fats Dominó Marvin Gaye e incluso el recientemente fallecido Michael Jackson, al que dedicaron el último tema.

Dirty Dozen Brass Band no hace honor a su nombre; sencillamente porque son mucho más que una brass band. En realidad lo que ofrecieron en Lanuza fue un concierto de funky en toda regla sazonado con pequeñas dosis de jazz tradicional.

Un homenaje a Nueva Orleans con todo lo que tiene que tener un buen fiestorro: músicos talentosos, sentido del espectáculo, tablas sobre el escenario y una pasión intacta que hace que cada concierto parezca que vaya a ser el último.La noche prosiguió durante horas en la discoteca étnica. Muchos asistentes comentaban en su retirada que el cartel artístico de este año es de los mejores, seguramente porque solo se cumple una vez dieciocho años.

sábado, 11 de julio de 2009

Sonidos urbanos en el paraíso natural de Lanuza

La noche de ayer fue otra muestra del eclecticismo de las que caracterizan a PIRINEOS SUR. El cartel presentado podría ser más habitual de cualquier evento cuya columna vertebral esté basada en las músicas británicas más urbanas, pero el Festival oscense ha mostrado durante sus dieciocho años de existencia que la calidad, pluralidad y diversidad, son notas propias que justifican por sí mismas su existencia.

Pasaban pocos minutos de las diez de la noche cuando subían al escenario del Auditorio Natural de Lanuza The Rumble Strips, una de las bandas con más proyección del pop-soul británico, poniendo de manifiesto la continua efervescencia en la que se mueve la escena musical del país. “Girls and boys in love” fue el tema con el que abrieron. Alguien con criterio escribió, con toda la razón, que es “el grupo ideal para cualquier festival europeo”, acertando plenamente. Música de calidad, divertida que incitar a bailar. Son muchos los grupos que pretenden compaginar todo esto, pero sólo unos pocos lo logran, y los que son considerados los herederos de Dexys Midnight Runners lo consiguen plenamente, en buena parte porque casi todos ellos se conocen y comparten aventuras musicales desde la niñez cuando tocaban en una banda familiar. Años de conciertos que se notan a la hora de mostrarse ante un público que les sigue de igual manera en una minúscula sala de Madrid o en el escenario más espacioso del festival indie más convencional. Lo suyo es tocar y hacer magníficas canciones como “Clouds”, “Motorcycle” o “Time” con la que cerraron la noche. Lo mejor del grupo está todavía por llegar. Maestría musical y la labor conjunta con Mark Ronson, productor de Lilly Allen o Amy Winehouse y gran dinamizador de la música británica, convertirán al grupo en una de las grandes bandas en un futuro cada vez más presente. Su calidad y capacidad la demuestran desde hace años, su reconocimiento masivo está a punto de llegar. Por ello los privilegiados que pudimos asistir ayer a su concierto, y que habitualmente no seguimos este tipo de músicas, podremos presumir dentro de unos años de haberles escuchado en un escenario nada habitual para este tipo de músicas. El mencionado Mark Ronson productor de los anteriores, también lo es de Kaiser Chiefs, que precisamente están actuando a la misma hora en Bilbao, Radio 3, la emisora musical de RNE, retransmite simultáneamente desde ambos escenarios, en una especie de carrusel musical en una de las cinco emisiones que realizará desde PIRINEOS SUR.

Minutos más tarde aparece una de las grandes damas del rock de las últimas décadas: Marianne Faithfull. Musa de varias generaciones, siempre navegó por múltiples aguas turbulentas cruzando dispares atlánticos musicales y personales, saliendo siempre vencedora de todas las borrascas en las que se vio envuelta. Concierto magnífico desde el inicial “Times Square” hasta el “Sing me” final. Más de noventa minutos con una puesta musical excelente donde sobresale una banda impresionante repleta de notables músicos como Roger Eno o David Couter, que repasaron buena parte de sus grandes canciones editadas recientemente en un disco doble imprescindible en cualquier discoteca se precie. Desde “Broken English”, “La balada de Lucy Jordan” a “Sister morphine”, se vivieron momentos notables de una artista sobresaliente en una noche de música del norte de Atlántico Negro, elaborada desde perspectivas musicales muy heterogéneas en su gestación, desarrollo e interpretación. Barreras generacionales inexistentes cuando la realizan artistas de la valía de los que ayer se presentaron. Genuino lujo artístico, la mejor banda sonora para el escenario más espectacular, así es PIRINEOS SUR
.

Pirineos Sur alcanza su mayoría de edad con una excelente verbena musical inaugurando nuevas instalaciones


17 Hippies y Shantel & Bukovina Club Orkestar elevan la temperatura de una noche con una temperatura invernal

Lo de PIRINEOS SUR para muchos es algo inexplicable, incomprensible para la mayoría de los interesados en acercarse a los encuentros culturales y musicales de verano, más incontable aún para los profanos de la materia. La incredulidad es habitual cuando se relata lo que acontece todos los veranos en el Valle de Tena. No es comprensible que una institución la Diputación Provincial de Huesca ponga en marcha, hoy hace dieciocho años, una cita cultural que poco tenía que ver con lo usual en aquellos tiempos ya lejanos. Una convocatoria alejada de modas efímeras que cada doce meses hay que reinventar. Un espacio para promover la diversidad cultural y la cooperación internacional. Un lugar de encuentro cuya seña de identidad más característica es un escenario flotante donde se producen las aproximaciones y experiencias musicales más dispares, que nunca quiere perderse una luna inmensa que forma parte de la decoración habitual del Festival. Noches mágicas a las que hay que acudir abrigado mientras en el país la alarma es generalizada por las altas temperaturas.

Lo ocurrido ayer tampoco es habitual. Inauguración de un nuevo espacio entre montañas permanente, accesible, moderno, donde se prima la seguridad y la comodidad de los asistentes y que permite el trabajo de los profesionales en las mejores condiciones. Asistencia masiva de autoridades, incluidos aquellos que pusieron en marcha esta iniciativa y que hoy ocupan puestos muy relevantes tanto en el gobierno autonómico como en el central. Musicalmente también primó la novedad. A Pirineos Sur siempre se le asocia con las músicas africanas y su fiesta de cumpleaños la condujeron dos magníficas bandas europeas, con muchos puntos de encuentro musicales con todos los continentes.

Apertura atractiva sin apenas descansos para vencer el frío, embriagando con cantos y bailes. Aires de fiesta que recoge lo mejor de la música tradicional europea y su encuentro con los ritmos de las más diversas procedencias. Músicas que cautivan por igual a los amantes de las músicas más tradicionales y a los amantes de las pistas de baile, sin arrinconar el pop, los ritmos gitanos, klezmer, latinos… incluso la música clásica. Amasijo sonoro que simboliza perfectamente los parámetros por los que se desenvuelve el festival oscense. Más de tres horas y media de músicas excitantes y relajantes con una paralización obligada para conmemorar y reconocer el papel que la emisora Radio 3 de Radio Nacional de España ha tenido en la difusión de las músicas y espacios musicales con identidad en todo este tiempo, en un año en que se cumplen treinta años de su puesta en marcha.

Lo ocurrido anoche simboliza perfectamente a PIRINEOS SUR. Una apuesta que seguramente nadie pensaba cuando echó a andar que tendría la trascendencia y relevancia que posee en la actualidad. Su papel pionero se concibe en la actualidad como una apuesta donde todos los actores que intervienen, incluido el público, tienen que contar con las mejores prestaciones posibles, teniendo presente el entorno donde se desarrolla, para poder deleitar y deleitarse, seguir disfrutando de los sorprendentes momentos vividos en el entorno de Lanuza y que tras la puesta en marcha ayer de sus nuevas instalaciones, es evidente que todavía tendremos la oportunidad de ir creciendo musicalmente con el Festival.

jueves, 2 de julio de 2009

Un té amargo para Paco Martín

El director de La Mar de Músicas se sobrepone a las críticas de censura vertidas contra el prestigioso festival y presenta una programación de alta calidad

Artículo publicado por Antonio Arco en La Verdad de Murcia el pasado 1 de julio. La foto es de
Pablo Sánchez.
Www.laverdad.es/murcia/20090701/cultura/amargo-para-paco-martin-20090701.html

“Contra la tristeza, el vino”, recomendó a los lectores de La Verdad la diosa de México, Lila Downs, a punto de inaugurar con su voz de volcán el festival La Mar de Músicas 2007, dedicado a México (lindo, mejor con tequila). No se sabe si le hizo caso el director del certamen, Paco Martín (Cartagena, 1956), durante los días un tanto amargos que vivió, hace unos meses, en plena preparación de la estupenda programación de esta XV edición que comienza el sábado con el arrebato argelino de Khaled, y que tiene a Marruecos -en la Región hay 63.210 marroquíes empadronados- como país invitado.

El 11 de febrero fue un día turbio para Paco Martín. «Rabat veta a dos opositores en el festival La Mar de Músicas de Cartagena», se leía en la prensa nacional, que informaba de la dimisión de la escritora y psicoanalista Lola López Mondéjar, coordinadora de la programación literaria de La Mar de Letras -la oferta cultural del festival es amplísima: cine, artes plásticas...-, tras el veto de las autoridades marroquíes, aceptado por la organización del certamen, a Nadia Yassin, la portavoz del principal movimiento islamista de Marruecos, y a Ali Lmrabet, el periodista laico que estuvo preso por ultrajar al rey Mohamed VI. La noticia cayó como una bomba sobre un festival, dependiente del Ayuntamiento de Cartagena, que desde su creación por Paco Martín, que parece un diseño humano de Marcel Wanders condenado a no envejecer, había sido un modelo de gestión y éxito.

Lola López Mondéjar, que siempre había contado con el apoyo total del director del festival, dejó clara su postura: consideraba las presiones de Marruecos
«una injerencia injustificable, una censura inadmisible y un atentado contra la libertad de expresión. Lamento enormemente que hechos como éstos se den en nuestro país”.

Paco Martín, acostumbrado a recibir elogios por su labor -hay consenso sobre la brillantez con la que desarrolla su trabajo, y es una referencia en el campo de la gestión cultural-, no daba crédito. «El programa de invitados confeccionado por Lola López Mondéjar no estaba consensuado con la dirección del festival», dijo tajante y dolido. Martín nunca ha ocultado que La Mar de Músicas se organiza en colaboración con la embajada del país invitado, así como que se trata de «un festival de verano en el que lo más importante es la música; nosotros no tenemos como objetivo juzgar la situación socio-política de Marruecos ni de ningún otro país». Desde luego, está claro que La Mar de Músicas no es la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, ni la sede permanente en España de la ONU. Es sólo un festival, muy bien hecho, que ha logrado en este año de crisis que su calidad no se vea reducida.

Salvación

Pero el capítulo de la acusación de censura no estaba cerrado. Otro mal trago estaba por llegar. Una de las ilusiones de Paco Martín era contar, estos días en Cartagena, con la presencia del joven escritor marroquí Abdellah Taïa, residente en Francia y autor de un libro que no hace gracia alguna a las autoridades de su país, El ejército de salvación. Ni el libro les hace gracia, ni tampoco su autor: homosexual militante y crítico contra todo tipo de censuras. Martín estaba dispuesto a pelear ante las autoridades de Marruecos la participación del escritor en el apartado literario del festival, pero de nuevo llovió la desilusión. El 21 de febrero, Abdellah Taïa anunciaba, a través de un artículo de opinión en El País, que no aceptaba la invitación para acudir a Cartagena. El escritor estaba apenado, «y furioso», y «perplejo». «Nunca hubiera creído posible semejante censura en un país democrático», ni tampoco «que un gran festival como el de Cartagena ceda a las presiones», escribió solidarizándose con
Lola López Mondéjar.

Otro jarro de agua fría para Paco Martín, que en mitad de la tormenta de desierto desatada, y del intento por parte de algunos de desacreditar el festival, recibió el apoyo contundente de las direcciones de los principales festivales españoles, que ponían de manifiesto que La Mar de Músicas es hoy «una seña de identidad que hace de Cartagena uno de los lugares claves de nuestros veranos».

La cantidad de músicos, artistas plásticos, escritores, cineastas, actores y fotógrafos que han tenido un hueco en La Mar de Músicas es apabullante: Gilberto Gil, Gustavo Santaolalla, Vicente Amigo, Ismael Lö, Compay Segundo, Khaled, Jaime Bayly, Carlinhos Brown, Laura Restrepo, Mirta Ibarra, Fatih Akin, Óscar Mariné, Bernad Plossou, Cesaria Evora, Cheikha Rimitti, Enrique Morente, Salif Keita, Totó la Momposina, Djavan, Ute Lemper, Milton Nascimento, los Derviches de El Cairo, Michel Houellebecq... Paco Martín y su equipo, con el valioso José Luis Cegarra como adjunto a la dirección -no dejó de estar pendiente del festival ni durante el año (2005) en el que unas durísimas sesiones de quimioterapia lo mantenían apenas sin fuerzas-, han cuidado todo al detalle, empezando por la calidad de los carteles, que ya son historia, que artistas de primerísima fila han regalado al festival:
¡Joan Fontcuberta, Alberto García-Alix, Chema Madoz...!

Respeto

Ayer, Paco Martín estaba tranquilo. Sabe por experiencia que el festival, que a punto estuvo de costarle la vida en 2001, cuando durante la preparación de la edición dedicada a las Cartagenas del Mundo fue ingresado durante varios días de urgencia y desesperación en un hospital de Cuzco, será un año más un éxito. Sus amigos lo adoran. Sus colaboradores lo admiran y respetan. La periodista y escritora Lara López decía, ayer, sobre Paco Martín: «Tiene las cualidades de los grandes. Es un hombre curioso, un generador de ilusiones inquieto con una rara habilidad: sabe mirar. Es muy amigo de sus amigos, que somos muchos. Ojalá él también fuera muchos: al mundo le iría, nos iría, infinitamente mejor».

miércoles, 1 de julio de 2009

Ribagorza Pop Festival


Como realmente no tengo demasiado tiempo para detallar lo que ha sido la IV Edición de RIBAGORZA POP FESTIVAL, incluyo la nota que la amiga Maite Moreno ha incluido en la web de los 40 Principales. La fotografía de Marta Marco corresponde a la actuación de Love of Lesbian.
www.los40.com/articulo/noticias/Coti-Deliquentes-Raimundo-Amador-cierran-IV-Edicion-Ribagorza-Pop-Festival/l40actcon/20090701l40l40con_1/Tes

Un buen cartel no solo con artistas nacionales, este festival además cuenta con aquellos que los hacen en cualquiera de los idiomas de nuestro país combinando diversos estilos musicales dando lugar a un eclético abanico de artistas.

En la edición de este año hemos podido ver a desde a los consagrados Coti, Deliqüentes o Raimundo Amador hasta los más alternativos: El Columpio Asesino, Love of Lesbian y Krakovia sin olvidarse de nuevas propuestas como las de Manel, El Niño de la Hipoteca, Bigott o Cistitis & The Pajer. Completaron la propuesta artistas aragoneses como Vicente Gabasa, Tako o Acetileno legendarios artistas de la comunidad.

Con este certamen se inicia un ciclo de festivales que tendrán lugar este verano en Aragón, una puesta singular en apoyo de la música en directo que tiene en Pirineos Sur y Monegros Festival sus dos citas más importantes.