miércoles, 24 de octubre de 2007

Los peligros del copyright en la era digital

Autor: Wouter Tebbens

Publicado primero en La Vanguardia y después en el
Observatorio para la CiberSociedad.
www.cibersociedad.net/recursos/art_div.php?id=212

En las últimas semanas el director de una pequeña escuela de un pueblo de los Urales ha sido noticia en todo el mundo. En 2005 su escuela invirtió en 16 ordenadores para iniciar a sus alumnos en la era digital. Estos ordenadores llegaron con el software de Microsoft preinstalado aunque aparentemente algunos no disponían de licencia. Por ello ha sido juzgado por piratería y se ha enfrentado a una pena de hasta 5 años en Siberia y 266.000 rublos (unos 8.000 euros) de multa.

Esta historia debe leerse en un doble contexto. Por un lado, dada su inminente entrada en la Organización Mundial del Comercio (OMC), Rusia quiere demostrar que se toma en serio la aplicación de las leyes antipiratería cuando se estima que el 83% de los usuarios en este país no disponen de licencia. Por otro lado, Microsoft lanza una advertencia al mundo: copiar software sin licencia es ilegal y arriesgado.


Sianalizamos más a fondo esta historia, surgen de inmediato cuatro cuestiones clave sobre la ley del copyright o derecho de autor en la era digital, así como sobre el uso de software propietario en las escuelas. Por software propietario se entiende cualquier programa informático con limitaciones de uso, estudio o mejora. En concreto, el software propietario no suele dar acceso al código fuente y, por lo tanto, no permite ser estudiado ni mejorado.


Primero: ¿qué estamos enseñando en la escuela? ¿por qué enseñamos a nuestros hijos a utilizar el ordenador exclusivamente con el software de Microsoft? Tal situación de monopolio, a escala mundial y fomentada desde las escuelas, no tiene precedente. Del mismo modo que no se enseña a pintar con colores de una única marca, tendríamos que exigir que no se enseñe a usar el ordenador y acceder a internet con las herramientas de un solo proveedor.


La segunda pregunta que nos plantea esta historia es: ¿dada esta situación, quién puede pagarse la entrada a la era digital? Este profesor, con un sueldo aproximado de 150 euros, y su escuela, con un presupuesto acorde, posiblemente no. Pagar por el software en la era digital es como pagar para poder hablar. En un contexto de monopolio por parte de un software propietario, esto implica que sólo los ricos pueden, una vez más, hablar. Una gran parte del mundo queda, pues, excluida de este “privilegio”. Esto resulta todavía mas paradójico si tenemos en cuenta que el coste para reproducir el software se ha reducido prácticamente a cero.


La tercera pregunta que es importante hacerse es: ¿quién es responsable o quién está detrás de la aplicación de la ley del copyright? Nuestra historia es, en este sentido, paradigmática. Por un lado, Gorbachov escribió una carta a Bill Gates pidiendo clemencia hacia el pobre director y Putin salió a la defensa de los consumidores indefensos. Por otro, Microsoft respondió que ellos no tienen nada que ver con la aplicación de las leyes antipiratería.


Másallá de declaraciones publicitarias, esta situación nos enseña que debemos tener cuidado con las leyes que creamos. Porque a través de determinadas leyes podemos llegar a construir un mundo sin verdugos aparentes (aunque obviamente, en este caso, estaban detrás la ley y el sistema judicial ruso, la OMC y con ella las grandes corporaciones como Microsoft.) pero sí víctimas.


Cuarto y último: ¿es la violación del copyright un crimen? Su penalización implica criminalizar a la mayoría de la población puesto que, de hecho, muchos de nosotros hemos descargado alguna vez en la vida fotos, vídeos, música o software protegidos por copyright.


Dejando de lado las cuestiones prácticas, hay una cuestión de principio: el copyright impide el copiar y compartir. Esto lleva a situaciones donde, por ejemplo, es ilegal abrir una página web sin permiso o prestar un libro digital a un amigo. Penalizar el copiar y compartir implica, en el fondo, compartimentar y limitar el conocimiento. Sólo adquiriendo los conocimientos de otros, podemos llegar a crear nuevas ideas. Si prohibimos el copiar y compartir, limitamos, por lo tanto, el saber e inventar.


De estas cuatro preguntas se desprende que el software, como muchos otros instrumentos del saber y del comunicar, debería ser por definición libre. Libre quiere decir: libre de usar, estudiar, copiar y mejorar. Esta es de hecho la alternativa que representa el Software Libre. Lejos de ser una quimera, el Software Libre ofrece ya todas las aplicaciones necesarias, desde ofimática y sistemas de gestión empresarial a aplicaciones educativas, para poder trabajar y participar en la era digital.


Pero que nadie se equivoque. El Software Libre no es software de beneficencia. Hay mucha gente que gana dinero con él, pero no vendiendo productos sino servicios. Bajo la filosofía del Software Libre los programas son ofrecidos libremente, pero para crearlos, adaptarlos o mejorarlos se necesita tiempo y especialistas. Este tipo de economía, que favorece por definición a la pequeña empresa local, se enfrenta a la resistencia de las grandes empresas multinacionales y con ellas de la OMC.


Volviendo a la historia con la que empezábamos este artículo, el juez ha acabado absolviendo al profesor y el gobierno ruso ha pagado los 8.000 euros para cubrir las licencias de software. Pero la pregunta es: ¿qué va a hacer este profesor cuando tenga que renovar sus ordenadores? O, ¿qué van a hacer sus estudiantes con lo aprendido? ¿Invertirán varios sueldos en una licencia, dejarán de usar ordenadores por no poder pagarla, copiarán y usarán ilícitamente el software propietario o se lanzarán al Software Libre? El tiempo dirá. Pero depende de nosotros que todo el mundo pueda participar en la era digital sin necesidad de convertirse en infractor o criminal.

martes, 23 de octubre de 2007

Marlango: "Internet es la democracia de la música.

"Internet es la democracia de la música. La música es del que la escucha, no del que la hace. Descubrimos mucha música a través de Internet y si nos gusta la compramos (Alejandro). Me encanta la iniciativa de Radiohead, cuando nosotros podamos haremos lo mismo y confíamos en la ética que nosotros tenemos y que creemos que tiene la gente que nos escucha. (Leonor)"

Puedes leer el coloquio completo con Marlango en el chat de El Mundo:

www.elmundo.es/encuentros/invitados/2007/10/2675/

Las protestas en Birmania demuestran el uso positivo que se puede hacer de internet, según el director de Inteco

Nota aparecida en

www.elconfidencial.com/cache/2007/10/23/49_protestas_birmania_demuestran_positivo_puede_hacer_internet_segun.html

El director general del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO), Enrique Martínez, considera que la denuncia de los acontecimientos birmanos a través del móvil e internet es un ejemplo de los usos positivos que se pueden dar a las nuevas tecnologías.

Frente a ellos se encuentran los usos vejatorios para los que fueron empleadas, como los últimos casos registrados en You Tube, un asunto sobre el que este martes se ha debatido en un coloquio organizado por Fax Press y en el que ha intervenido Martínez.

La privacidad y la seguridad en internet son "un reto social", según el director del ente dependiente del Ministerio de Industria, y para hacer frente a los nuevos retos planteados por la red son necesarios "nuevos instrumentos de intervención social".

Martínez ha destacado que la delincuencia siempre ha existido pero en internet se ha amplificado debido a las dimensiones infinitas de la red, por ello tanto él como otros ponentes han coincidido en la necesidad de una legislación global.

El director de General Electric España y Portugal, Mario Armero, ha exigido a lo largo del debate una regulación global para los delitos informáticos y para todos los posibles usos que no respeten la dignidad de las personas.

El presidente de Fundetel (Fundación para el desarrollo de las telecomunicaciones), Vicente Ortega, ha destacado la necesidad de que la ley se adapte a las nuevas tecnologías y lo haga al mismo ritmo al que éstas evolucionan.

Los participantes en el coloquio, moderado por la directora de Fax Press, Pilar Cernuda, han destacado el auge de la web 2.0, esto es, un espacio virtual construido por los propios usuarios, con contenidos de fabricación propia y comunicación horizontal.

Último número de Brumaria

Contenidos del último número que salió hace un tiempo.

Alexander Alberro Historia y performance en el videoarte reciente.
Jane Crawford
Gordon Matta Clark. Una comunidad utópica: Soho en la década de 1970.
Alice Creischer y Andreas Siekmann
ExArgentina y otras cuestiones.
Brian Holmes
Investigaciones extradisciplinares. Hacia una nueva crítica de las instituciones.
Ana Longoni
"Vanguardia" y "revolución", ideas-fuerza en el arte argentino de los 60/70.
Gerardo Mosquera
Arte y política: contradicciones, disyuntivas, posibilidades.
Gerald Raunig
Revoluciones moleculares y prácticas artísticas transversales.
Suely Rolnik
La memoria del cuerpo contamina el museo.
Gregory Sholette
Arte y en la era de la cultura empresarial.
Eduardo Subirats
La experiencia estética y el espectáculo.
Feng Yuan
La construcción de la imagen de los héroes en el arte revolucionario 1949-1976.




Englishversion:

Introduction.
Alexander Alberro
History and Performance in Recent Video Art.
Jane Crawford Gordon Matta-Clark: A Utopian Community: Soho During the 1970s.
Alice Creischer & Andreas Siekmann ExArgentina and Other Matters.
Brian Holmes Extradisciplinary Investigations. For a New Critique of Institutions.
Ana Longoni "Vanguard" and "Revolution", Key Concepts in Argentine Art During the 60s and 70s.
Gerardo Mosquera Art and Politics: Contradictions, Disjunctives, Possibilities.
Gerard Raunig Molecular Revolutions and Transversal Art Practices.
Suely Rolnik The Body's Contagious Memory: Lygia Clark's Return to the Museum.
Gregory Sholette
Arte y revolución in the Age of Enterprise Culture.
Eduardo Subirats Art & Spectacle.
Feng Yuan Image Construction of Heroes in the Revolutionary Art 1949-1976.

SGAE: la punta del iceberg de un entramado societario

Por ANA TUDELA - MADRID - 22/10/2007 07:04
www.publico.es/dinero/8605


La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) es mucho más que una entidad de gestión colectiva, lo que la obliga según la ley a no tener ánimo de lucro. Esto le ha permitido obtener del Ministerio de Cultura la potestad para recaudar dinero allí donde suene o pueda sonar música de uno de sus asociados.

Sin embargo, como demuestran los datos del registro mercantil, SGAE es sólo la punta del iceberg de un entramado societario.Dentro de éste, la práctica totalidad de las compañías son sociedades limitadas, es decir, sí tienen ánimo de lucro. Además, la facturación de éstas se obtiene básicamente por servicios a SGAE y procede por tanto de la recaudación de derechos de autor.


De momento. SGAE lleva desde 2003 modificando su estructura y traspasando activos (monetarios y tecnológicos) a sus filiales para convertirlas en lucrativos negocios.De SGAE cuelgan dos patas: por un lado la Fundación Autor, que como tal fundación no puede tener tampoco ánimo de ganancia o lucro. Y por otro, la Sociedad Digital de Autores y Editores (SDAE), una sociedad limitada que es el brazo tecnológico de SGAE.


Fundación Autor no puede ganar dinero pero es el único accionista de Iberautor, una sociedad limitada. Ésta a su vez es el principal o único propietario de otras cuatro sociedades limitadas.


Todas ellas se dedican a obtener negocio de actividades relacionadas con la cultura, ya sea con la publicación y distribución de libros, discos y vídeos o con la programación y ejecución de espectáculos. Se trata de Sello Autor, Centro de Producción Audiovisual Autor, Altos del Río y Teatro Príncipe Pío S.L..


Gestión de teatros


Teatro Príncipe Pío S.L., de cuyo capital Iberautor controla el 60,28% (el resto está en manos de Antonio Banderas que redujo su participación en 2002), debe su nombre a un proyecto que nunca vio la luz: la creación por parte de SGAE junto con Riofisa de un espacio escénico en la estación de ferrocarriles de Príncipe Pío en Madrid.


Ríofisa acabó aliándose con la productora holandesa Stage Hólding para el proyecto, lo que motivó una denuncia de SGAE que ésta perdió al demostrar Riofisa que ni se había solicitado licencia de obras.


Pero aunque fallase aquel intento, SGAE ya le tiene preparados casi una decena de teatros a la filial para que desarrolle su actividad, en competencia con otras salas de teatro privadas. Ni Teatro Príncipe Pío ni Iberautor invertirán un euro en la puesta en pie de los espacios escénicos porque no son sus propietarios.


El dueño (o gestor, porque en algunos casos son edificios históricos cedidos por administraciones públicas por hasta 75 años) es la Fundación Autor.

¿Cómo los ha conseguido? En el año 2003, la junta directiva de SGAE decidió iniciar el llamado Plan de Sedes Integrales y dotar a la Fundación Autor del dinero necesario para emprenderlo (ver información en página siguiente). Según la memoria de SGAE de 2004, la decisión se toma en base a un informe de la consultora Ernst & Young.


También en 2003, SGAE decide traspasar sus activos tecnológicos a otra filial 100% suya: SDAE. La actividad fundamental de ésta se centra en el mundo digital y de Internet.


Portales de venta de contenidos, sistemas de protección de copia privada (DRM) con la clara intención de ser comercializados y obtener con ello un beneficio lucrativo. Es el caso del sistema Argos, activo fundamental de Argos International Organization, participada por SGAE, SDAE y la SGAE de Francia.


Directivos pluriempleados


Junto al entramado societario de SGAE existen compañías que no cuelgan de la gestora pero comparten directivos, domicilio social y en algunas ocasiones incluso el teléfono de contacto.


La principal es Microgénesis, de la que fue presidente hasta el año 2000 el actual director general de SDAE, José Luis Rodríguez Neri. Coinciden además entre sus directivos otros de SGAE como Rafael Ramos Díaz o Eva García Pombo.


Entre los negocios de Microgénesis está la gestión de los portales de venta de música Latinergy, Museekflazz, Egrem y Nubenegra y entre sus proyectos (según su página web) está el sistema Teseo (proyecto de SGAE) o La Central Digital (web de Portal Latino). Microgénesis, Coqnet, La Central Digital y Portal Latino, entre otras, han compartido sede en Gran Vía 36 durante años. Ahora se están trasladando todas a Abdón Terradas 4.


Mil fórmulas para sacar de SGAE el dinero recaudado


De la recaudación de SGAE no han escapado ni Inditex, ni TVE, ni las bodas, ni lo van a hacer los móviles, por citar algunos ejemplos. La sociedad sigue incrementando sus ingresos, que en 2006 alcanzaron los 343 millones de euros.


La mayor parte se distribuye entre sus asociados por una fórmula que SGAE no revela. Pero hay otras vías que consumen parte del dinero. Una es el traspaso de activos.


Es el caso de los 55 millones que se traspasaron entre 2003 y 2006 a Fundación Autor procedentes del fondo de promoción. O los activos tecnológicos que se han traspasado a SDAE mediante ampliaciones de capital (de aportación no dineraria, según las cuentas del registro).


Otra de las opciones aparece en las cuentas auditadas de las filiales de SGAE. Iberautor debe su facturación (que ha rondado entre 2002 y 2005 los 10 millones de euros anuales) fundamentalmente a SGAE, que aportó el 93% del total en 2004 y el 84% en 2005.


La factura de 2005, por ejemplo, equivale al 3,4% de todo el dinero recaudado ese año por SGAE como derechos. No se especifican las actividades de Iberautor porque, aclaran, eso puede “provocar perjuicios” a la sociedad. En el caso de SDAE, obtiene el 99% de su facturación de SGAE.Además están las ampliaciones de capital, a las que acude SGAE para reequilibrar el patrimonio cuando una filial entra en quiebra (como SDAE en 2004 o Portal Latino en 2005).


Pero una de las partidas más significativas de las cuentas de las filiales de SGAE son los “servicios exteriores”, que figuran en el apartado de gastos y consumen buena parte de lo que se factura a la gestora. Iberautor, en 2005, gastó en servicios exteriores 7,1 millones de euros. SDAE en ese mismo año refleja por ese concepto 0,51 millones de euros.

SGAE contrata con asiduidad a algunas sociedades no del grupo con las que sí comparte directivos y el domicilio social de sus filiales.


Es el caso de Microgénesis, que tiene entre sus proyectos La Central Digital o el proyecto Teseo de SGAE. Otra es Coqnet. Son quienes figuran como contacto técnico y de facturación de los principales portales de venta de contenidos de SGAE.

jueves, 18 de octubre de 2007

Zero Oscillator

www.myspace.com/themonstermadrid

En primer lugar la creación de un sello discográfico y plataforma de edición musical y en segundo lugar como Organizadora de eventos. Durante más de una década, la figura de estos dos dj's y productores ha estado ligada profesionalmente a la parte más oscura y arriesgada del techno, dejando en un segundo plano la investigación paralela que han hecho en el campo del electro más frío y cortante, el acid, el drum'n'bass, los broken beats o cualquier forma de música de calidad.

En una sesión Zero Oscillator la sorpresa está garantizada, con una cuidada selección musical basada a partes iguales en la tradición electrónica y los sonidos más futuristas y arriesgados. Un set que solo con el background musical de DJ's como ellos se puede disfrutar con la seguridad de estar asistiendo a algo único.

El presente solo da cabida a las modas y las tendencias de útima hora, Zero Oscillator no tiene nada que ver con eso, con el sonido de esta semana o la última tendencia de los charts.

Electrónica de verdad, sin cortar, sin aditivos. Música que en algunos casos resonará en tu cabeza como algo que llevas dentro de toda la vida y que en otros casos te parecerá que es la primera vez que escuchas. En cuanto al sello, no sólo albergará el trabajo de los fundadores de la plataforma, también tendrá cabida producciones de Personas afines al libro de estilo del proyecto, como Boris Divider o Dj Pitch por nombrar alguno. Una nueva criatura musical que viene desde lo más profundo de la historia musical de nuestro país para ofrecer un nuevo concepto de clubbing y sello discográfico.

Apadrina un músico

Noticia aparecida en:
www.hispamp3.com/noticias/noticia.php?noticia=20071017110328

Totem, 17/10/2007 (11:03).

Nace la página web apadrinaunartista.com (AUA), un escaparate gratuito en la Red, para que los músicos noveles puedan exponer sus canciones, conseguir financiación para grabar su primer disco y ganar dinero con su música.

(Europa Press) Gracias a las aportaciones económicas de "padrinos", los nuevos grupos podrán grabar su primer trabajo discográfico, con una tirada inicial de 4.000 copias.

José Pérez, ex director artístico de Sony Music España, y Xavi León, ex manager de Albert Pla, conjuntamente con el músico Albert León son los artífices de "apadrinaunartista.com", cuyo principal objetivo es dar una nueva alternativa a las bandas para que graben sus discos con financiación de los fans (de todo el mundo) y ganen dinero con sus carreras musicales, según informan en un comunicado remitido a Europa Press.

Este portal, que comenzó a funcionar el pasado 1 de octubre, además de música, ofrece imágenes, biografías, calendarios de conciertos y vídeos en formato digital de nuevos artistas. Se trata de un nuevo concepto discográfico, que es posible gracias a Internet y consiste, básicamente, en que los artistas suben sus temas originales a la web y los fans (padrinos) compran participaciones del disco para financiarlo y convertirse en socios del artista.

Una vez que las aportaciones de los "padrinos" alcanzan el presupuesto deseado, la banda puede grabar una primera edición de 4.000 copias de su CD, que se distribuirán entre todos los "padrinos" del artista. Una segunda tirada irá destinada a las ventas en tiendas, conciertos e Internet.

Los ingresos de la banda vendrán por las ventas del disco, la publicidad generada por las descargas gratuitas en la web y por las ventas de "merchandising" de la banda.

REVOLUCIÓN TECNOLÓGICA

"Los artistas tienen aquí un escaparate gratuito para exponer sus canciones, conseguir financiación para grabar su disco y ganar dinero con su música en esta nueva etapa de revolución tecnológica", afirman los creadores de AUA, que además dispone de una radio online para escuchar ininterrumpidamente todas las canciones las 24 horas del día.

Desde su creación, AUA ha reunido a más de 130 artistas que han publicado más de 500 canciones y vídeos, y cuenta con alrededor de 130 padrinos inversores de diversos países. Todo el mundo puede convertirse en padrino inversor por 10 euros. Se permite invertir hasta un máximo de 40.000 euros, que es la cuota necesaria para la grabación de un disco totalmente profesional y listo para promocionar y distribuir.

Cada artista cuenta con un espacio para darse a conocer, un blog, un espacio para colgar sus fotos más interesantes y sus vídeos. Los padrinos también cuentan con unos espacios similares, en los que controlan sus inversiones, además de poderlas cambiar de un artista a otro, o de recuperar su inversión cuando lo deseen.

Más información en: http://www.apadrinaunartista.com/

Actitud María Marta en Barcelona

martes, 16 de octubre de 2007

Radiohead le da la espalda a la industria discográfica y lanza hoy gratis su nuevo disco a través de Internet

Por Jesús Miguel Marcos - 10/10/2007 21:01
http://publico.es/culturas/musica/5284

Hubo un tiempo, no hace tanto, en que la música sólo se cantaba y se escuchaba. No se grababa. La relación entre intérprete y oyente era directa, sin intermediarios. En 1877 Edison construyó un aparato que capturaba el sonido y volvía a emitirlo. Fue el primer intermediario. Aquel extraño dispositivo que parecía un joyero con un cucurucho incrustado se llamó fonógrafo y fue el germen de lo que hoy conocemos como industria discográfica.

El grupo británico Radiohead da hoy un salto hacia atrás en la historia y recupera la relación primigenia: intéprete y oyente, juntos de nuevo. La banda cuelga en Internet su nuevo disco, In Rainbows, y lo pone a disposición de todo el mundo. Hay un intermediario, la tecnología, pero es invisible y no se lleva el dinero. Principalmente, porque es posible que no haya dinero. Cada cual paga lo que quiera. Como dicen ellos en www.inrainbows.com: “En serio, lo que quieras”. Y en ese “lo que quieras” también incluyen “nada”.

Juglares en el siglo XXI


Hubo un tiempo en que la música era cosa de juglares y trovadores. Iban de pueblo en pueblo cantando tonadas que alegraran a los aldeanos. Estos artistas eran pobres, cobraban lo que les daban y comían lo que podían. Y no por ello dejaban de ser artistas.


Es cierto que ni Thom Yorke, voz de Radiohead, ni sus músicos se va a morir de hambre, pero de alguna manera recuperan el espíritu trovadoresco del canto por la voluntad. Devuelven la música a sus orígenes de limosna y mendicidad, como músicos callejeros que cambian los pasadizos del metro por las conexiones ADSL.

¿Siignifica esto que el músico no tiene derecho a ser retribuido por su obra? ¿Significa que depende de la buena voluntad de la gente, cual trovador medieval? Pues puede ser. Es curioso: hay artistas que lamentan que se trate a la música como un producto y luego se quejan de que su cuenta corriente flaquea a causa de la piratería o del intercambio en Internet. Si la música no es un producto, ¿se puede vender?


Guerra a la industria


Por si fuera poco, el gesto envalentonado de Radiohead de lanzar sus canciones de forma gratuita conecta de forma automática con el romanticismo y la autenticidad del rock.


El fan de este género suele identificar al artista con un ser libre de ataduras y de una fortaleza ética descomunal, capaz de reírse en la cara de los que manejan los hilos (aunque luego esté pactando con ellos contratos millonarios).


Y eso es lo que les ha dado Radiohead a sus seguidores: la imagen en directo de una patada en el culo a la industria discográfica. La misma industria, por otra parte, que les ha ayudado a vender millones de discos en todo el mundo.


Porque con esta maniobra el grupo de Oxford tiene mucho que ganar y poco que perder. Al fin y al cabo, de haber seguido con EMI, su casa de discos de antaño, el disco estaría colgado en Internet al día siguiente de salir a la venta. Por cierto, en EMI España ya no envían fotos de Radiohead a la prensa porque “no es un producto que estemos promocionando”, según el departamento de promoción.


Dando su música por la voluntad conectan con la generosidad de sus fans. Por no hablar de la campaña de marketing que les está proporcionando la jugada. Según un portavoz del grupo, la mayoría está pagando en la web cantidades cercanas al precio en tienda. Decir que Radiohead se arriesga con esta postura es decir demasiado.


Lo más novedoso de este caso es que la industria discográfica pierde el apoyo de uno de sus grupos de relumbrón, lo que de alguna manera da la razón a los milllones de usuarios de emule, soulseek y demás “programas amigos” del internauta.

Mientras, en EEUU una pobre mujer ha sido condenada a pagar una cantidad de dólares que mete miedo por compartir 24 canciones de un programa P2P –ni siquiera las bajó ella, sólo las colgó–. “Para dar ejemplo”, dijo el jefe de la investigación.

La venta de discos sigue cayendo mientras algunos aseguran que el futuro sólo está en los móviles y en los conciertos

08/10/2007 Agencias/NoticiasClave.com

En seis años, entre 2001 y 2006, la venta de discos en España ha caído más de un 50% y mantiene un ritmo de descenso que dibuja un futuro incierto para las discográficas. Las previsiones para 2007 apuntan a un descenso del 15%. La comercialización de música digital ha aumentado un 5% en 2006, pero su crecimiento es, por ahora, insuficiente para mantener la producción musical.

Un tercio de las compañías que operaban en el mercado español a comienzos del nuevo siglo se han visto obligadas a cerrar o a fusionarse con otras más potentes, y las cerca de doscientas que todavía hoy hacen frente a la crisis han reducido sus plantillas a la mitad.

"Sí, el panorama es negro", reconoce Antonio Guisasola, presidente de Promusicae, asociación que aglutina a los principales productores fonográficos españoles y que representa al 93% de la industria musical, en unas declaraciones a Efe que reproduce acam.es, la web de la Asociación de Compositores y Autores de Música (ACAM).

Empleo para 60.700 personas

El sector, tanto el discográfico como el de conciertos, da trabajo a 60.700 personas, según la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), y supone el 0,10% del Producto Interior Bruto (PIB) español.

En 2001, recuerdan en Promusicae, se vendieron en España 78,9 millones de cedés, que en 2006 apenas llegaron a 40. La previsión para 2007 es un nuevo descenso en torno al 15%.

Por su parte, Santiago Ureta, presidente de la Asociación de Música en Internet (AMI), afirma que: “el cedé y el DVD tienen los días contados. En dos o tres años el cedé tendrá una presencia apenas testimonial”.

Esta opinión contrasta con la de varios empresarios discográficos que han expresado su opinión en las páginas de la revista del sector CLAVE Profesional o de noticiasclave.com , que consideran que el ciclo de este soporte no está, ni mucho menos, agotado.

El propio Guisasola confía en que esto no ocurra, porque cree posible la convivencia entre el soporte tradicional, el cedé, y el mundo digital, por el que han acabado de apostar «de forma decidida» las discográficas, aunque con unos resultados en los tres últimos años que no son los esperados.

Según la SGAE el incremento de la venta de música digital: un 5% el año pasado, ”no compensa las fuertes caídas de las ventas de soportes”. Esas ventas se repartieron mayoritariamente entre «ringtones» telefónicos (32%) y «singles» descargados a través del móvil (31%).

"El año pasado en España -destaca Guisasola- se descargaron de la Red de forma ilegal 850 millones de canciones, frente a los tres millones legales". El disco -insiste- ha dejado de ser un negocio rentable”. En 2004 las descargas ilegales, según Promusicae, sumaron más de 350 millones.

Reinventar el modelo de negocio

Ante tal panorama nadie en el sector duda sobre la necesidad de reinventar el modelo de negocio, con internet como principal protagonista, ya que la grabación, promoción y distribución pueden hacerse hoy desde cualquier equipo informático, por muy modesto que sea.

Eso hacen ya más de doscientos mil músicos independientes españoles, dice Ureta, que distribuyen y promocionan su música en la Red a través de sistemas de descarga gratuita, bien en su propia website bien en sites que publican las canciones bajo licencias copyleft. Un sistema que ya utilizan más de cuatro millones de artistas en todo el mundo, asegura el presidente de la AMI.

Son músicos que generalmente no están asociados a ninguna sociedad de gestión de derechos de autor y que desean tener el control de su trabajo. Antes, advierten en AMI, han estado en las discográficas mostrando sus maquetas, sin mucho o ningún éxito. Ahora siempre habrá alguien que la escuche.

"El fenómeno evoluciona de manera impresionante, porque cuanta más música hay disponible en la Red más usuarios tiene. Al mes, hay más de tres millones de visitas y de descargas bajo este sistema», dice el presidente de AMI, que prepara para el próximo año el primer concierto en España de músicos copyleft.

El modelo de consumo ”está cambiando radicalmente”, dice Ureta, que ve próximo el momento en el que el único medio que garantizará a un artista la rentabilidad de su música serán los conciertos. ”Alejandro Sanz, por ejemplo, gana más en sus actuaciones en directo que con la venta de sus discos”, afirma.

Esta misma semana Radiohead colgaba su último disco en internet a un precio a libre elección por el comprador.

La Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI) ha advertido de que la combinación entre nuevas tecnologías y medidas policiales para combatir la piratería física -el top manta- ”están conduciendo a España hacia la piratería musical en internet”.

Santiago Ureta opina que la tan denostada piratería no perjudica al artista, ”al contrario, le beneficia”, sobre todo a los rechazados ”por el sistema copyright”.

El presidente de Promusicae ha denunciado en numerosas ocasiones a lo largo de estos años el ”sarampión” que ”predica la gratuidad de la música y la legitimación de su robo sistemático”.

"No hay una conciencia social en contra de la piratería ni un marco jurídico adecuado para combatirla”, insiste el presidente de Promusicae, para quien el actual ”Gobierno ha cedido ante una situación cada vez más grave. Hay miedo a enfrentarse al problema. Al inicio de la legislatura dijeron ser sensibles, pero no se ha hecho nada”.

De concienciación habla también Manuel de Benito Ariza, jefe de la Oficina de Defensa de la Propiedad Intelectual de la SGAE. ”El peligro está ahora en internet. Los jóvenes están convencidos de que la música y el cine deben de ser gratis, y tenemos que decirles que tan fraudulento es engañar a Hacienda como bajarse música ilegalmente”, añade.

El panorama es desalentador, en opinión de Promusicae, más si se tiene en cuenta que la música está cada vez más presente en nuestras vidas.

Según la última macroencuesta sobre hábitos de consumo cultural de la Fundación Autor de la SGAE, el 48,8% de los españoles escuchan música a diario, a través de MP3, reproductores de cedé, radio u otros aparatos, y el 83% lo hace con frecuencia.

El 61,1% de los internautas españoles, informó recientemente SGAE, citando a la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación, descargan música de internet -el porcentaje crece año tras año a ritmo acelerado- pero sólo en el 3% de los casos esa descarga es legal.

"La música está cada vez más presente en nuestras vidas, pero no hemos podido todavía dar el paso para lograr que se traduzca en una adecuada retribución para todos los que hacen posible su existencia y disfrute”, ha destacado Antonio Guisasola.

A las discográficas, insiste Santiago Ureta, ”se les pasó el arroz, siguen estando desconcertadas” y no acaban de encontrar la salida a una situación cambiante año tras año. ”El futuro -asegura- está en los móviles”. continúan así las cosas a las discográficas les resultará imposible mantener su cartera de artistas, y no digamos ya buscar nuevos valores. El panorama es negro, concluye Antonio Guisasola.

"Si continúan así las cosas a las discográficas les resultará imposible mantener su cartera de artistas, y no digamos ya buscar nuevos valores. El panorama es negro, concluye Antonio Guisasola

¡Muera el arte! ¡Viva la denuncia!

http://blogs.publico.es/vialimite/

Es complicado quitarse de la cabeza el atentado de lesa justicia que se cometió hace ahora siete días contra Jammie Thomas, una norteamericana de 30 años a quien el jurado de un juzgado de Minnesota condenó a pagar 158.000 euros por compartir ¡24 canciones!

Las compañías vencedoras Capitol/EMI, Sony BMG, Arista, Interscope, Warner Bros y UMG estaban exultantes: este caso era el primero en que alguno de los 22.000 ciudadanos denunciados por la RIAA (asociación de la industria del disco) se negaba a pagar, iba a juicio y perdía. ¡Castigo ejemplar!

No es cosa de abundar en lo obsceno de un proceso donde grandes compañías oligopólicas lanzan batallones de abogados de la más alta cuota contra un letrado de barrio alquilado malamente por una mujer en paro. Ni en lo absolutamente desproporcionado de la multa. Es un insulto a la inteligencia y a la sensibilidad.

Más allá de la debacle personal de la señora Thomas y de los brindis de los ejecutivos, asistimos a una de las batallas culturales más delirantes que se recuerdan. Según la misma industria y las entidades de recaudación de derechos, son más de 60 millones de personas las que han delinquido en EEUU, compartiendo archivos musicales o visuales de todo tipo. La mitad de la población.

Siguiendo la lógica aplicada en este caso y el nivel de denuncias existente, llegaríamos a que un porcentaje muy notable de los estadounidenses está bajo la espada de Damocles y puede ser denunciado, amenazado y finalmente expoliado de común acuerdo, si se le ocurre compartir unos cuantos cientos de canciones o algunas películas.

aquí viene al pelo recordar unas declaraciones recientes de The Sea and Cake, gran grupo de pop originado en Chicago en los noventa y donde todos sus miembros son también artistas visuales: “La situación es rara. Por una parte, si no vendemos discos, es ruinoso producirlos y editarlos. Por otra, somos plenamente conscientes de que quienes comparten nuestras canciones no son otros que quienes compran nuestros discos y vienen a nuestras actuaciones. Sería muy injusto y absurdo salir a escena echándole una bronca al público o amenazándole con denuncias. Así pues, operamos de otra manera: en los CD incluimos varias de nuestras fotos. Es un valor añadido y una forma de agradecimiento”.

No serán los triunfadores del caso Thomas, para quienes el nuevo modelo de negocio musical consiste en la extorsión de sus propios clientes (100 millones de dólares hasta el momento), pero hay quien aún mantiene un mínimo de sensibilidad y cordura. La mayoría, creo yo.

El Womex edita su recopilatorio 2007 sin incluir artistas ni productores españoles

11/10/2007 NoticiasClave.com

El mercado del sector de las músicas del mundo, Womex, que combina su carácter de feria profesional con el de festival abierto al público previo paso de éste por taquilla, está calentando motores para su nueva edición, que se celebrará del 24 al 28 de octubre en Sevilla.

El Womex ha editado ya su ‘The womeximizer 07’, un recopilatorio de 20 interesantes artistas y grupos ninguno de los cuales es sevillano, ni andaluz ni español. Tampoco hay ningún productor ni editora española.

Patrocinadores andaluces

Si cuenta, en cambio, con seis patrocinadores: Junta de Andalucia, ICAS, Fibes, Cajasol y Unesco-Sevilla, cuyo logos aparecen impresos en la contracubierta del disco, que son andaluces.

El Womex, un certamen de indudable interés para los profesionales del sector de la world music, no se ha caracterizado nunca por la cortesía con sus espónsores ni siquiera con los medios de los que ha recibido difusión, a los cuales reclama el pago de una cuota de inscripción para acceder a sus actividades, algo ciertamente insólito en las ferias profesionales. Mas información de esta edición de la feria en womex.com.

El español ya es la tercera lengua en internet …. y nosotros sin enterarnos

Nota aparecida en: Noticiasdot.com
www.noticiasdot.com/wp2/2007/10/16/el-espanol-ya-es-la-tercera-lengua-en-internet-y-nosotros-sin-enterarnos/

Los internautas anglófonos siguen siendo los más numerosos en internet y representan aproximadamente un tercio de los mil millones de internautas en todo el mundo, pero cada vez tienen más competencia de quienes utilizan otras lenguas, sobre todo asiáticas.

Actualmente, de los 1.200 millones de personas que utilizan internet en el mundo, el 31% (366 millones) tiene el inglés como lengua materna, según el sitio internet ‘worldstats.com’.

El chino, que ya está en segundo lugar, crece sin cesar: el 15,7% de los internautas habla ese idioma, es decir, 184 millones, cantidad que se quintuplicó en siete años, según el mismo sitio.

Luego vienen el español, lengua materna del 8,7% de los internautas (102 millones), seguido del japonés, con 7,4% (86 millones), el francés (5%, 59 millones), el alemán (5%, 59 millones), el portugués (4%, 47 millones), el coreano (2,9%, 34 millones), el italiano (2,7%, 31 millones) y el árabe (2,5%, 29 millones).

Hay que tener en cuenta, sin embargo, a cientos de millones de personas de otras lenguas que utilizan el inglés en internet cuando tienen pocos sitios en su lengua o un alfabeto local.

Asia, donde florecen los sitios de internet, cuenta con la mayor cantidad de internautas (437 millones) pero con una tasa de penetración de solo el 12% de la población, lo que deja un enorme margen de aumento. Hay también 322 millones de internautas europeos y 233 millones de norteamericanos, con una tasa de penetración de 40% y 70%, respectivamente.

Más de 11.000 personas en las Noches de Ramadán en Madrid